SERVUS HISPANIARUM REGIS



domingo, 16 de noviembre de 2014

LA IGLESIA DE LA VERA CRUZ DE SEGOVIA


Interior del ábside central de la Vera Cruz
Foto: ZaratemanIo

La Iglesia fue construida en 1208 en recuerdo de la del Santo Sepulcro de Jerusalén por la Orden del Temple. Tras la disolución de esa orden, sus bienes debían pasar a la Orden de San Juan de Jerusalén según la disposición papal de 1317. Mas hubo una serie de bienes que por componendas reales no llegaron a manos sanjuanistas. Concretamente la Iglesia de la Vera Cruz que pasó a incrementar los bienes de la Orden de Canónigos que custodiaban el Santo Sepulcro en Jerusalén, junto con la encomienda de Zamarramala y otras en Zamora.
Otros autores opinan que los constructores de la Vera Cruz fueron los propios sepulcristas y que dependió, como encomienda, de la colegiata de Toro (Zamora).
La bella y románica puerta oeste con las cruces hospitalarias y sepulcrista
 
Algo más de siglo y medio después, el Papa Inocencio VIII suprimió en la bula del 28 de Marzo de 1489, la Orden de Canónigos del Santo Sepulcro, disponiendo que sus bienes pasaran a la Orden de San Juan, aunque la incorporación definitiva no tuvo lugar hasta 1531, un año después de la concesión del Archipiélago de Malta a la Orden Sanjuanista, lo que daría lugar a la inclusión de este nombre en el ya de por sí largo que tiene la Orden de San Juan.

 
Vista general de la Vera Cruz
Foto: Carlos Delgado

Siglos más tarde, la Iglesia quedó desatendida tras la exclaustración de Mendizábal en 1836. La casi totalidad de los bienes de Malta, fueron subastados a lo largo de muchos años, lo que dio lugar a que la Vera Cruz languideciera y se convirtiera en un pajar, hasta que S.M. el Rey D. Alfonso XIII la declarara Monumento Nacional en 1919. Sin embargo continuó sin culto.

 
Planta de la iglesia
Diseño: Afernand74
Pasaron los años hasta que el Marqués de Lozoya, docto segoviano en historia y en arte, se reuniera con sus grandes amigos para buscar una solución a la mencionada Iglesia. A esta reunió acudieron D. Francisco Luis Borrero y Roldán, a la sazón profesor de la Academia de Artillería y el Duque de Frías, quien tenía una magnífica relación con D. Francisco Franco, y que años después llegaría a ser el Baylío Presidente de la Soberana Orden de Malta.
 
El problema no era fácil, pues la iglesia está exenta y carece de servicio de ningún tipo pues no había sido parroquia, por lo que pensaron en la posibilidad de que retornara a la Orden de Malta. La Orden tuvo sus dudas, pero acabó aceptando. Entonces Franco, hizo una donación a perpetuidad de la Iglesia de la Vera Cruz a la Soberana Orden de Malta. Tras la restauración necesaria, la Orden celebró un solemne Capítulo inaugural en 1951.

 
Interior de la Vera Cruz con el edículo central y las banderas de Estado, de la Religión y de las Lenguas de la Orden de Malta
Foto: Zangarreon

En la actualidad la Asamblea Española celebra en ella los oficios de Viernes Santo y el Capítulo de San Juan Baustista.
La Iglesia es de estilo románico construido sobre una planta dodecagonal con tres ábsides semicirculares que configuran la cabecera de la Iglesia. En el siglo XVI se añadió la torre campanario. En el interior del templo se encuentra un edículo de dos alturas con planta igualmente dodecagonal, constituyendo así la única nave de la Iglesia en un anillo circular, recordando a la Iglesia del Santo Sepulcro de Jerusalén.
Vista del altar mayor desde el interior del edículo central
Foto: Txo

 La parte superior del edículo se utilizaba para la vela de las armas y la oración de los neófitos templarios, antes de su ingreso en la mencionada Orden. Allí se encuentra un altar de piedra decorado con arcos entrelazados que se sustentan por columnas salomónicas.
En los muros de la nave perduran restos de la antigua decoración mural así como dos hornacinas, una con el icono de la patrona de la Orden de Malta, Nuestra Señora de Philermo y otra con el icono del patrón, San Juan Bautista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada