SERVUS HISPANIARUM REGIS



martes, 28 de octubre de 2014

AMADEO DE SABOYA-AOSTA, DUQUE DE AOSTA Y VIRREY DE ETIOPÍA


Bandera del duque de Aosta como Virrey de Etiopía (1937-1941)
Diseño: Flanker

Amedeo Umberto Lorenzo Marco Paolo Isabella Luigi Filippo Maria Giuseppe Giovanni di Savoia-Aosta, nació en Turín el 21 de octubre de 1898.
fue hijo de Manuel Filiberto de Saboya, segundo duque de Aosta y de la princesa Elena Luisa de Orlens; y nieto del efímero rey de España Amadeo I (1871-1873).
Come heredero del Ducado de Aosta, recibió el título de Duque de Puglia.
A los nueve años fue enviado al Reino Unido para estudiar en el Colegio de Saint Andrew. A los quince años regresó a Italia para hacer carrera militar, matriculándose en el Real Colegio de la Nunziatella de Nápoles.
Durante la Primera Guerra Mundial se alistó como voluntario en el Ejército Italiano, en un regimiento de artillería a caballo, con la graduación de cabo, tras recibir autorización de su tío el rey Víctor Manuel III, aunque sólo contaba con apenas dieciséis años. Durante el conflicto logró ascensos por méritos de guerra, obteniendo el grado de teniente, sirviendo en primera línea en el frente del Carso. 
Armas de los Duques de Aosta
Diseño: Katepanomegas
Tras la Gran Guerra marchó a la Somalia Italiana junto a su tío Luis Amadeo, duque de los Abruzzos. Allí realizó la exploración del río Uèbi Scebèli con el objetivo de instalar una explotación para el cultivo de algodón, caña de azúcar y plantas oleaginosas. Juntos, tío y sobrino, impulsaron la construcción de una línea férrea y una población, bautizada como Villaggio Duca degli Abruzzi.participando en acciones militares en Libia, hasta el punto de que se le acuñó el sobrenombre de Príncipe del Sáhara.
Volvió al Reino Unido para estudiar brevemente en Eaton y en la Universidad de Oxford.
En 1921 Amadeo partió al Congo Belga como castigo por ciertos comentarios inapropiados que vertió en la corte sobre los reyes de Italia. Trabajó con identidad ficticia en una fábrica de jabón de Stanleyville (hoy Kisangani). 
El 24 de julio de 1925 regresó a Italia, donde obtuvo la licencia de piloto militar.
Volar fue la gran pasión del duque de Aosta
Vuelto a África, Amadeo realizó numerosos vuelos de reconocimiento, logrando una medalla de plata al valor militar  por sus arriesgadas acciones en vuelo sobre la Cirenaica.
Más tarde se licenció en Derecho por la Universidad de Palermo y presentó una tesina bajo el título: I concetti informatori dei rapporti giuridici fra gli stati moderni e le popolazioni indigene delle colonie, examinando el problema colonial bajo el aspecto moral, sosteniendo que la imposición de la soberanía de un estado sobre los indígenas se justifica moralmente sólo si se mejoran las condiciones de vida de las poblaciones colonizadas.
Contrajo matrimonio en Nápoles el 5 de noviembre de 1927 con su prima hermana, la princesa Ana Elena María de Orleans, con la que tuvo dos hijas: Margarita Isabel y María Cristina.
Amadeo de Saboya-Aosta y Elena María de Orleans
En 1931 se convirtió en Duque de Aosta tras la muerte de su padre.
En la década de los años treinta residió en el Castillo de Miramar de Trieste, mientras ostentaba el mando de la 4ª Ala de Caza de la Regia Aviazione con sede en Gorizia. Después comandó la Brigata Aerea y, finalmente, la División Aérea "Aquila". 
El Duque de Aosta con sus aviadores en Gorizia
En 1935, al iniciarse la Guerra de Etiopía, quiso marchar al frente, pero el Rey no se lo permitió, alegando su posición en el orden de sucesión al trono italiano.
Se especuló con su candidatura para ocupar el trono de Hungría e incluso el de España tras la Guerra Civil.
El 21 de octubre de 1937 Amadeo de Saboya fue nombrado Gobernador General, Comandante en Jefe del África Oriental Italiana y Virrey de Etiopía. 
El Virrey visita una aldea etíope en mayo de 1940
Al estallar la Segunda Guerra Mundial, asumió el mando de las tropas del Regio Esercito Italiano destacadas en el África Oriental Italiana: Etiopía, Eritrea y Somalia.
Cuando en enero de 1941 el Ejército Británico inició la Campaña del Este de África, con apoyo de tropas de la Francia Libre, la situación de las tropas al mando del duque de Aosta comenzó a empeorar progresivamente. El 15 de enero de 1941, el emperador legítimo de Etiopía, Haile Selassie regresó al país, lo que provocó el estallido de una sublevación en el territorio, que en pocos días tomó el control de la mayor parte de Etiopía.
Las posiciones italianas se derrumbaron con rapidez y en abril de 1941, los italianos fueron expulsados de Addis Abeba.
Las escasas fuerzas italianas bajo el mando del duque de Aosta se retiraron hacia las montañas etíopes para organizar una última resistencia. Amadeo se atrincheró entre el 17 de abril y el 17 de mayo en el monte Amba Alagi junto a 7.000 soldados; una fuerza compuesta por carabinieri, aviadores, marineros de la base de Assab, 500 sanitarios y alrededor de 3.000 efectivos de las tropas indígenas.
Las tropas italianas quedaron cercadas por las fuerzas británicas del general Cunningham (39.000 soldados). Los italianos, inferiores tanto en número como en medios, dieron pruebas de gran valor, pero el frío y la falta de municiones, agua y leña, acabaron por provocar su rendición a los británicos. 
El 19 de mayo de 1941, poco antes de la rendición formal, Amadeo autorizó a los indígenas de sus fuerzas a regresar a sus aldeas, aunque la gran mayoría prefirieron quedarse como prisioneros, demostrándose los fuertes lazos establecidos entre los italianos y sus ascari. 
Los soldados de Su Majestad Británica presentaron armas y rindieron honores militares, no sólo como homenaje al comandante enemigo, perteneciente a la mejor nobleza europea, sino como signo de admiración hacia los combatientes italianos y el coraje que habían demostrado. Los oficiales pudieron conservar su pistola de ordenanza.
Amadeo de Saboya, duque de Aosta
El duque de Aosta, junto con su ejército, quedó rendido ante los británicos, que hicieron prisioneros a 18.000 hombres, entre ellos el propio Duque y otros cinco generales italianos.
Amadeo, prisioniero de guerra número 11.590, fue transferido por vía aérea a Kenia. Una vez allí se le envió a Dònyo Sàbouk, una localidad insalubre y castigada por la malaria a unos 70 kilómetros de Nairobi. El Duque solicitó a los británicos la mejora de las condiciones de prisión de los soldados italianos y la repatriación del personal civil. Los británicos no realizó concesión alguna y no permitió que los prisioneros pudieran ser visitados.
El duque de Aosta prisionero de los británicos
A partir de noviembre de 1941 Amadeo comenzó a padecer ataques febriles. En diciembre se le permitió saludar a los prisioneros italianos desde un automóvil junto a las alambradas. Sus soldados lo saludaron por última vez.
El 26 de enero de 1942 le fueron diagnosticadas malaria y tuberculosis, empeorando su salud con gran rapidez.
El duque de Aosta moría el 3 de marzo de 1942 en el Hospital Militar de Nairobi. 
En su funeral  los generales británicos llevaron una señal de luto en sus uniformes. 
Por deseo expreso del finado, fue enterrado en el Sagrario Militar Italiano de Nyeri (Kenia), junto a 676 de sus soldados. 
Le sucedió en el Ducado de Aosta su hermano Aimone, que había aceptado ejercer como rey del estado de Croacia, creado por alemanes e italianos, con el nombre de Tomislav II.
En Roma se conserva su memoria en la Galleria Principe Amedeo di Savoia-Aosta y el Puente homónimo inaugurado en 1942.
El Puente Príncipe Amadeo de Saboya-Aosta en Roma

No hay comentarios:

Publicar un comentario