SERVUS HISPANIARUM REGIS



jueves, 12 de diciembre de 2013

LA GUERRA DE ACEH Y SU MEDALLA

La Guerra de Aceh, también conocida como la Guerra Holandesa o la Guerra Infiel (1873-1914), fue un conflicto militar armado entre el Sultanato de Aceh y los Países Bajos, como parte de una serie de conflictos, desarrollados a lo largo del siglo XIX y que consolidaron el gobierno holandés sobre las islas que conforman la actual Indonesia.
La independencia del Sultanato de Aceh había sido garantizada por el Tratado anglo-holandés de 1819 y por la protección tradicional que desde el siglo XVII le brindaba el Imperio Otomano. 
Durante la década de 1820, Aceh se convirtió en un poder político y comercial regional, llegando a suministrar la mitad de la pimienta del mundo, lo que aumentó sus ingresos y la influencia sobre los rajás de la zona.
La codiciada pimienta negra enriqueció al Sultanato de Aceh
 La creciente demanda en Europa y América de la pimienta condujo a una serie de escaramuzas diplomáticas entre británicos, franceses y estadounidenses. Durante el reinado del sultán Tuanku Ibrahim (1838-1870), el Sultanato de Aceh logró la sumisión de los rajás del este de Sumatra. Sin embargo, esta progresión hacia el sur le acabó por enfrentar a la expansión hacia el norte del colonialismo holandés en la isla.
Las ambiciones territoriales holandesas en Aceh fueron alimentadas por el deseo de explotar sus recursos naturales, especialmente la pimienta negra y  el aceite, y para eliminar al Sultanato como estado nativo independiente. Los holandeses también trataron de alejar a otras potencias coloniales rivales que tenían ambiciones en sudeste asiático, en particular los británicos y los franceses. 
En 1873, comenzaron unas negociaciones en Singapur entre los representantes del Sultanato de Aceh y el Cónsul americano local sobre un posible tratado bilateral.  Los holandeses vieron esto como una violación de sus acuerdos previos y utilizaron el posible tratado como casus belli que les permitiría la anexión de Aceh mediante la ocupación militar. 
Una expedición, al mando del Mayor General Johan Rudolf Harmen Köhler, fue enviada el 26 de marzo de 1873, y bombardeó la capital de Banda Aceh. En abril los holandeses fueron ocupando la mayor parte de las zonas costeras. 
Posteriormente decidieron el ataque directo al Palacio del Sultán para forzar la rendición del resto del país. Pero el Sultán pidió y, posiblemente recibió, ayuda militar de Italia y del Reino Unido en Singapur. En cualquier caso, el ejército Aceh fue modernizado y ampliado rápidamente con cifras que oscilan entre 10.000 y 100.000 soldados. La subestimación de las capacidades militares de los habitantes de Aceh, hizo que los holandeses cometieran algunos errores tácticos y sufrieran pérdidas graves, incluyendo la muerte de Köhler y 80 soldados. Estas derrotas minaron la moral holandesa y su prestigio en la zona.
Archivo: Generaal Kohler sneuvelt en de Mesigit.jpg
Muerte del general Köhler en la Batalla de Mesigit (1873)
Obligados a retirarse, los holandeses impusieron un bloqueo naval a las costas de Aceh. 
En un intento de preservar la independencia nacional, el Sultán Mahmud hizo un llamamiento a las demás potencias occidentales y a Turquía en busca de ayuda, pero sin éxito. 
Debido a su débil posición en el escenario político internacional, el Imperio Otomano, teórica potencia protectora del Sultanato de Aceh, se mostraba  impotente. Los británicos se negaron a intervenir debido a sus relaciones con los holandeses, mientras que los franceses se negaron a responder a la petición de Mahmud.

En noviembre de 1873, una segunda expedición  holandesa formada por 13.000 soldados, dirigidos por el general Jan van Swieten, fue enviada a Aceh. La invasión coincidió con un brote de cólera que mató a miles combatientes en ambos lados. 

En enero de 1874, las penalidades del sitio de la capital obligaron al Sultán Mahmud Syah y  a sus seguidores a abandonar Banda Aceh y retirarse al interior del país. Mientras tanto, las fuerzas holandesas ocuparon la capital y capturaron el simbólico Palacio del Sultán, lo que llevó a los holandeses a creer que habían ganado la guerra. 

Archivo: la Gran Mezquita de Banda Aceh, indonesia.jpg
La Gran Mezquita de Banda Aceh fue reconstruida en 1875 después de la guerra

Los ocupantes holandeses abolieron el Sultanato y proclamaron la anexión de Aceh a las Indias Orientales Holandesas. 

Tras la muerte del Sultán Mahmud a causa del cólera, los habitantes del interior de Aceh proclamaron un joven nieto de Tuanku Ibrahim, llamado Muhammad Daud Tuanku Syah, como Sultán Ibrahim Mansur Syah (1874-1903), quien continuó su lucha en las montañas y en la zona de jungla durante diez años, produciéndose fuertes bajas en ambos bandos.
..............................................................................................

Medalla de las Expediciones a Aceh 
Fuente: www.medal-medaille.com

La Medalla de las Expediciones a Aceh fue instituida por el rey Guillermo III de los Países Bajos el 12 de mayo 1874, para premiar a los militares holandeses que participaron en la Primera y Segunda Expediciones a Aceh, 1873 y 1874, contra el sultán Mahmud Syah.

La Medalla, circular y de bronce dorado, se fundió con el bronce de los cañones capturados en el Kraton (palacio) de Mahmud Syah en Banda Aceh.
En el anverso se muestra la efigie del rey Guillermo III mirando hacia la derecha y rodeado por la inscripción en holandés: "WILLEM III KONING der Nederlanden GHVL" (Guillermo III Rey de los Países Bajos, Gran Duque de Luxemburgo).

Anverso de la Medalla
Fuente: www.medal-medaille.com

En el reverso la inscripción : "Atjeh / 1873 en 1874". Todo ello rodeado por una corona de roble y laurel.
Reverso de la Medalla
Fuente: www.medal-medaille.com

La cinta era originalmente de color naranja, pero se cambió a azul oscuro por Real Decreto de 24 de abril de 1875. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada