SERVUS HISPANIARUM REGIS



domingo, 20 de marzo de 2011

EL SALÓN DEL TRONO DEL PALACIO DE CASERTA





Hoy, domingo, nos vamos a conocer el Palacio de Caserta en el viejo Reino de Nápoles. Una gigantesca construcción vinculada a un monarca de la Casa de Borbón de España que antes de sentarse en el trono de Madrid fue rey en Nápoles.

El Palacio de Caserta se encuentra en el antiguo reino de Nápoles o de las Dos Sicilias. Fue mandado construir en 1752 por el rey Carlos VII (hijo del rey de España Felipe V), que posteriormente se convertiría en Carlos III de España. En esa época Nápoles era la mas importante ciudad Italiana y una de las grandes capitales Europeas, y por ello, para demostrar ese esplendor, el rey encomendó la construcción de un gran palacio a Vanvitelli. Se dice que el rey participó activamente en el proyecto y que intentó emular por una parte la grandeza de Versalles y por otra la disposición espacial del Palacio madrileño del Buen Retiro, en el que creció como infante de España. Tras la marcha del rey Carlos VII las obras se ralentizaron, no concluyendo su construcción hasta 1832.

Archivo:CarloVIII di Napoli.jpg

Carlos VII de Nápoles y Sicilia, luego Carlos III de España

Las dimensiones de palacio son impresionantes y prueba de ello son las 1200 estancias que alberga dentro de sus muros. Tiene planta rectangular con una altura de 36 metros, distribuidos en cinco pisos. En cuanto a sus fachadas, en la parte central se dispone un pabellón con frontispicio triangular, y bajo el un nicho desde el que se accede al balcón principal. El resto de las fachadas se completan con pilastra y columnas de orden gigante en los resaltes laterales en el caso de la delantera, mientras que en la trasera se disponen a lo largo de toda ella.

El interior alberga cuatro patios de igual tamaño que se abren a los lados de una galería central que atraviesa el palacio y que permite ver el parque a través de ella desde el extremo opuesto al mismo. En el centro de esta galería , y coincidiendo con el centro del palacio, se alza un gran vestíbulo en el que se encuentra el Hércules Farnesio, una escultura romana que perteneció a la familia Farnesio y que heredó el rey Carlos. Así mismo, este vestíbulo da acceso a la derecha a la gran escalera de honor, la gran joya de este palacio.


La espléndida Escalera de Honor

Es de tipología imperial con una rampa ascendente que se bifurca en otra dos en un rellano flanqueado por dos leones. Esta decorada con mármoles blancos y rosados, desembocando en otro vestíbulo que permite el acceso a la capilla, justo en el lado opuesto, y que recuerda a la de Versalles por su planta alargada, aunque es mas sobria y está decorada con los mismos materiales que la escalera. Las estancias interiores se hayan divididas en los apartamentos viejos del s.XVIII y los apartamentos nuevos del s XIX, mas amplios y en estilo neoclásico.


Salas del siglo XIX

Entre estos últimos destaca el Salón del Trono, de planta rectangular y en el que abundan las pilastras y detalles dorados, así como el salón de alabarderos. Otra de las primeras estancias interiores es el teatro, inspirado en el de San Carlo, en la capital. Su gran peculiaridad está en que la parte trasera del escenario se podía abrir para poder contemplar el parque durante las representaciones.


El hermoso Teatro de la Corte

Lo mas sobresaliente de las estancias son sus techos pintados al fresco con una delicadeza exquisita, con trompe-l'oeil y grutescos.


Salón del Trono del Palacio de CasertaEl parque, también fue trazado por Vanvitelli, y es uno de los últimos ejemplos del jardín al estilo italiano o francés. Se articula en varios niveles descendentes a lo largo de un eje central, culminando en una impresionante cascada que tiene un desnivel de 80 metros y que se origina en la bella fuente de Diana. Situada sobre una colina, está formada por diversos grupos escultóricos dispersos en un manantial natural y muestra el momento en que Diana es atendida por las ninfas durante su baño. A lo largo de la cascada se encuentra también la fuente de Ceres, y a la derecha de esta se abre el primera jardín de estilo ingles proyectado en Italia. El parque alberga otros muchos lugares encantadores como el lago de la ninfas con una pequeña isla artificial y exuberante vegetación, un invernadero, reconstrucciones de ruinas romanas, la torre de Pernesta que es un pabellon de planta octogonal del siglo XVI, un gran estanque con peces, etc. Además, no lejos de aquí los reyes disponían de otros palacetes de descanso como San Leucio y Carditello.


Vista de la Cascada, los jardines y el Palacio de Caserta

© Grandes Palacios de Europa by Perfidius Poppea 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada