SERVUS HISPANIARUM REGIS



martes, 29 de abril de 2014

LA MEDALLA DE LA DEFENSA DEL TIROL EN 1797


La espectacular orografía del Tirol del Sur

En el año 1797, iniciadas las Guerras Napoleónicas de la República y del Imperio, marcharon las tropas del joven general Bonaparte sobre las posiciones austriacas del norte de Italia. El ejército austríaco estaba preparando la defensa en el Tirol del Sur aprovechando el terreno.
La principal baza austriaca eran los francotiradores que, entrenados en diversos campos de tiro, fueron decisivos en esta parte del conflicto.
La principal batalla tuvo lugar en Spinges a la entrada del Valle de Pusteria, lugar donde por primera vez el joven tirador Josef Speckbacher entró en combate. La batalla de Spinges puede considerarse como resuelta en tablas, si bien los austriacos lograron detener el avance francés en tierras tirolesas. Esta exitosa defensa del territorio contra un enemigo aparentemente superior, elevó la confianza del Tirol y se convirtió en una base importante de resistencia antifrancesa y anti-revolucionaria.
El 1 de junio 1796 las autoridades habían puesto a todo el Tirol bajo la protección del Sagrado Corazón de Jesús, lo que imprimió a la defensa un sentido religioso y a los defensores la idea de que combatían por defender una "tierra santa".
Entre los héroes populares de aquella campaña hemos citado a Josef Speckbacher que había nacido el 13 de julio 1767 en Gnadenwald, Alpes tiroleses. Era el hijo de un campesino que suministraba madera para las minas de sal de Hall para ganarse la vida. Tras recibir una educación elemental, Josef vagó por los bosques dedicándose a la caza furtiva desde los doce años lo que le causó problemas con los funcionarios forestales. Finalmente, Josef consiguió un trabajo en la Mina Imperial de Sal de Hall.
El 10 de febrero de 1794, a los 27 años de edad, se casó con María Speckbacher Schmiederer, y se trasladó a su granja en Judenstein, siendo un hombre respetado por su comunidad. En 1796, durante una época políticamente sensible, fue elegido miembro comité judicial local.
Francia y Austria estaban en guerra y Joseph Speckbacher se alistó como miliciano voluntario, participando, como vimos, el 2 de abril 1797 en la Batalla de Spinges a las órdenes del capitán Philipp de Wörndle (1755-1818) y junto a Catalina Lanz, conocida como "la heroína de Spinges", ganándose una gran reputación como hábil francotirador.

Josef Speckbacher en  una pintura de Franz von Defregger, 1869

Medalla de la Defensa del Tirol (1797)
Fuente: www.medal-medaille.com

Para conmemorar la valiente resistencia de los voluntarios tiroleses, que detuvo el avance de las fuerzas revolucionarias francesas comandadas por el general Joubert sobre los Alpes Julianos, el Emperador Francisco II ordenó, en 1797, la creación de una Medalla de Recompensa.

Anverso de la Medalla de la Defensa del Tirol (1797)
Fuente: www.medal-medaille.com

Se trata de una pieza circular de plata en cuyo anverso se muestra la efigie del Emperador Francisco II tocado con corona de laurel y rodeado por la inscripción en alemán: ‘FRANZ II R. K. ERZH. ZU OEST. GEF. GRAF VON TYROL’ (Francisco II, Emperador y Rey, Duque de Austria, Conde del Tirol), y la marca de grabador: ‘I. N. WIRT. F’ (el gran artista falerístico  de la Corte Imperial Austriaca y Jefe de Grabadores de la Ceca de Viena, Johann Nepomuk Wirt, 1750-1811).

Reverso de la Medalla de la Defensa del Tirol (1797)
Fuente: www.medal-medaille.com

El reverso presenta la inscripción en alemán: ‘DEN / TAPFEREN / VERTHEIDIGERN / DES / VATERLANDES’ (A los valientes defensores de la Madre Patria) y la fecha en números romanos ‘MDCCXCVII’ (1797). Todo ello se rodea de una corona de laurel.
La cinta muestra los colores austriacos de la Cisleithania, negro y amarillo, en listones verticales de igual grosor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada