SERVUS HISPANIARUM REGIS



sábado, 30 de junio de 2012

DOS LIBROS DE ORO

DOS LIBROS DE ORO

Por José María de Montells


Por correo postal y casi al mismo tiempo, me llegan dos libros de oro, me refiero, claro está, a la segunda edición del Libro de Registros del Real Colegio Nobiliárquico, y al Libro de Oro del Muy Noble Cabildo de San Jorge y Santiago Apóstol.  El primero desde Oporto, donde ha sido publicado, después de agotar la primera edición en tan sólo tres meses y el segundo desde Valencia, muy primorosamente publicado por Ediciones Rom.
Ambas obras me liberan por unas horas del trabajo ímprobo en el que me he metido yo solito, por culminar un Diccionario del Diablo, que me tiene esclavo del ordenador, entre satanes y luciferes. Nuestro tiempo, tan racional, ha desterrado a Belcebú al territorio de la superstición y se hace necesario demostrar que los demonios existen y actúan. Que son cosa del presente. Ya se sabe que el Diablo cuenta con nuestra soberbia para vencer.
Pues bien, decía yo que la lectura de estos dos libros de oro, me han dado luz, en un mar de oscuridades, son dos libros parejos, semejantes en objetivos y al mismo tiempo, complementarios. Los dos tratan de dar a conocer a los titulados por Casas Reales No Reinantes, desde la perspectiva de la legitimidad del Fons Honorum que haya actuado en cada caso.
Las dos obras participan de una misma rigurosidad académica, las dos ofrecen sus fondos nobiliarios y ambas inciden en la heráldica de los interesados. En cierto modo son dos libros de heráldica, arte, que en mi opinión, está muy necesitado de publicaciones por estos lares, pues no son muchos los libros que se editan en la Península, sobre la Ciencia Heroica contemporánea.
La coincidencia en el tiempo de ambos trabajos no es más que una muestra del interés que despierta la nueva nobleza en esta época tan atribulada y ciertamente tan alejada de los postulados nobiliarios. Causa sorpresa e incredulidad que ambas obras hayan generado una modesta, pero muy desagradable e injusta polémica, que a mí, particularmente, me ha dejado atónito. En fin, vivir para ver.
La segunda edición del Libro de Registros, -dedicada al Rector del Real Colegio, mi querido y admirado don Andrés Salvador de Habsburgo-Lorena y Salm-Salm, siempre dispuesto a implicarse  en proyectos culturales que tengan que ver con la Tradición y la Historia-, es un trabajo que aúna la leyenda individual de cada ennoblecido con sus armas en la misma página, lo que facilita su consulta y manejo de los datos, o sea, que  abunda en los aciertos de la primera.






Ya escribí en su momento, que se trata de una obra seria, sumamente interesante, -debida a la dedicación y al perfeccionismo del Presidente del Real Colegio, el Dr. Pinto Leite, todo un caballero portugués y buen amigo- que debiera figurar en la biblioteca de cualquier aficionado a nuestras Ciencias.
Con respecto al Libro de Oro del Cabildo, decir que la edición de Rom Editors, ha quedado, para mi gusto, muy armoniosa y atractiva. Me encanta su dimensión visual, por las bellas reproducciones a color de las armas de aquellos titulados (caballeros y damas de la institución) que así lo han querido.
El Libro es también un estudio doctrinal de primera magnitud por las aportaciones del Marqués de la Floresta y de Francisco Manuel de las Heras y Borrero, dos señeros especialistas, sobre los diversos Fons Honorum legítimos y su vigente capacidad premial.
Fundamentalmente es un libro de consulta. En él, se contiene la peripecia vital de cada titulado como caballero o dama, recibido en el Muy Noble Cabildo de San Jorge y Santiago Apóstol, el Jefe de la Casa Real que ha concedido la merced y la fecha de ésta. Resultan muy llamativos, desde el punto de vista histórico, los otorgados por SAR Irakly de Bagration, como Jefe de la Casa Real de Georgia, de los que no había constancia escrita hasta la fecha. No están todos los que son, pero son todos los que están.




Así nos encontramos con la sorpresa que han sido algunas Casas Reales exóticas las que han premiado a ciudadanos españoles por los servicios prestados a sus causas. Los títulos concedidos son, a todas luces, legítimos, aunque no hayan sido legalizados para su uso en España. Se trata de todo un mundo por descubrir.
Como he intervenido en la publicación, junto a mi amigo Alfredo Escudero y Díaz-Madroñero, verdadero motor de felices iniciativas, no me parece elegante deshacerme en elogios, aunque me gustaría. Ha sido uno de los trabajos que más nos ha dado la tabarra. Y el producto final es desde luego satisfactorio. Creo que era una obra necesaria. Hay mucho falso príncipe interesado en confundir y embaucar y no existen, casi, obras de consulta para el común.




Así que me queda sólo recomendar su lectura. La obra no se vende en librerías. Hay que pedirlo a librodeorocabildo@gmail.com. Cuesta 18 € más gastos de envío, pero merece la pena. Al menos, eso pienso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada