SERVUS HISPANIARUM REGIS



domingo, 24 de junio de 2018

ANA MARÍA DE HUARTE, EMPERATRIZ CONSORTE DE MÉXICO

Escudo de Armas de S.M.I. Ana.svg
Armas de la Emperatriz Ana María de México
Diseño: Ludovicus Ferdinandus


Ana María Josefa Ramona de Huarte y Muñiz,​ más conocida como Ana Huarte de Iturbide, nació en la ciudad de Valladolid en Michoacán el 17 de enero de 1786, considerada por los letrados de la época como el “jardín de Nueva España”. Era la octava de los diez hijos concebidos en el matrimonio del acaudalado y notable comerciante, político, empresario, filántropo y arquitecto español, Isidro Huarte (1744-1824) con su segunda esposa, Ana Manuela Muñiz Sánchez de Tagle (1749-1800), sobrina del obispo Pedro Anselmo Sánchez de Tagle, y perteneciente a la casa de los Marqueses de Altamira.

Su padre era un inmigrante navarro que llegó a la Nueva España en busca de mejores oportunidades en la segunda mitad del siglo XVIII y se estableció en Valladolid, donde comenzó a amasar una enorme fortuna.
Ana María fue bautizada al día siguiente de haber nacido en el Sagrario Metropolitano de Valladolid. En el año que ella nació, la Nueva España era gobernada por el militar malagueño Bernardo de Gálvez y Madrid, «héroe de Pensacola», quien reorganizó el territorio novohispano en diecisiete intendencias para un mejor control administrativo. Su padre y su hermano Isidro serían intendentes de Valladolid.
Ana María asistió al Colegio Santa Rosa María de Valladolid,​ localizado en un edificio anexo a la iglesia conocida como “templo de las rosas”. En él se dio un énfasis especial a la enseñanza y a la práctica de la música.
Aunque originalmente dicha institución fue abierta para proteger a niñas huérfanas, el colegio adquirió fama por su excelencia pedagógica y su escuela musical, y por ello, fueron abiertas las puertas a las jovencitas provenientes de las familias de más abolengo, que pagaban una pensión para que sus hijas tuvieran la educación que se impartía gratuitamente a las huérfanas.
Ana Huarte se distinguió como una excelente alumna y siempre obtuvo buenas calificaciones. Tocaba el clavicordio, y ya como emperatriz, fue discípula de José Mariano Elizaga, un notable músico que la ayudó a perfeccionarse.
Se dice que Ana María era una mujer bella, con rostro de madonna y que poseía unos brazos blanquísimos y redondos. Desde sus tiempos de estudiante en el Colegio de Santa Rosa María, comenzó a dar muestras de poseer gracia, belleza y unos exquisitos modales.
Fue en su escuela donde conoció al joven Agustín de Iturbide, alférez en el Regimiento de Infantería Provincial de Valladolid. Él frecuentaba mucho el Colegio, que fue el primer conservatorio de música en América, donde Ana María era una joven estudiante. Así nació noviazgo que culminó rápidamente en matrimonio en 1805.
Ana María llegó al matrimonio con una excelente dote (100.000 pesos), lo que le permitió a la pareja comprar varias propiedades y aún guardar buena parte del dinero. Al poco tiempo de su boda, en 1806 Agustín tuvo que salir a Jalapa pues se ejecutarían maniobras militares en presencia del Virrey José de Iturrigaray. En 1808 Agustín regresó a Valladolid, y utilizando treinta mil pesos de la dote que su padre le dio en su boda, compró la hacienda de Apeo en el pueblo de Maravatío. Allí pensaban iniciar su vida en común, pero la carrera militar de su esposo no lo permitió. Las guerras, luego las intrigas y finalmente sus deberes en diversos cargos, los distanciaron por largas temporadas.
Pese a la distancia, Agustín de Iturbide y Ana María Huarte concibieron a una numerosa prole, quienes fueron naciendo en diversas partes del territorio mexicano dependiendo siempre, del lugar donde Iturbide era necesitado por su cargo de militar. En casi dos décadas de matrimonio, la pareja trajo al mundo diez hijos.
Entrada del Ejército Trigarante en Ciudad de México
Tras años de guerras, la victoria del Ejército Trigarante condujo a la Proclamación de la Independencia de México (18 de septiembre de 1821) y Austín de Iturbide alcanzó la corona imperial.
Aclamado por la soldadesca y el pueblo que se agolpó frente a su residencia, localizada en un antiguo palacete de la noble familia Moneada, Iturbide y Ana María fueron proclamados emperadores de México. La coronación se efectuó en la Catedral de la Ciudad de México el 21 de julio de 1822. Ana María fue coronada emperatriz en una elaborada ceremonia que fue presidida por los obispos de Puebla, Guadalajara, Oaxaca y Durangode y oficiada por el Arzobispo de México, Pedro José de Fonte.
Coronación de Agustín de Iturbide
Los nuevos emperadores se fueron a vivir al Palacio de los marqueses de San Mateo Valparaíso, construido en el siglo XVIII con un estilo arquitectónico barroco. Se les asignó la suma de un millón y medio de pesos para sus gastos, se organizó una corte con ujieres, maestros de ceremonias, caballeros, mayordomos; se dictaron títulos y condecoraciones y se decretó que el cumpleaños de Agustín de Iturbide sería fiesta nacional.
Ana María se hizo acompañar de una dama principal, siete damas, nueve damas honorarias y siete damas de cámara. Tenía a su servicio encargadas de guardarropa, un médico y las sirvientas. A los príncipes se les asignaron guardianas, tutores e institutrices.
Emperatriz Ana Maria by Josephus Arias Huerta.jpg
La emperatriz Ana María de México
En el momento de la coronación, Agustín tenía semi abandonada a Ana María, pero por razones políticas tuvo que reconciliarse con ella. Iturbide tenía muy mal carácter y la fama de ser mujeriego. Adicto a fiestas y francachelas, en una de ellas conoció a María Ignacia Rodríguez, la célebre “Güera Rodríguez”, quien despertó en él una pasión en la que derrochó la mayor parte de su fortuna.
Por su parte, Ana María entró en una gran depresión y encontraba consuelo en sus hijos y en la comida.
Agustín I, emperador de México
Desde que comenzaron los problemas para su esposo y el Primer Imperio Mexicano, Ana María y sus hijos se refugiaron en un convento, pero después lo acompañaron al exilio cuando éste abdicó al trono el 19 de marzo de 1823, abrumado por la falta de recursos, de apoyos y las defecciones militares.
El 22 de marzo de 1823 salió de la capital la gran comitiva custodiada por soldados leales a los emperadores y escoltada por el general Nicolás Bravo. En Veracruz, Agustín, Ana María, nueve de sus hijos, su confesor, otros parientes, algunos amigos, secretarios, empleados y sirvientes; abordaron el barco mercante Rowlins, que fue cargado con provisiones para la familia y su corte: ganado, treinta cajas de clarete, doce barriles de vino español, platería, joyas y obras de arte.​
Después de un agotador viaje de casi tres meses, donde todavía la familia Iturbide tuvo que soportar una cuarentena en el puerto, llegaron finalmente a Italia, donde el duque Fernando III de Toscana les permitió instalarse a vivir en Livorno, donde alquilaron una pequeña casa de campo.
España presionó para que los Iturbide fueran expulsados de Toscana y tuvieron que mudarse a Londres, donde residieron hasta el regreso de Iturbide a México. El 11 de mayo de 1824, Ana María, Agustín e hijos, a bordo del bergantín inglés Spring, regresaron a México. Al parecer imaginaban que su presencia en el país provocaría una revuelta popular que les devolviera el poder.
El barco atracó en el puerto de Soto la Marina (Tamaulipas), el 15 de junio de 1824. Un día después Iturbide fue hecho prisionero y a los dos días, sin más trámites, se le fusiló. Tenía entonces Agustín cuarenta años. Al sacerdote que lo confortaba le entregó, para que lo hiciera llegar a manos de Ana María, su rosario, su reloj y una carta de despedida.
Ana María estaba embarazada de su décimo hijo cuando mataron a su esposo. Cuando le entregaron su cadáver, mandó a vestirlo con el hábito franciscano y así lo enterró.
El Congreso de México le dio autorización a ella y a sus hijos de marcharse a la Gran Colombia, asignándole a la familia una pensión anual de 8.000 pesos. Pero como no encontraron barco para que les llevara, se trasladaron a Estados Unidos, donde residiría Ana María por el resto de sus días.
En Nueva Orleáns nació su último hijo Agustín Cosme, y residieron después en Baltimore y finalmente en una pequeña casa en Georgetown, a las afueras de Washington. Finalmente, Ana María y sus hijas Juana y María de Jesús se instalaron en Filadelfia, mientras sus hijos proseguían sus estudios en diversos lugares.​ Hacia 1847, el gobierno mexicano dejó de darle la pensión que le correspondía como esposa del fallecido emperador Iturbide, por lo que su situación económica se tornó precaria. El Presidente de los Estados Unidos, James Polk, aceptó recibir en la Casa Blanca a Ana María, afirmando de ella ser una mujer muy interesante.
En el Convento de la Visitación de Filadelfia se conservan diversos retratos y recuerdos de la familia exiliada, pues la viuda de Iturbide entregó muchos años de su vida al convento,donde profesó su hija Juana, buscando en los consuelos de la religión un alivio a sus penalidades. Se le asignó una celda y también un lugar en el coro y en el refectorio para cuando quisiera asistir.​
Ana María obsequió a la sacristía el traje usado en su coronación, de material entretejido de oro y plata, del que se hicieron ornamentos y relicarios. Ana María tuvo la desgracia de perder a dos de sus hijas, ambas novicias, Juana y María de Jesús. Sin embargo, tuvo la alegría de ver a su hijo Salvador contraer matrimonio con la distinguida mexicana Rosario Marzán. En cambio, la ex emperatriz nunca aprobó el matrimonio de su hijo Ángel con la estadounidense Alice Green.

La noche del jueves 21 de marzo de 1861, a los 75 años de edad, Ana María Josefa Ramona de Huarte y Muñiz viuda de Iturbide fallecía de hidropesía en su residencia de la calle Spruce en Filadelfia. Fue enterrada en la bóveda IX del Cementerio de la Iglesia de San Juan Evangelista, que ella adquirió en noviembre de 1849. Bajo una cruz, solo se grabó en ella: AMH

jueves, 14 de junio de 2018

CONFERENCIA: APROXIMACIÓN CRÍTICA A LAS ÓRDENES CABALLERESCAS DE FANTASÍA

Para la de Ayala copia

Hoy jueves 14 de junio de 2018, y dentro del Ciclo de Conferencias sobre la Caballería, organizado por la Orden Militar y Hospitalaria de San Lázaro de Jerusaléndirigido por el Dr. Don José María de Montells y Galán; se impartirá la segunda de las seis ponencias, bajo el título:
“Aproximación crítica a las Órdenes de Caballería de Fantasía”
Será impartida por el Dr. Don Alfonso de Ceballos-Escalera y Gila, Marqués de la Floresta y Vizconde de Ayala, presidente de la Academia Belgo-Española de la Historia.
Sin duda alguna será un nuevo éxito de este Ciclo que inauguraba brillantemente el marqués de Casa Real el pasado 31 de mayo.
Lugar de celebración: Cancillería del Gran Priorato de España de la Orden Militar y Hospitalaria de San Lázaro de Jerusalén, c/ Claudio Coello nº 112. Madrid. 19 horas.

domingo, 10 de junio de 2018

EXPOSICIÓN SOBRE LAS ÓRDENES PORTUGUESAS

La imagen puede contener: 1 persona, texto

Mérito e Distinção: Ordens Honoríficas Portuguesas. Bajo este título se inauguraba el día 9 de junio, con una conferencia del académico Paulo Estrela, una interesante exposición en el Museo de Angra de Heroísmo (Isla Terceira-Azores)
La muestra presenta algunos ejemplos de órdenes y condecoraciones pertenecientes a las colecciones del Museo de Angra do Heroismo (MAH), así como insignias pertenecientes a coleccionistas particulares y a familiares de condecorados, con quienes se asocian personalidades portuguesas como: Vitorino Nemésio, Francisco de Lacerda Machado, el Teniente Coronel José Agostinho y Adalberto Martins entre otras. 
Este tipo de condecoraciones tiene su origen en una tradición secular que se remonta a la Edad Media y que se destina a galardonar y distinguir, en vida o a título póstumo, a los ciudadanos que se hayan distinguido por méritos personales, hechos militares o cívicos, por actos excepcionales o por servicios relevantes prestados al País.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas sentadas e interior
El personal del MAH prepara la exposición
Foto: MAH

El Museu de Angra do Heroísmo está instalado desde 1969 en el antiguo convento de San Francisco y cuenta con tres exposiciones de carácter permanente, siendo la más significativa de ellas la que lleva por título: "Do Mar e da Terra: uma história no Atlântico" y que ocupa todo el piso superior del edificio. También cuenta con una colección de transportes de tracción animal de los siglos XVII y XVIII, así como tres espacios expositivos más dedicados a exposiciones temporales.
Convento de San Francisco, sede del Museo Angra do Heroismo
Foto: MAH

En el Museu de Angra do Heroísmo se cruzan y complementan los planos local, regional, nacional y mundial, dada la estratégica localización del archipiélago de las Azores, y dentro de este, la isla Terceira y la ciudad de Angra.
Fue inaugurado oficialmente el 30 de Marzo de 1949, dependiendo de la Junta Geral do Distrito Autónomo de Angra do Heroísmo. Su primera sede fue el Palácio Bettencourt, que compartió con el Archivo de Angra, entre 1951 e 1969, año en que se trasladó a la actual sede del Convento de San Francisco.
Este edificio fue seriamente dañado por el terremoto del 1 de enero de 1980, dejándolo en complejas condiciones de seguridad. Se mantuvieron  abiertas al público algunas salas del piso inferior hasta que dieron inicio las obras de consolidación, restauración y adaptación iniciadas en 1991. La inauguración de las mismas se llevó a cabo en noviembre de 1997, aunque la reapertura total tuvo lugar en septiembre del año 2000, con la instalación de la exposición permanente.
Biblioteca del Museo.
Foto: MAH

La principal característica del Museu de Angra es su diversidad, y en esto reside su riqueza. Son notables sus colecciones de historia militar y de los transportes de los siglos XVIII al XIX, que permiten compararlo con otros museos portugueses. Sus colecciones de pintura, de escultura, de cerámica y de mobiliario, lo colocan en una posición privilegiada con respecto a otros museos regionales, Sus fondos etnográficos son plenamente representativos de las formas de vida de la Isla Terceira y de las Azores.
También destacan sus colecciones de instrumentos técnicos y científicos, de indumentaria civil y religiosa e instrumentos musicales.
Uno de los patios del recinto museístico
Foto: MAH

Para más información:
http://museu-angra.azores.gov.pt/caracterizacao.html

jueves, 7 de junio de 2018

APUNTES FALERÍSTICOS SOBRE EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA PORTUGUESA


Visita hoy este su "Salón del Trono" nuestro querido y admirado amigo el académico D. Rui Santos Vargas. Y lo hace regalándonos un estupendo artículo de su autoría que versa sobre la pasada vista de estado que el Excmo. Prof. Dr. Marcelo Rebelo de Sousa, Presidente de la República Portuguesa, realizó a España el pasado mes de abril.
Quedamos muy agradecidos por este interesante artículo. Muito obrigado!.

PRESIDENTE DA REPÚBLICA PORTUGUESA EM VISITA DE ESTADO AO REINO DE ESPANHA
Apontamentos Falerísticos

Rui Santos Vargas[1]

A recente Visita de Estado que o Presidente da República Portuguesa, Prof. Doutor Marcelo Rebelo de Sousa, levou a cabo ao Reino de Espanha, de 16 a 18 de Abril de 2018, foi mais um momento feliz na vida dos dois países vizinhos, irmãos e parceiros em diversas organizações internacionais. Esta visita foi palco de troca de condecorações, segundo os costumes diplomáticos, tendo o Presidente de Portugal condecorado S. M. o Rei Felipe VI com o grande-colar da Ordem da Liberdade, e este agraciou o Prof. Marcelo Rebelo de Sousa com o grande-colar da Real e Distinguida Ordem Espanhola de Carlos III. Está dado o mote para o apontamento seguinte onde procuraremos abordar estas duas condecorações.


Figura 1 - Banquete, no Palácio Real de Madrid, em honra do Presidente Marcelo Rebelo de Sousa a 16.04.2018. O Presidente da República Portuguesa ostenta colar, banda e placa da Real e Distinguida Ordem Espanhola de Carlos III. S. M. o Rei Felipe VI ostenta o grande-colar da Ordem da Liberdade, banda e placa do grande-colar da Ordem Militar da Torre e Espada do Valor Lealdade e Mérito, e insígnia de Grão-Mestre da Ordem do Tosão de Ouro. Ambos os Chefes de Estado usam as bandas por cima dos coletes por estarem na presença dos Grão-Mestres das ordens ostentadas. S. M. a Rainha Letízia ostenta a banda e placa de grã-cruz da Ordem Militar de Cristo. (www.casareal.es)

ORDEM DA LIBERDADE
A Ordem da Liberdade foi fundada pelo Decreto-Lei n.º 709-A/76, de 4 de Outubro, tendo como motivação principal a ausência de uma ordem honorífica, dentro das existentes à época, para premiar um conjunto de virtudes e valores que a conjuntura política e a sociedade portuguesa tinham passado a valorizar após a Revolução dos Cravos, isto é, desde o início da vivência em Democracia. Foi então criada a Ordem da Liberdade que se destina a distinguir serviços relevantes prestados em defesa dos valores da Civilização, em prol da dignificação da Pessoa Humana e à causa da Liberdade.
As ordens honoríficas portuguesas estruturam-se em três grupos: antigas Ordens Militares[i], Ordens Nacionais[ii] e Ordens de Mérito Civil[iii], sendo que a Ordem da Liberdade tem a maior precedência entre as Ordens Nacionais.
O grau de grande-colar, agora outorgado a S. M. o Rei Felipe VI, é o grau cimeiro desta Ordem[iv] e é concedido pelo Presidente da República Portuguesa a Chefes de Estado estrangeiros. O grande-colar pode ainda ser concedido pelo Presidente da República Portuguesa a antigos Chefes de Estado e a pessoas cujos feitos, de natureza extraordinária e de especial relevância para Portugal, os tornem merecedores dessa distinção.
Figura 2 - Insígnias do grau grande-colar da Ordem da Liberdade: colar, banda e placa. (www.ordens.presidencia.pt)

Para além de S. M. o Rei Felipe VI foram condecoradas, entre outras, com o grande-colar da Ordem da Liberdade as seguintes personalidades:
·         François Mitterand (Presidente da República), a 28.10.1987, da França;
·         S. M. o Rei Juan Carlos I, a 13.10.1988, de Espanha;
·         Vaclav Havel (Presidente da República), a 13.12.1990, da República Checa;
·         Lech Walesa (Presidente da República), a 11.05.1993, da Polónia;
·         Fernando Henrique Cardoso (Presidente da República), a 04.10.1995, do Brasil;
·         Kofi Annan (Secretário-geral da Organização das Nações Unidas), a 11.10.2005, do Gana;
·         François Gérard Georges Nicolas Hollande (Presidente da República), a 19.07.2016, da França;
·         S. A. o Grão-Duque Henri, a 23.05.2017, do Luxemburgo.

O mesmo Alvará de 15.04.2018 atribuiu ainda a S. M. a Rainha Letízia a Ordem da Liberdade, no grau de grã-cruz, que se vem juntar à Ordem Militar de Cristo, no grau de grã-cruz, que S. M. já possui.


REAL E DISTINGUIDA ORDEM ESPANHOLA DE CARLOS III
Esta Ordem, instituída pelo Rei Carlos III de Espanha através da Real Cédula de 19 de Setembro de 1771, é a mais alta distinção honorífica entre as ordens civis espanholas. Tem como objectivo recompensar os cidadãos que com os seus esforços, iniciativas e trabalhos tenham prestado serviços eminentes e extraordinários à Nação.
O grau de “collar”, outorgado ao Presidente da República Portuguesa na mais recente Visita de Estado ao Reino de Espanha, está actualmente reservado aos membros da família real espanhola, aos chefes de estado e de governo e aos cidadãos espanhóis que possuam, pelo menos há três anos, o grau de grã-cruz. O número de cidadãos espanhóis que, com excepção dos membros da família real, podem receber este grau de colar está restringido a 25.
Para além do Prof. Marcelo Rebelo de Sousa já receberam esta condecoração no grau de colar os seguintes cidadãos portugueses:
·         Presidente do Conselho de Ministros Ernesto Rodolfo Hintze Ribeiro, em 1893;
·         Presidente da República António dos Santos Ramalho Eanes, a 15.07.1980;
·         Presidente da República Mário Alberto Nobre Lopes Soares a 30.03.1988;
·         Presidente da República Jorge Fernando Branco Sampaio a 11.09.2011.


Figura 3 - Detalhe do Colar da Real e Distinguida Ordem Espanhola de Carlos III (www.boe.es)
OUTRAS DISTINÇÕES
Durante a mesma Visita de Estado, a 16.04.2018, o Presidente Marcelo Rebelo de Sousa teve a oportunidade de visitar as Cortes Gerais, constituídas pelo Senado (câmara alta) e pelo Congresso dos Deputados (câmara baixa).
Foi recebido pelos Presidentes das duas câmaras, Pío García Escudero (Presidente do Senado) e Ana Pastor (Presidente do Congresso dos Deputados), que outorgaram a Marcelo Rebelo de Sousa as medalhas das respectivas câmaras.



Figura 4 - Marcelo Rebelo de Sousa já com as duas medalhas atribuídas, com Ana Pastor e com Pío García Escudero. (www.presidencia.pt)
        
  
Figura 5 - Medalha do Senado (esquerda) e Medalha do Congresso dos Deputados (direita) produzidas pela prestigiada Condecoraciones Cejalvo (www.condecoracionescejalvo.es)
               Por sua vez, 18.04.2018, o Presidente da República Portuguesa visitou a Universidade de Salamanca, que comemora actualmente os 800 anos da sua fundação, e agraciou-a com o grau de membro honorário da Ordem Militar de Sant’Iago da Espada. Em nome da Universidade de Salamanca, recebeu a insígnia em estojo o Magnífico Reitor Ricardo Rivero. É de salientar que é a primeira vez que uma instituição espanhola recebe esta distinção, sendo que até à presente data, para além de instituições portuguesas, apenas tinha sido atribuído este grau a instituições brasileiras: Escola Naval a 03.12.1982; Academia de Letras do Brasil e Instituto Histórico e Geográfico Brasileiro a 26.11.1987.


Figura 6 - Marcelo Rebelo de Sousa entrega a insígnia de Membro Honorário da Ordem Militar de Sant’Iago da Espada a Ricardo Rivero. (www.usal.es)
A Ordem Militar de Sant’Iago da Espada foi fundada como ordem militar em Cáceres, em 1170, pelo Rei D. Fernando II de Leão, marido da Infanta D. Urraca de Portugal, filha do Rei D. Afonso Henriques e de D. Mafalda de Sabóia. A introdução da Ordem em Portugal data de cerca de 1172, quando D. Fernando II de Leão veio em auxílio do Rei D. Afonso Henriques.
Modernamente, a Ordem Militar de Sant’Iago da Espada, transformada em ordem laica e de mérito, destina-se a distinguir o mérito literário, científico e artístico de cidadãos[v] ou instituições[vi], nacionais ou estrangeiros.
Entre as personalidades espanholas agraciadas com esta Ordem destacam-se em diferentes graus:
·         S. M. o Rei Juan Calos I, a 11.10.1978 com o grande-colar;
·         S. M. a Rainha Sofia, a 23.08.1996 com grã-cruz;
·         Camilo José Cela, a 19.01.1995 com grã-cruz;
·         D. Antoni Tàpies i Puig, Marquês de Tàpies, a 22.04.1996 com grande-oficial;
·         D. Alfonso de Ceballos-Escalera y Gila, Marquês de la Floresta e Visconde de Ayala, a 23.12.2010 com comendador.


Figura 7 - Insígnia de Membro Honorário da Ordem Militar de Sant'Iago da Espada (www.ordens.presidencia.pt)



[1] Académico Fundador da Academia Falerística de Portugal, Delegado e Académico da Federação das Academias de História Militar Terrestre do Brasil, Académico Correspondente da Academia de Letras de Rondônia.


[i] As antigas Ordens Militares compreendem a Ordem Militar da Torre e Espada do Valor, Lealdade e Mérito, Ordem Militar de Cristo, Ordem Militar de Avis e Ordem Militar de Sant’Iago da Espada.
[ii] As Ordens Nacionais compreendem a Ordem da Liberdade e a Ordem do Infante D. Henrique.
[iii] As Ordens de Mérito Civil compreendem a Ordem de Mérito, a Ordem da Instrução Pública e a Ordem de Mérito Empresarial.
[iv] A Ordem da Liberdade compreende os seguintes graus: grande-colar, grã-cruz, grande-oficial, comendador, oficial e medalha (para pessoas) e membro honorário (para instituições).
[v] Os graus previstos para cidadãos são: grande-colar, grã-cruz, grande-oficial, comendador, oficial e cavaleiro/dama.
[vi] Desde 1976 que as instituições são agraciadas como grau de membro honorário das ordens honoríficas, não recorrendo aos outros graus.

martes, 5 de junio de 2018

RELEVO SOLEMNE DE LA GUARDIA REAL

Imagen relacionada
El próximo miércoles, día 6 de junio, tendrá lugar en el Palacio Real de Madrid el solemne Relevo de la Guardia.
La parada militar escenifica el relevo de las tropas que tenía lugar desde el siglo XIX hasta la época de Alfonso XIII. En ella se representa el relevo que se producía entre las unidades acantonadas en la ciudad de Madrid y que prestaban la guardia exterior en el Palacio de Oriente (Regimiento Inmemorial del Rey, de León, de Saboya, de Covadonga, de Húsares de la Princesa, de Húsares de Pavía, de Lanceros, de Cazadores e incluso, en ocasiones, los Regulares y la Guardia Civil). 
Tras su desaparición, el relevo se retomó el 23 de noviembre de 1994 por iniciativa de la Guardia Real con el objetivo de acercar a todos los ciudadanos este importante capítulo de la historia militar al servicio de la Corona. Para su puesta en funcionamiento se contó con la colaboración de expertos militares y civiles de reconocido prestigio.
El Relevo Solemne de la Guardia comienza a las 12 horas.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie y exterior

jueves, 31 de mayo de 2018

CORPUS CHRISTI DE TOLEDO

Cartel Corpus Christi 2018 Toledo. Autora: Natalia Martínez
La procesión del Corpus Christi en Toledo (España) es una fiesta católica y de exaltación eucarística de tradición muy antigua que se celebra cada año la Ciudad Imperial. Es una festividad de mucha importancia para los toledanos y de gran notoriedad entre los católicos españoles. Desde 1595 se viene celebrando en la conmemoración del Corpus Christi que es el siguiente jueves al octavo domingo después del Domingo de Pascua (es decir, 60 días después del Domingo de Pascua; formalmente es el jueves que sigue al noveno domingo siguiente a la primera luna llena de primavera del hemisferio norte).
Se empezó a celebrar a raíz de haberse otorgado a la Catedral el título de Catedral Primada, por lo que la persona más representativa de este acto fue siempre el correspondiente cardenal primado, como máxima autoridad religiosa. Otros personajes importantes son algunos mandatarios de la Iglesia, autoridades de las hermandades y cofradías y autoridades civiles y municipales.
La primera noticia que se tiene en Toledo de la festividad del Corpus Christi se remonta a 1342, cuando se habla de la cera que se repartió a los clérigos de la catedral para la fiesta del Señor, pero sin saber exactamente en qué consistió tal celebración. Habrá que esperar al año 1418 para conocer por primera vez de la procesión eucarística por las calles toledanas.
Toledo, ciudad donde se forjara la unidad religiosa de España en su Concilio de mayo de 589, la ciudad que durante siglos vio deambular por sus estrechas y empinadas calles y plazas a filósofos y santos, gloriosos mendicantes, reyes, castos varones y emperadores, valerosos militares, misioneros insignes y fundadores de órdenes religiosas, arzobispos, sabios, cardenales que serán reyes, o saldrán para papas..., no tiene por menos que tomar como fiesta mayor el "Corpus" Dios-Eucaristía, el Señor de los señores, camino y meta de los grandes hombres y mujeres que con sus vidas y obras engrandecieron nuestra Historia.
La procesión está dividida en dos partes y su centro es la Custodia. 
En la primera parte desfilan las hermandades, capítulos y gremios de creación más reciente. El protocolo sobre el orden de autoridades y de símbolos suele ser el mismo cada año y siguiendo unas normas y tradiciones muy antiguas. La procesión  transcurre formando dos filas paralelas.
La segunda parte del cortejo, tras la Custodia, está integrada por las máximas representaciones religiosas; en cabeza va el Arzobispo Primado con su séquito y tras ellos las autoridades de la provincia y locales, más las militares.

Orden y Protocolo oficial de la procesión de Corpus Christi en Toledo
  1. Piquete de la Guardia Civil a caballo. Cuerpo fundado el 23 de marzo de 1844 por el segundo Duque de Ahumada. A caballo y en traje de gala, inicia el desfile procesional haciendo que la multitud se coloque en las aceras.


2. Timbaleros del Excmo. Ayuntamiento. Con ropas del siglo XVIII y a caballo, son la perpetuación de los sofieles municipales que en siglos pasados salían de las casas del Ayuntamiento recorriendo las principales calles de la ciudad para pregonar los acontecimientos más relevantes.



3. Banda de Gala de la Guardia Civil. Visten guerrera roja y negra y terminada en capote y pantalón blanco con leguis negros y botonadura dorada; el uniforme termina con el tricornio.
4. Pertiguero. Con una peluca y capa blanca, abre el desfile litúrgico golpeando con su vara de plata anunciando la llegada de la procesión.
5. Cruz Procesional de la Santa Iglesia Catedral Primada. Este signo cristiano fue el regalo que Alfonso V de Portugal hizo al Arzobispo de Toledo Carrillo Acuña de plata dorada, mide 160 x 80 cms, va montada sobre la manga de seda y oro bordada en 1510 por orden del Cardenal Cisneros.

6. Guión y Cofradía del Gremio de Hortelanos. Con traje negro y capa de estameña parda, avanzan precedidos por su verde pendón rematado por una corona de frutos huertanos. Es el único gremio toledano que perdura desde la Edad Media. En 1993 fue revitalizado por Juan Estanislao López Gómez acomodando sus constituciones al momento actual.

7. Niños y niñas de Primera Comunión. El nutrido grupo de estandartes que desfilan son las representaciones de las cofradías y hermandades que tienen su sede en Toledo. Van escoltados por los primicomulgantes que en ese año recibieron del Pan de los Ángeles.
8. Grupos de Apostolado Seglar. Es una reducidísima representación de las 24 asociaciones juveniles de signo religioso que en Toledo desarrollan sus fines de carácter parroquial, interparroquial, nacional o internacional.
9. Asociación de Damas de la Inmaculada. Asociación sin ánimo de lucro, renovada hace cinco años, con el fin primordial de promover y fomentar el culto a la Santísima Inmaculada Concepción, invocando su protección sobre el Ejercito Español, especialmente por las Armas y Cuerpos que la tienen por Patrona. Visten traje negro, mantilla y peineta, con medalla de la Asociación con lazo de la Inmaculada.
10. Banda Juvenil del Ayuntamiento.
11. Adoración Eucarística Perpetua.
12. Hermandad Ntra. Sra. de las Angustias
13. Cofradía de Ntra. Sra. del Amparo.
14. Hermandad de Ntra. Sra. de Guadalupe.
15. Hermandad de Santa María de Benquerencia.
16. Hermandad de la Sacramental de Santo Tomé.
17. Hermandad de Ntra. Sra. de Monte Sión.
18. Hermandad de Ntra. Sra. de la Soledad.
19. Hermandad de Ntra. Sra. Virgen de la Salud.
20. Damas de la Inmaculada.
21. Hermandad del Santo Ángel.
22. Hermandad de Ntra. Sra. de la Alegría.
23. Hermandad de Ntra. Sra. de la EstrellaCofradía incorporada en la procesión en el año 1829. Dama: Vestido y mantilla negras y medalla de la Hermandad. Caballero: Traje Azul y medalla de la Hermandad.
24. Hermandad de Ntra. Sra. del Valle. Con traje negro y medalla de plata al cuello, desfilan los hermanos de la advocación mariana que más devoción tiene en Toledo. Aunque esta cofradía cuenta con una larga historia, es la institución más joven de la procesión.
25. Hermandad de Ntra. Sra. de la Candelaria. En 1996 desfila por primera vez con traje de calle y precedidos por su flamante estandarte. Compone la hermandad la casi totalidad de vecinos de la Azucaica, barrio donde se encuentra ubicada su sede canónica.
26. Hermandad de Santa Bárbara. Al igual que las dos hermandades que la han precedido se incorporó a la procesión en 1996. A la cabeza de los hermanos y hermanas, que visten traje de calle oscuro, va el estandarte campeado por la imagen de la Santa titular con la palma del martirio
27. Hermandad de Ntra. Sra. del Rocío. Con sede en el Convento de San Antonio desfilan con traje negro de calle los caballeros, y vestido negro con mantilla española y peineta las señoras. Todos portan largos varales de plata rematados por un águila bicéfala con la Virgen del Rocío y timbrado por una corona imperial.
28. Cofradía del Stmo. Cristo del Calvario. El estandarte granate con dos anchas corbatas abre las filas de esta hermandad que cuenta con doscientos cincuenta hermanos, doscientos cincuenta cofrades y ochocientos simpatizantes. El Viernes Santo desfilan con la imagen titular, revestidos de hábito burdeos y capirote morado.
29. Cofradía del Stmo. Cristo de la VegaAunque de antiquísima devoción, la hermandad es fundada en 1929 por el canónigo Emiliano Segura y Anastasio Medina, constituida en sus primeros momentos por empleados de artes gráficas y periodistas. En la actualidad cuenta con cerca de quinientos hermanos.
30. Cofradía de la Virgen de la Esperanza, de San Cipriano.
31. Hospitalidad de Lourdes. Con su conocido uniforme de enfermeras desfila esta hospitalidad, que se fundó en Toledo en 1965 por iniciativa de Sor Petra, religiosa de la Caridad, que en esos años trabajaba en el Hospital Virgen de la Salud, donde se nutrió la hermandad en los primeros momentos.
32. Esclavitud de Ntra. Sra. del Sagrario. La Hermandad de la Patrona toledana, representada en su junta directiva, desfila con un traje de calle. El Hermano Mayor porta la “vara de plata”, símbolo de su autoridad. Tiene su sede en la catedral.
33. Cruces Parroquiales. Estos signos cristianos representan a todas las parroquias de la ciudad, aunque no suelen estar todas presentes y además, por desgracia, no son las mejores obras que poseen las parroquias.
34. Adoración Nocturna. Fundada por el fracés Herman el 6 de diciembre de 1848 bajo el lema “Adorado sea el Santísimo Sacramento. Ave María Purísima”. Llega a Toledo en 1899 para la rama masculina y en 1963 se fundó la rama femenina. En el Corpus desfilan con traje de calle y eucarísticas banderas blancas.
35. Órdenes Terceras.
36. Banda del Ayuntamiento.
37. Religiosas de Vida Apostólica. Desde que las religiosas comenzaron a salir en la procesión en la década de los 70, su número nunca fue muy elevado a pesar de contar en la ciudad con 24 casas abiertas.
38. Capítulo de Caballeros de Isabel la Católica




39. Real Cofradía de Caballeros Cubicularios de San Ildefonso y San Atilano.



      40. Cofradía Internacional de Investigadores Stmo. Cristo de la OlivaCompuesta por más de seiscientos doctores y licenciados de todo el mundo, fue fundada en 1985 por Dª Esperanza Pedraza Ruiz y por Dº Gabriel Mora del Pozo. Viste capa de terciopelo negro y doble golilla blanca, birrete negro con el color representativo de la facultad a la que pertenecen; remata el uniforme la insignia en esmalte.



41.Soberana Orden Militar de Malta.


42. Capítulo de Caballeros Mozárabes. Son los descendientes de aquellos cristianos que vivieron en territorio dominado por los musulmanes. Sus primeras ordenanzas se remontan a 1513 pero habrá que esperar hasta 1966 para que se constituyan como hermandad. Visten manto de paño azul con la cruz de Alfonso VI en el brazo izquierdo y birrete de igual color con una borla dorada en su parte superior.


43. Capítulo de Caballeros del Santo Sepulcro. Fundado en 1928 por DºAlfonso Vegue y DºÁngel María Acevedo Juárez para “fomentar la devoción a los Augustos Misterios de la Pasión”. Visten manto blanco marfileño con la gran cruz potenzada de Jerusalén en rojo sobre el brazo izquierdo, el birrete es de raso blanco con bordón de seda rojo en el centro. Son la Guardia de Honor del Primado.



44. Capítulo de Infanzones de Illescas. En el s. XII ya se tiene noticia de estos caballeros vinculados al rey. Será en 1925 cuando el Conde del Cedillo reorganiza esta Real Hermandad constituida por títulos de nobleza. Su veste es una capa roja con una cruz florenzada blanca en el brazo izquierdo y birrete del mismo tono.


45. Capítulo Hispanoamericano de Caballeros del Corpus Christi. Fundado por Don Blas Piñar en 1958. Está integrado por embajadores y cónsules acreditados en España y alto personal del Instituto de Cultura Hispánica. El uniforme es un hábito de paño verde y tres cruces ensanchadas, del mismo color en el pecho, igualmente verde es el birrete.


46. Colegio de Infantes, con acólitos y seises. El Cardenal Silíceo otorgó las constituciones a esta institución el 9 de mayo de 1557 para que cuarenta niños asistieran a la Catedral como acólitos (sotana roja y roquete blanco) y escolanos (túnica blanca). En la actualidad el colegio cuenta con más de mil quinientos niños de ambos sexos.


47. Seminario Diocesano. Fue fundado por el Cardenal Pedro de Iguanzo. Abre las filas el Seminario Menor revestido con albas siguiendo detrás los seminaristas mayores revestidos por sotanas negras y roquetes blancos. Actualmente cuenta la diócesis de Toledo con seis seminarios.
48. Clero Regular. Constituido por la clerecía que profesa alguna regla. Con los hábitos propios de cada orden, desfilan dos representantes de los franciscanos, cistercienses, carmelitas, dominicos, jesuitas y los Hermanos Maristas.
49. Clero Secular. Formado por los sacerdotes del Arciprestazgo de Toledo, entre los que se encuentran los responsables de las 18 parroquias latinas y la curia. Con las velas encendidas, desfilan en la procesión revestidos con las ricas capas pluviales de los Molero, del s. XVIII.
50. Cofradía de la Santa Caridad. Fundada en 1085 por Antonio de Toledo y Suero Gudiel. Al ser la más antigua de Toledo y posiblemente de España tiene el privilegio de ser la cofradía que, entre la Clerecía, va más cerca de la custodia. El decano de Finados porta una pala, símbolo del enterramiento, por ser éste uno de sus fines.


51. Cruz de Mendoza. Entre ciriales del siglo XVI y mazas de plata llega el guión capitular del Cardenal Primado: la cruz del Cardenal Pedro González de Mendoza fue el primer símbolo cristiano que campeó en la Torre de la Vela de la Alambra cuando los Reyes Católicos conquistaron la ciudad de Granada.
52. Acólitos, con báculo. Diáconos de Honor.
53. Cabildo Primado. Este grupo lo constituyen los beneficiados, los capellanes mozárabes y los canónigos, éstos últimos responsables del cortejo procesional. Visten las capas de los Molero y doce “capas de las dignidades” de los talleres de García Mustieles.
54. Acólitos con incensario y Pajecillos. Con pelucas blancas y multicolores vestimentas barrocas, entre las filas de los canónigos avanzan estos niños que van arrojando pétalos de rosa delante de la carroza eucarística. Son los sustitutos de los antiguos seises que iban avanzando delante de la custodia.



55. CORPUS CHRISTI, en la custodia de Arfe, escoltada por la Escuadra de Gastadores de Caballeros Alféreces Cadetes de la Academia de Infantería. Entre el humo del incienso y nubes de flores, avanza la Custodia sobre una carroza del s. XVIII guiada por dos conductores revestidos con mantos negros dieciochescos y pelucas rizadas blancas. La Custodia, recién restaurada, está formada por dos grupos bien diferenciados: un ostensorio y la Custodia de Arfe. El ostensorio o custodia de mano es obra del orfebre Almerique y fue comprada por Cisneros en 1505 en la testamentaría de Isabel la Católica. Tiene un peso de 17 kg de oro puro más una infinidad de gemas, perlas y esmaltes; costando a Cisneros 1.034.810 maravedíes. La Custodia de Arfe, con 2'50 metros de altura, tiene un total de 12.500 tornillos, 260 estatuillas y 5.600 piezas. Su peso, exceptuando las pedrerías y perlas, es de 183 kg de plata más 18 kg de oro, que sumado a la custodia interior hace un total de 218 kg de metales nobles. La cruz que remata la Custodia es obra de Laínez, trabajada con tres onzas de oro, cinco de plata, cuatro esmeraldas y 86 perlas.



56. Emmno. Sr.Arzobispo de Toledo. Como máximo oficiante y presidente del acto, el Arzobispo de Toledo, acompañado por dos canónigos dignidades y revestido con la capa pluvial del cardenal Borbón, desfila tras la Custodia como desde siempre lo ha venido haciendo, según consta en los documentos desde el s.XIV.
57. Excmo. Sr. Obispo Auxiliar de Toledo.
58. Autoridades Civiles: Ayuntamiento de Toledo, Diputación Provincial, Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Universidad de Castilla-La Mancha. Tras el arzobispo desfilan las autoridades, encabezadas por el Presidente de la Autonomía, siguiendo la normativa dada por el Papa Clemente V en 1311. Desde antiguo lo presidía el monarca o la persona delegada, recayendo la representación hasta 1978 en el Ministro de Justicia. El Ayuntamiento de Toledo: Precedido por dos alguaciles de vestidos negros y los sofieles y maceros con ropones encarnados, sigue el Ayuntamiento con el guión de la Ciudad. Preside la Corporación el Alcalde con la vara propia de su cargo.

La Diputación Provincial de Toledo: Presidida por su Presidente, es la representación de toda la provincia. Abren las filas los heraldos con maza al hombro y dalmática de terciopelo verde bordado por las religiosas Adoratrices, calzan los llamativos coturnos de curvada puntera. La Universidad de Castilla La Mancha: Es la última institución laica que se ha sumado al desfile, haciendo su primera aparición en el Corpus de 1991. Viste toga negra y los birretes son los colores propios de las facultades de procedencia. Es la máxima representación académica de la región.

59. Compañía de Honores de la Academia de Infantería, con Bandera, Banda y Música.El Ejercito cierra el desfile con Bandera, Banda de Música y una Compañía de Honores. Desde antiguo ha estado siempre presente en la procesión toledana, como lo aseguran los innumerables documentos que desde el s.XVI hablan de su presencia escoltando al Corpus Christi.

La custodia es la protagonista del cortejo, es el objeto litúrgico en virtud del cual (o mejor, de lo que representa) se organiza esta procesión. Es también el objeto más importante que se guarda en la capilla del Tesoro de la Catedral de Toledo. Su autor es Enrique de Arfe, el gran orfebre del siglo XVI. Fue un encargo del Cardenal Cisneros. Es de traza gótica arcaizante y de una gran belleza arquitectónica. En un principio se labró en plata pero a finales del siglo XVI el arzobispo Gaspar de Quiroga mandó que se dorase, para hacer juego con la custodia del altar mayor que es de madera dorada. La custodia tardó siete años en elaborarse y su coste supero los quince millones de maravedíes, de los que Arfe recibió, además de los 2.700 reales estipulados, un aguinaldo de 2.500 maravedíes que el cabildo catedralicio le entregó en la Navidad de 1523 impresionado por su trabajo.

La custodia sale en la procesión sobre una carroza fabricada para este fin con una nivelación muy ajustada que se acciona mecánicamente. Va escoltada por las autoridades eclesiásticas y políticas (por delante de ella) y por los cadetes de la Academia de Infantería (por detrás). A su paso es costumbre mantener un gran silencio en señal de respeto.
El día del Corpus amanece con el toque de dianas y el lanzamiento de cohetes. Después la Tarasca se pasea de nuevo acompañada de la charanga, los gigantones y cabezudos.


A las 11, una salva de morteros anuncia la salida de la Custodia; que sale de la catedral, por la puerta Llana. La procesión sigue adoptando la tradición en cuanto al orden y distribución de la comitiva, añadiendo desde hace bastantes años el grupo de niños de primera comunión que se incorpora detrás de los gremios.
La procesión del Corpus se celebró desde sus orígenes en jueves, pero en 1991, tras el acuerdo Iglesia-Estado, se reorganizó el calendario laboral y la fiesta de Corpus se trasladó al domingo siguiente. Este cambio se hizo en toda España a excepción de Sevilla y Granada donde se celebra en jueves por un permiso de Roma. En el 2004 y con motivo de la celebración de Elecciones al Parlamento Europeo, el Arzobispado determinó que se celebrase la procesión en jueves (por tradición) y en domingo (festividad litúrgica del Corpus Christi), de manera que desde entonces se celebran dos procesiones de igual composición y misma solemnidad cada año. Esta duplicidad se ha mantenido hasta la llegada del actual Arzobispo de Toledo, D. Braulio Rodríguez Plaza, que ha mantenido únicamente la procesión tradicional del jueves.
En 2010, a raíz de la entrada en vigor del nuevo Reglamento de Honores Militares se suprimió la presencia de la bandera, banda y música de la Academia de Infantería de Toledo. Gracias a Dios esta absurda prohibición ha sido suprimida  recientemente y con ello se ha recuperado la tradición, que sólo puede ofender a los que atacan a nuestra Santa Madre Iglesia sirviéndose de la disciplina de nuestros Ejércitos.



Nadie que pueda debe dejar pasar la ocasión de contemplar, al menos por una vez, esta sublime manifestación de fe que es la Procesión de Corpus Christi de Toledo. La ciudad y España cantan jubilosos al que es Amor de los amores.

¡¡¡ALABADO SEA EL SANTÍSIMO SACRAMENTO DEL ALTAR!!!