SERVUS HISPANIARUM REGIS



miércoles, 15 de enero de 2014

LA BATALLA DE GALLÍPOLI

La infantería otomana aguarda en sus trincheras

Publicábamos ayer una entrada sobre la Medalla de Guerra Otomana, conocida también como Estrella de Gallípoli. Hoy vamos a conocer los pormenores de esta famosa batalla de la Primera Guerra Mundial.
La Batalla de Gallípoli o Batalla de los Dardanelos tuvo lugar en la península turca de Gallípoli en 1915, durante la Primera Guerra Mundial. La campaña se conoce en Turquía con el nombre de Çanakkale Savaşlari.
La batalla se inició en febrero de 1915 con un bombardeo masivo desde los buques de guerra ingleses y franceses contra los fuertes otomanos que defendían el Estrecho, y que fracasó principalmente debido a las minas. Este fracaso promovió entre mandos y gobiernos la necesidad de una operación combinada, en forma de desembarco, entre británicos y franceses con el fin de conquistar la capital otomana, Constantinopla. El control de los estrechos permitiría a Francia y al Reino Unido revitalizar al tambaleante Imperio Ruso y encerrar a los Imperios Centrales geográficamente.
Archivo: Fusileros de Lancashire barco Gallipoli mayo 1915.jpg
Fusileros de la 125º Brigada de la 42ª División Británica se dirigen a la zona de desembarco
Esta idea, defendida por Winston Churchill, se iniciaría con el desembarco cerca de Gallípoli, pero las fuerzas de la Triple Entente no consiguen penetrar por sorpresa en el territorio otomano y fracasan en las sucesivas ofensivas, resultando unas 250.000 bajas por cada uno de los dos bandos.
El 18 de marzo de 1915, las fuerzas francesas, británicas, australianas y neozelandesas iniciaron su primer intento de desembarcar en la península de Gallípoli, pero el ataque resultó un fracaso ya que tres de los barcos aliados resultaron hundidos por minas. Por lo tanto, el almirante inglés Roebuck ordenó la retirada.
Archivo:. La toma de Lone Pine (Fred Leist) jpg
La 1ª Brigada Australiana se abre paso hacia las trincheras turcas
El siguiente ataque se efectuó el 18 de abril con una nueva estrategia: en lugar de concentrar todas las fuerzas en el mismo punto, se produjeron varios desembarcos simultáneos en diferentes bahías de la región. Pero este ataque también fue un fracaso para los Aliados, pues las fuerzas otomanas habían tenido un mes para prepararse ante un previsible desembarco. Las tropas aliada ni siquiera consiguieron desembarcar.
Finalmente unos 20.000 hombres lograron tomar tierra en la Bahía de Suvla dirigidos por el comandante Frederick Stopford. A Stopford se le encomendó la misión de cambiar la situación de punto muerto en la zona y dirigir el ataque, que comenzó el 6 de agosto de 1915. Sin embargo, tras el éxito inicial, el ataque llegó a un punto muerto.
Archivo: Dardanelos defensas 1915.png
Defensas otomanas en los Dardanelos
En la expedición terrestre contra Gallípolo del 25 de abril de 1915, desembarcaron unos 75.000 soldados aliados, pero el efecto sorpresa se perdió debido a la indecisión e inexperiencia de los mandos superiores, al no hacer avanzar a las tropas hasta las alturas que controlaban las playas, y dejando tiempo a las defensas otomanas para fortalecerse. Los primeros logros aliados se perdieron y las fuerzas británicas, francesas, australianas y neozelandesas se vieron atrapadas en el cabo Helles, entre el mar y las colinas de Turquía Las defensas otomanas, bajo el mando del general alemán Otto Liman von Sanders, fueron hábilmente explotadas.
Desde esa fecha de abril hasta el fin de la evacuación de las tropas en enero de 1916, las tropas aliadas se vieron copadas en las playas entre el calor, la masificación, la necesidad de recibir por las playas hasta el agua misma, las ofensivas frustradas y los francotiradores otomanos.
Archivo: 60 libras Cabo Helles junio 1915.jpg
Pieza británica de 60 libras abriendo fuego desde el Cabo Helles
Los británicos tuvieron aproximadamente unas 250.000 bajas, incluyendo australianos y neozelandeses de las tropas del ANZAC(Australian and New Zealand Army Corps). Los franceses sufrieron cerca de 50.000 bajas. Por su parte, el Imperio Otomano soportó 250.000 bajas.
Las pérdidas en buques y el fracaso de la operación se llevaron por delante en forma de dimisión a su principal promotor,  Winston Churchill, por entonces Primer Lord del Almirantazgo, regresando al servicio activo en el ejército británico.
Archivo: Cabo Helles aterrizaje map.jpg
Desembarco y avances de la 29ª División Británica
Hasta el Desembarco de Normandía en 1944, y debido al enorme número de bajas, se generó entre los mandos del Ejército británico una enorme reticencia a desembarcar en playas controladas por el enemigo, a veces conocida como "síndrome de Gallípoli".
Archivo: Kaiser W en Gallipoli.jpg
El Kaiser Guillermo II visita el campo de batalla de Gallípoli en octubre de 1917
El general otomano Mustafá Kemal (conocido posteriormente como Atatürk y que a la postre sería el primer presidente de la República de Turquía) desempeñó un papel primordial en esta batalla al frente de la 19.ª División. Fue el encargado de defender la zona contra el desembarco aliado de tropas inglesas, francesas y del ANZAC. En esas batallas labró su fama como brillante jefe militar y se convirtió en héroe nacional, otorgándosele el título de Paşa (comandante).
Mustafá Kemal junto a sus oficiales
La Batalla de Gallípoli ha sido llevada al cine en varias ocasiones tanto desde la perspectiva aliada como desde la turca

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada