SERVUS HISPANIARUM REGIS



viernes, 5 de diciembre de 2014

UN PANTEÓN PARA LOS HÉROES DE GAETA



El pasado sábado 29 de noviembre quedaba inaugurado en la Catedral de Gaeta el Panteón ("Sacrario") donde han sido depositados los restos de los soldados, civiles y religiosos que perdieron la vida durante el asedio de la ciudad de Gaeta por las fuerzas piamontesas entre 1860 y 1861. 
La instalación y apertura de este lugar de memoria ha corrido a cargo de la Delegazione Vicaria del Sacro Militare Ordine Costantiniano di San Giorgio que, bajo la guía de Su Eminencia el Arzobispo de Gaeta, ha logrado su objetivo de reunir los restos de los caídos, enterrados hasta la fecha en diferentes puntos de la ciudad.
En la ceremonia de bendición estuvieron presentes numerosos altos cargos de la Orden Constantiniana, representantes de la Real Casa de Borbón Dos Sicilias, personalidades civiles, militares y religiosas.


cattedrale-gaeta
Vista de Gaeta y la torre de su Catedral

La Catedral de Gaeta, dedicada a la Asunción de la Virgen y que cuenta con las reliquias de los santos Erasmo y Marciano, tras una larga etapa de cierre y restauración, ha sido reconsagrada hace poco tiempo por el Arzobispo Fabio Bernardo D´Onorio.


Ahora añade a su recuperado esplendor, la presencia de este Panteón en honor de todos aquellos que combatieron heroicamente y soportaron los sufrimientos causados por los bombardeos, el hambre, las enfermedades en el que fue considerado el último acto de la caída del Reino de las Dos Sicilias.

L'interno della Cattedrale di Gaeta
Interior de la nave central de la Catedral de Gaeta

Como bien conocen los seguidores de este Blog, los hechos tuvieron lugar entre septiembre de 1860 y febrero de 1861, cuando Francesco II y María Sofía, últimos soberanos de las Dos Sicilias, prefirieron retirarse por vía marítima a Gaeta, para evitar que la ciudad de Nápoles se viera bajo el riesgo de ser bombardeada masivamente. El Reino de Nápoles ya estaba ocupado en buena parte por las fuerzas garibaldinas y por las tropas piamontesas que habían invadido parte de los Estados Pontificios y penetraron en el norte del Reino de las Dos Sicilias. 
Gaeta y Capua se convirtieron en plazas de resistencia para las fuerzas de Francesco II y desde ellas debía partir una contraofensiva sobre la línea trazada por los ríos Volturno y Garigliano,  con el objeto de enfrentars a los invasores y recuperar el terreno perdido.
Pero las cosas no sucedieron como se esperaba y Gaeta acabó siendo, junto a la fortaleza de Civitella del Tronto, en los Abruzzos y la fortaleza de Mesina en Sicilia, el último baluarte de una agotadora resistencia en la que centenares de simples soldados, negándose a entregar su patria en manos de los invasores piamonteses, se cubrieron de gloria y con ellos a la corona borbonica, sacrificando sus propias vidas bajo los masivos y despiadados bombardeos enemigos.
La apertura y bendición de este Panteón de la Catedral de Gaeta constituye un momento de reflexión y de reparación histórica del máximo interés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada