SERVUS HISPANIARUM REGIS



jueves, 8 de diciembre de 2011

FESTIVIDAD DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN

"Tota pulchra es Maria"



"Declaramos, proclamamos y definimos que la doctrina que sostiene que la Beatísima Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de la culpa original en el primer instante de su concepción por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Cristo Jesús Salvador del género humano, está revelada por Dios y debe ser por tanto firme y constantemente creída por todos los fieles..."

(Bula Ineffabilis Deus, Pío IX)

Hoy 8 de diciembre es día de fiesta grande para toda la Cristiandad. Los cielos y la tierra se llenan de júbilo al proclamar que María fue concebida sin pecado original. Y España y América fueron los abanderados y precursores de la defensa pública de esta verdad. Hoy se renovarán cientos de votos corporativos a María Inmaculada, y la gloriosa Infantería española celebrará con emoción a su Patrona, especialmente la Academia de Infantería de Toledo.

"El Patronazgo de la Santísima Virgen Inmaculada sobre los infantes españoles, es atribuido a un hecho milagroso acaecido en las postrimerías del Siglo XVI. Corría el año 1585, y tras la rendición de Amberes, Alejandro Farnesio dispuso que el Tercio Viejo de Zamora, a la orden de su Maestre de Campo Don Francisco de Bobadilla se situase en defensiva en la plaza de Bommel, ubicada en una especie de isla bordeada por las aguas del Mosa y del Wahal. Sitiada la plaza por los holandeses al mando del Conde de Hardick (o de Holak), Bobadilla resiste y se fortifica en una pequeña altura a la par que pide refuerzos a Alejandro Farnesio. Estrechado el cerco por el Conde de Holak, el hambre y las enfermedades empiezan a causar sensibles bajas en la guarnición española. Y cuando la situación empezaba a ser insostenible, un hecho milagroso, atribuido a la Santísima Virgen, vino en ayuda de nuestros soldados. El día 7 de diciembre de 1585, un soldado de Infantería que se encontraba de centinela, al cavar sobre una trinchera con su útil de zapador, encontró un lienzo con la imagen de la Virgen Inmaculada; imagen , que debido al fervor religioso de nuestros soldados, fue llevada procesionalmente por todo el campamento. Luego, la fe hizo el milagro. En la madrugada siguiente (8 de diciembre de 1585) y sin hallar una explicación lógica, descendió considerablemente la temperatura, por lo que sospechando Holak que sus barcos podían quedar atrapados entre los hielos, ordenó el levantamiento del cerco huyendo con su flota, bogando intensamente, bajo el fuego de los arcabuces de los soldados españoles, que le causaron una gran derrota. Los infantes del Tercio de Zamora en agradecimiento a la Virgen Inmaculada la proclamaron su Patrona, ejemplo que siguieron al poco los demás Tercios de Flandes y de Italia. Pero este patronazgo no tenía carácter oficial, hubo pues que esperar algo más de tres siglos, para que, con la preceptiva autorización de la Iglesia, la Real Orden de 13 de noviembre de 1892, pudiese proclamar oficialmente a la Santísima Virgen Inmaculada como Patrona del Arma de Infantería. Así se gestó el correspondiente protocolo para la concesión de tal Alto Patronazgo".( Texto de D. Francisco Ángel Cañete Páez, Comandante de Infantería, Economista y Profesor Mercantil)

La Inmaculada Concepción es también excelsa Patrona de la Real Orden de Carlos III.





ORACIÓN

Bendita sea tu pureza y eternamente lo sea, pues todo un Dios se recrea en tan graciosa belleza. A ti, celestial Princesa, Virgen sagrada María, te ofrezco en este día alma, vida y corazón. Mírame con compasión, no me dejes, Madre mía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada