SERVUS HISPANIARUM REGIS



domingo, 10 de abril de 2016

LA CATEDRAL DE LUCCA

Lucques Cúpula del Duomo de San Martino Lucca.jpg
Fachada principal y torre campanario
Foto: Myrabella
La Catedral de San Martín (Duomo di San Martino) es la sede arzobispal de la ciudad y diócesis de Lucca (Italia). Está dedicada a San Martín de Tours.
Según la tradición, el primer templo de fue edificado por San Frediano, santo originario de Lucca,  muerto en 588. El obispo Anselmo (más tarde elegido papa y conocido como Alejandro II) mandó construir una nueva catedral en 1063, en estilo románico, y la consagró en presencia de la condesa Matilde de Canossa, pues además de Sumo Pontífice retenía para sí el obispado de Lucca. La Catedral tenía planta basilical de cinco naves separadas por columnas y techumbres de madera.
A finales del siglo XII se inició la tercera y definitiva reconstrucción del templo, con la realización de la fachada, alternándose las obras de ampliación y acondicionamiento durante varios siglos, hasta su finalización en 1637. La iglesia adquirió su forma actual con el arquitecto Antonio Pardini. 
Escultura en la fachada de la Catedral representando a San Martín partiendo su capa con el mendigo
La fachada y la cabecera de la catedral de Lucca evidencian la influencia de la cercana Catedral de Pisa, puesto que el escultor y arquitecto Guidetto de Como, trabajó en ambas. El románico de Lucca, fuertemente influenciado por el pisano, añade complejidad a la decoración con pequeñas columnas.
Duomo de San Martino de Lucca2.jpg
Cabecera de la Catedral de Lucca
Foto: Jolearydesign
Las malas condiciones económicas de la ciudad de Lucca en el siglo XIV, redujeron significativamente los fondos disponibles y las gradas se construyeron en un gótico muy pobre y humilde, con arcos y pilares de sección rectangular aguda coronadas por un marco sencillo.
En 1372, dos años después de la liberación del yugo de Pisa, se completó la cabecera del edificio todavía empleando elementos románicos.
Interior del duomo de Lucca.JPG
Interior de la nave de la epístola
Foto: Joanbanjo
Las obras realizadas no convencieron el Consejo de la Ciudad recomendó la adopción de pilares más sólidos al interior, en un diseño inspirado en el de Santa María del Fiore de Florencia. Los pilares ya construidos tuvieron que ser retirados, después de un cuidadosa apuntalado las paredes circundantes, y se sustituyeron por pilares octogonales del modelo propuesto.
Interior de la catedral de Lucca.JPG
Interior de la nave central
Foto: Joanbanjo
La fachada occidental se abre a la plaza con tres grandes arcos. Guidetto y sus colaboradores esculpieron relieves con el martirio de San Régulo representados en la luneta sobre la entrada de la nave derecha, un ciclo de meses y las historias de San Martín; en la luneta y el arquitrabe de la entrada a la nave izquierda se coloca finalmente la extraordinaria Deposición de Nicola Pisano.
El nártex a menudo era ocupado por cambistas que negociaban con los peregrinos que pasaban por Lucca, uno de los principales hitos en el camino de la vía Francesa. Una inscripción monumental recuerda el compromiso de los cambistas de no defraudar a los clientes y les pide que confien en la protección de los clérigos de la Catedral, y en San Martín. 
En una de las piedras angulares colocadas en a la base de la torre del campanario, está tallado un laberinto a semejanza del de la catedral de Chartres.
A la derecha de la fachada que se encuentra el campanile cuadrangular de cinco alturas que se abren al exterior con ventanas geminadas.
Lucques-Catedral-Le tempietto.jpg
El templete de la Santa Faz (Volto Santo)
Jean Cristophe Benoist
La Catedral alberga importantes obras de arte como la Madonna entronizada con el Niño y Santos, obra de Domenico Ghirlandaio, que pintó alrededor de 1479.
Madonna entronizada con el Niño y Santos, obra de Domenico Ghirlandaio
En la sacristía se halla la Tumba de Ilaria del Carretto, obra del escultor Jacopo delle Quercia, realizada entre 1406 y 1408.
Destaca también el Templete de la Santa Faz (Volto Santo), obra de Matteo Civitali. Es de planta octogonal y ocho columnas, y se realizó en 1484. En su interior se custodia el Volto Santo, Santo Crucifijo de madera que la tradición quiere que fuera tallado por Nicodemo a imagen del verdadero rostro de Cristo. La veneradísima imagen del Volto Santo ocupa el centro de las celebraciones del 14 de septiembre ("Exaltación de la Santa Cruz").
Volto Santo de Lucca.JPG
Il Volto Santo
Foto: Joanbanjo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada