SERVUS HISPANIARUM REGIS



viernes, 13 de noviembre de 2015

LA MEDALLA DE LA TOMA DE ROSAS

Escut de Roses.svg



















A principios de abril de 1645, durante la Guerra de los Treinta Años en la que España y Francia se enfrentaban, el conde Duplesis sitia la plaza de Rosas (Gerona), al mando de 8.000 hombres, 600 caballos y una escuadra de 40 velas (entre ellas 15 galeras). A mitades de mes un temporal provocó la pérdida en la bahía de dos galeras, cuatro barcas y otros buques con tropa. Los fosos de las muralles de Rosas quedaron llenos de agua y se anegó la llanura donde acampaban los sitiadores. Cuatro días más tarde, con refuerzos recibidos de Francia tras un desembarco, la artillería sitiadora comenzó a batir un muro de la Ciudadela. Los franceses lograron acercarse a un foso que estaba lleno de agua, echaron a él una barca que les sirvió de puente, abrieron tres minas y volaron la muralla, haciéndola una brecha que aprovecharon para que 50 hombres iniciaran el asalto. Tardaron toda la tarde hasta media noche en apoderarse de las murallas. A la mañana siguiente Don Diego Caballero se rindió y una semana más tarde lo hizo el castillo de la Trinidad. 

Entrada de la Ciudadela de Rosas
Foto: Gordto1869

Ocupada la plaza, los franceses iniciaron una reforma de la ciudadela bajo la dirección de Argencourt, que ordenó la expulsión de la población local al exterior de la fortaleza, originándose así, extramuros, el actual núcleo urbano de Rosas.
Al firmarse la Paz de los Pirineos de 1659 las murallas y baluartes de Rosas estaban muy seriamente dañados
El histórico recinto, tras estar muchos años cerrado, prácticamente abandonado y a merced de los saqueadores, fue abierto al público en 1991, convirtiéndose en 2004 en el Museo de la Ciudadela de Rosas. El museo está dividido en tres ámbitos diferenciados: recinto, sala museo, sala de exposiciones y vestíbulo central, donde se han incluido los espacios destinados a servicios, cafetería, tienda, recepción y atención al visitante. En el museo se pueden ver gran variedad de objetos de la vida de la ciudadela en la Antigüedad y la Edad Media. Además del museo, es posible visitar las ruinas de las edificaciones realizadas en ella durante las diferentes épocas de su historia.

Restos arqueológicos de la plaza fuerte de Rosas
Foto: CBOSCH11


De esta toma de Rosas ha quedado una medalla francesa, en cuyo anverso se muestra la efigie infantil de Luis XIV (entonces de seis años de edad) rodeado por la inscripción latina: "LUDOVICUS XIIII. REX. CHRISTIANISSIMUS". El reverso presenta la proa de una nave combatida por los vientos de la que brota una gran rosa alegórica de la ciudad, con la leyenda latina alusiva a su conquista: "Rhoda Catalo(nia) capta”. En el mexergo la fecha de la conquista en números romanos: "MDCXLV".

Haga clic para ver la imagen a tamaño completo
Anverso y reverso de la medalla
Foto: www.forumancientcoins.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada