SERVUS HISPANIARUM REGIS



miércoles, 7 de octubre de 2015

FEDERICO III DE SAJONIA, PROTECTOR DE LAS LETRAS, DE LAS ARTES Y DE LUTERO

Federico III en un grabado de Durero
Federico III de Sajonia, el Sabio, Príncipe Elector de Sajonia, nació en Torgau el 17 de enero de 1463. Fue hijo de Ernesto de Sajonia y de Isabel de Baviera (hija de Alberto III Wittelsbach, Duque de Baviera). 
Convirtió a Wittenberg en una capital representativa gracias a la construcción del palacio y su iglesia, y la fundación de la Universidad de Wittenberg en 1502. Fue profesor en esta universidad el teólogo Felipe Melanchthon, asociado a Lutero en la Reforma. Otros humanistas de Wittenberg en esa época fueron Juan Bugenhagen (mentor de Lutero), Jorge Espalatino (educador del príncipe Juan Federico), Justus Jonas y Lucas Cranach el Viejo, pintor de la corte.
Federico III fue uno de los más tempranos clientes de Durero, a quien le encargó un retrato ya en 1496, y posteriormente otras pinturas muy relevantes, como la Adoración de los Magos (Galería de los Uffizi) y El martirio de los diez mil. En 1524, posó para un grabado que Durero terminaría al año siguiente, ya póstumamente.
Archivo: Alberto Durero 076.jpg
Retrato de Federico III pintado por Alberto Durero hacia 1500
Fue en la Universidad fundada por Federico III donde comenzó Martín Lutero sus estudios de Teología en 1508, graduándose en 1509 y doctorándose en 1512.
La venta de indulgencias fue el detonante para que Lutero clavara sus 95 Tesis de Wittenberg en la puerta de la iglesia del castillo. Con su protesta contra las indulgencias, provocó una oleada de rebelión que pasó por toda Europa. Federico III, así como el duque Jorge de Sajonia-Meissen, prohibieron la venta de indulgencias en su territorio, venta que sí promocionaba Alberto de Brandemburgo, Arzobispo de Magdeburgo, quien buscaba agradar al papa para obtener también el título de Arzobispo Elector de Maguncia. El dinero obtenido se enviaba a Roma para la construcción de la Basílica de San Pedro. 
PB Saxony CoA.png
Armas de Sajonia
Frente a la creciente presión, Lutero se vio en la necesidad de precisar y explicar sus tesis en nuevos escritos. La Curia de Roma reaccionó  iniciándose un proceso por herejía contra él en 1518. Sin embargo, éste quedó suspendido en 1519, ya que después de la muerte de Maximiliano I, los príncipes alemanes estarán ocupados en la elección de un nuevo emperador.
Federico III era candidato a la elección pero declinó el cargo y votó a Carlos de Habsburgo, quien finalmente saldría elegido emperador como Carlos V, y que reiniciaría la campaña contra Lutero y sus seguidores. 
Federico III exigió que Lutero no fuera proscrito ni detenido sin ser antes escuchado. El rebelde es invitado a la Dieta de Worms y se le asegura salvoconducto. Una vez escuchado y fuera de Worms, Carlos V proscribe al reformador ( Edicto de Worms). 
La Dieta de Worms
Para evitar que nadie matase a Lutero, Federico III simuló un secuestro el 4 de mayo de 1521, y le hizo desaparecer. Lutero fue llevado al Castillo de Wartburg cerca de Eisenach. 
Federico III protegió a Lutero, y la Reforma contó con un leal protector; y eso que Federico seguía siendo fiel a la doctrina católica y se formó su propia opinión después de hacer analizar los hechos por sus consejeros y sabios reconocidos, como Erasmo de Rotterdam. Sólo en sus últimos días admitió las tesis de Lutero, al cual nunca llegó a conocer.
Wartburg eisenach1.jpg
El Castillo de Wartburg, residencia protegida de Lutero
Foto: 
Federico III falleció en su castillo de caza en Lochau el 5 de mayo de 1525. Soltero, tuvo cuatro hijos ilegítimos: tres varones (Friedrich von Jessen, Sebastian von Jessen, Hieronymus) y una mujer.
Durante su vida acumuló las siguientes dignidades:
  • Príncipe Elector de Sajonia (1486-1525)
  • Duque de Sajonia-Wittenberg (1486-1525), como Federico VI.
  • Landgrave de Turingia (1486-1525), como Federico VII.
  • Gran Maestre de la Orden Teutónica (1496-1510).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada