SERVUS HISPANIARUM REGIS



domingo, 18 de octubre de 2015

LA ABADÍA DE WIBLINGEN

Exterior de la Abadía de Wiblingen
Foto: Ekki01
La Abadía benedictina de Wiblingen (estado alemán de Baden-Würtemberg) fue fundada en 1093 por los condes Hartmann y Otto von Kirchberg. En 1099 se consagraron los primeros edificios, con Werner von Ellerbach como primer abad. Los condes fundadores ofrecieron a la abadía una reliquia de la Vera Cruz que habían adquirido durante su participación en la Primera Cruzada
Durante toda la Edad Media, la abadía de Wiblingen fue famosa por su erudición así como por ser un lugar de ejemplar disciplina monástica debido a su estricta adhesión a la Regla de San Benito.
Durante la Guerra de los Treinta Años la abadía sufrió repetidamente las devastaciones propias del conflicto. A iniciativa del abad Johannes Schlegel, la reliquia con la Vera Cruz fue escondida para protegerla del saqueo de las tropas suecas protestantes. Sin embargo, tras la retirada de las tropas suecas, no pudo recuperarse la reliquia, pues no quedaba vivo nadie que recordara su escondite, ya que todos los testigos de su ocultamiento habían sucumbido víctimas de la peste bubónica. Sólo años después se redescubrió la reliquia, emparedada tras un muro.
El estatuto de la abadía como un territorio independiente dentro del Sacro Imperio Germánico parece haber traído consigo la renovación en el siglo XVIII de los edificios abaciales, un proceso comenzado en 1714. La mayor parte de los edificios se erigieron en estilo barroco tardío y rococó, con la excepción de la iglesia, que se convertiría en uno de los principales ejemplos del neoclasicismo temprano en el sur de Alemania. Las estructuras de la abadía medieval habían sido ampliadas y cambiadas continuamente en los siglos anteriores con la iglesia original construida en estilo románico.
La espectacular Biblioteca
Foto: Enslin
Actualmente, Wiblingen forma parte de la ruta del barroco en la Alta Suabia. La iglesia y la biblioteca en el ala norte de la abadía están abiertas al público y hay recorridos guiados. El museo de la abadía, abierto en 2006, está ubicado en lo que anteriormente eran las habitaciones de invitados del monasterio.
La iglesia abacial de san Martín se usa como parroquia católica y tiene la condición de basílica menor desde el 5 de mayo de 1993, por decisión del papa San Juan Pablo II.
Interior de la Iglesia Abacial
Foto: Andreas Praefcke
El resto del ala norte y lo que anteriormente eran edificios comerciales ahora son parte de la Facultad de Medicina de la Universidad de Ulm, albergando la escuela de documentación médica.
El ala meridional de la abadía, reconstruida en 1917, es parte de una red local de casas de retiro municipales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada