SERVUS HISPANIARUM REGIS



domingo, 19 de marzo de 2017

EL REAL MONASTERIO DE SAN CLEMENTE DE SEVILLA

Monasterio de San Clemente.jpg
La sobria y austera Portada del Monasterio
Foto: Anual
El Real Monasterio de San Clemente, fue fundado en 1248 por el rey Fernando III el Santo, que habiendo entrado sus tropas en la ciudad de Sevilla un 23 de noviembre, festividad del papa San Clemente, convino erigir un monasterio dedicado a dicho santo pontífice.
Este monasterio sevillano, que en 2017 cumplirá setecientos sesenta y nueve años de vida, está situado en el mismo enclave fundacional desde sus inicios. El Rey Santo, decidió que la orden monástica del Císter femenino ocupara este nuevo monasterio, por la gran relación existente entre esta prestigiosa Orden y la familia real castellana. La primera abadesa de la que existen evidencias fue una señora llamada Doña Gontrueda Ruiz de León, con la que posiblemente se iniciara la vida de este cenobio femenino.
San Clemente fue creciendo en importancia y relevancia, siempre ligado a la Corona y al arzobispado hispalense. Recibirá en su claustro a las más importantes damas de la sociedad sevillana de los siglos medievales. El monasterio terminó siendo escogido como panteón real por diversos miembros de la realeza, que fueron sepultados en diferentes emplazamientos:
La reina María de Portugal (1313-1357), esposa de Alfonso XI de Castilla y madre de Pedro I el Cruel;  Fernando de castilla (1332-1333), hijo de Alfonso XI de Castilla y maría de Portugal; Berenguela de Castilla (1253-1300), hija de Alfonso X el Sabio y Violante de Aragón; Beatriz de castilla (+ 1409), hija de Enrique II de Castilla y de Beatriz Ponce de León y Jérica.
María de Portugal. Sepulcro.jpg
Tumba de la Reina María de Portugal
Foto: José Luis Filpo Cabana
Monasterio de San Clemente, Sevilla. Portada.jpg
Una de las portadas del Monasterio
Foto: José Luis Filpo Cabana
A finales del siglo XVI se realiza una ampliación en el monasterio, pues había que hacer una nueva iglesia más acorde y suficiente en tamaño para el número de religiosas, de manera que ésta pudiera cubrir sus necesidades. La remodelación es un claro indicador de la importancia del monasterio, que no sólo se observa relevante en los siglos medievales, si no que también se mantiene así durante los siglos posteriores.
Arquitectónicamente, hoy en día, es un conjunto heterogéneo de edificaciones, construidas en diferentes épocas y estilos, desde el siglo XVI al s.XVII. 
A la Iglesia se accede a través de un extenso doble compás neoclásico con atrio porticado y recorrido por naranjos, damas de noche y jazmines. La nave de la iglesia está cubierta por un artesonado mudéjar, observándose también paramentos cubiertos en su parte inferior por un conjunto de azulejería cerámica pintada.
Monasterio de San Clemente. Pórtico.jpg
Pórtico de acceso a la Iglesia del Monasterio
Foto: José Luis Filpo Cabana
El Retablo Mayor de la iglesia de San Clemente consta de sotobanco y banco, dos pisos de tres calles y un ático. Levantado por los hermanos felipe y gaspar de Ribas, puede considerarse como una de las mejores creaciones barrocas sevillanas.
Monasterio de San Clemente (Sevilla). Iglesia.jpg
El magnífico retablo
Foto: José Luis Filpo Cabana
En un sepulcro de piedra sencillo, cobijado por un arco en el lado del Evangelio de la iglesia, reposan los restos mortales de la Reina María de Portugal.
En el lado de la epístola podemos contemplar el espléndido retablo de San Juan Bautista que fue realizado por Francisco de Ocampo y Felguera entre los años 1606 y 1610. Las esculturas son de Gaspar Núñez Delgado, destacando el San Juan por su maestría. Las pinturas y la policromía son obra de Francisco Pacheco. El resto de los retablos de la iglesia del convento de San Clemente, a excepción de uno dieciochesco, son del siglo XVII.
Monasterio de San Clemente (Sevilla). Claustro.jpg
El bello claustro de 1617 se convirtió en modelo para otros cenobios sevillanos
Foto: José Luis Filpo Cabana
La riqueza artística que ostenta el monasterio se reparte entre relieves, lienzos, pinturas, esculturas y motivos ornamentales de diversas épocas y artistas, tales como: Juan Martínez Montañés, Gaspar Núñez delgado, Francisco de Ocampo, Francisco Pacheco, Valdés Leal, Lucas Valdés, Francisco de Paula Escribano o Lorenzo Barba Figueroa, entre otros.
En el archivo del Real Monasterio de San Clemente se conserva una colección de privilegios reales otorgados por diversos monarcas al monasterio entre los años 1261-1327.
Privilegio rodado de Alfonso X concediendo una huerta al monasterio de San Clemente de Córdoba (11-1-1261).jpg
Privilegio Rodado de 11 de enero de 1261, del Rey Alfonso X el Sabio, concediendo una huerta al Monasterio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada