SERVUS HISPANIARUM REGIS



miércoles, 11 de abril de 2012

FALLECE SU EMINENCIA REVERENDÍSIMA EL CARDENAL APONTE

Nos manda recado nuestro querido amigo y hermano de hábito, el Caballero Don Juan de Ranea, para que demos curso a la publicación de la noticia del fallecimiento de Su Eminencia Reverendísima el Cardenal Don Luis Aponte Martínez, Consejero Espiritual del Gran Priorato de América de la Orden Militar y Hospitalaria de San Lázaro de Jerusalén.
Así lo verificamos y agradecemos a nuestro caro amigo esta noticia que pasamos a reproducir:




El cardenal Luis Aponte Martínez, que fue primado de la Iglesia Católica en Puerto Rico, ha fallecido a los 89 años de edad. El prelado estaba ingresado desde el mes pasado en el Hospital Auxilio Mutuo en Hato Rey por varios problemas de salud. Sus restos serán llevados a la Iglesia Santa Teresita de Isla Verde y será sepultado en la Catedral de San Juan de Puerto Rico. Precisamente se cumplían ahora los 62 años de su ordenación sacerdotal.




(Agencias) El cardenal Aponte Martínez nació el 4 de agosto de 1922, hasta el momento el único puertorriqueño nombrado cardenal de la Iglesia Católica. Fue ordenado sacerdote en San Germán, el 10 de abril de 1950. Arzobispo de San Juan por 34 años y cardenal elector en los dos cónclaves de 1978.
Durante la década del 50 fue superintendente de colegios católicos para la Diócesis de Ponce. También fue canciller en la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico.
En octubre de 1962 se convirtió en el primer puertorriqueño nombrado obispo desde Mons. Juan Alejo de Arizmendi, cuando el papa Juan XXIII lo nombró obispo auxiliar de Ponce. Un año más tarde se convirtió en Obispo de Ponce y en 1964 fue designado como Arzobispo de San Juan.
El 5 de mayo de 1973, el papa Pablo VI lo creó cardenal de la Iglesia Católica, otorgándole el título de “Santa María della Providenzza a Monteverde”. Durante este tiempo fue Presidente del Comité de Asuntos Económicos del Consejo Episcopal Latinoamericano “CELAM”.
Participó como elector en los dos cónclaves efectuados en 1978 donde se eligieron a los papas Juan Pablo I y Juan Pablo II. En 1984 ayudó a planear la visita del papa Juan Pablo II a Puerto Rico.
El cardenal Aponte impulsó la participación en los medios de comunicación de la Iglesia en Puerto Rico, que adquirió un canal de televisión y el periódico “El Visitante”. El Papa aceptó su renuncia como arzobispo de San Juan en 1999 y desde entonces ha hecho pocas apariciones públicas.
En abril de 2005, viajó a Roma para participar el conclave que eligió a Benedicto XVI, pero no como cardenal elector, ya que era mayor de 80 años.

Descanse en la paz del Señor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada