SERVUS HISPANIARUM REGIS



domingo, 17 de noviembre de 2013

EL PALACIO REAL MAYOR DE BARCELONA

El Palacio Real Mayor (Palau Reial Major) de Barcelona se encuentra situado en el centro del Barrio Gótico de la ciudad, en la plaza del Rey. Constituía la residencia de los Condes de Barcelona y más tarde de los reyes de la Corona de Aragón. 
Se tiene documentación del nombre de Palau Major por primera vez en 1116, y fue nombrado así para diferenciarlo del Palacio Real Menor, que se encontraba edificado en la plaza de Sant Miquel, detrás de la Casa de la Ciudad y que fue derribado en el año 1847.
Archivo: Plaça del Rei 2074102277.jpg
El espléndido conjunto del Palacio Real Mayor de Barcelona
Foto: Carquinyol
El conjunto palatino se compone básicamente de tres edificios:
1) Salón del Tinell, mandado construir por el rey Pedro el Ceremonioso entre los años 1359 y 1362 al maestro de obras Guillem Carbonell. La tradición dice que fue el lugar el recibimiento, al regreso de su viaje de América, de Cristóbal Colón por los Reyes Católicos; sin embargo, parece irrefutable que este primer encuentro tuvo lugar realmente en el Monasterio de San Jerónimo de la Murtra en Badalona, mientras que la recepción en el Palacio Real Mayor fue posterior.
2) La Capilla Palatina de Santa Ágata, del año 1302, obra emprendida por el rey Jaime II de Aragón y su esposa Blanca de Nápole. En su interior se encuentra el retablo del Condestable Pedro de Portugal del pintor Jaume Huguet (1465).
3) El Palacio del Lloctinent del año 1549, cuya construcción fue encargada por el rey-emperador Carlos I a Antoni Carbonell, y que ha sido sede del Archivo General de la Corona de Aragón desde 1836 hasta 1994.
Archivo: Escales del Palau Reial.jpg
Escalinata de acceso al Palacio Real Mayor
Foto: Jaume Meneses
Durante la segunda mitad del S.XI, el palacio se extendía desde la catedral románica hasta la plaza de San Ivo. De esta época es la escalinata exterior, aún existente, donde se hacían las reuniones del Consejo del Ciento cuando aún no disponía de edificio propio.
Jaime I reunió las Cortes en el Palacio Real Mayor el día 20 de diciembre de 1228 para pactar el concurso de cada estamento en la empresa de la conquista de Mallorca y la repartición de las ganancias que se obtendrían en la misma.
En los años 1461 y 1479 respectivamente sirvió de capilla ardiente para el Príncipe Carlos de Viana y para su padre Juan II de Aragón.
En las escaleras de la entrada del Palacio Real Mayor, el 7 de diciembre de 1492 sufrió un intento de asesinato el rey Fernando el Católico por parte e Joan de Canyamars.
La disolución del aparato político catalán tras la victoria militar borbónica en 1714, hizo que desaparecieran las dependencias de la administración real y en el año 1718 el rey Felipe V cedió el palacio a las monjas clarisas, cuyo convento del Barrio de la Ribera, se había derribado para la construcción de la Ciudadela
En la actualidad, el Salón del Tinell y la Capilla de Santa Ágata forman parte del Museo de Historia de Barcelona.
Bajo el Salón del Tinell, se encuentran vestigios de un conjunto de edificios monumentales de la época visigótica. Durante el S.XI el edificio fue derribado para construir uno nuevo, la obra románica, era rectangular y perpendicular a la muralla a la que se encontraba adosada. Este palacio románico existió cerca de dos siglos sin hacerse ninguna reforma importante en él.
En el S.XIII se realizaron pinturas murales representando escenas de guerra, conservadas hoy en el Museo de Historia de Barcelona, y la construcción de un nuevo cuerpo en la parte sudoeste del patio, con planta baja y arcadas, y en el piso principal, de doble altura con ventanales y arcos.
El Salón del Tinell consta de planta rectangular de 34 metros de longitud por 17 de anchura y 12 de altura, cubierta con una techumbre plana con vigas de madera que descansan sobre seis arcos de medio punto en piedra con perfil de moldura sobre unas columnas adosadas con capiteles y con más de 16 metros de luz entre ellas.
Archivo: Salo Tinell 20120309 14.JPG
El Salón del Tinell
Foto: JosepBC
En el S.XIV Pedro IV el Ceremonioso hizo derribar todo el interior por el maestro de obras Guillem Carbonell, pero conservó las fachadas y construyó un gran salón para recepciones y banquetes.
Por éste tiempo además de las salas de representación y de residencia se tiene noticia de una armería.
En el año 1302, se realizó la construcción de la capilla real de Santa Ágata, ya con traza plenamente gótica, adosada a la muralla romana, y encargada por el rey Jaime II al maestro de obras Bertran Riquer. Disponía de acceso directo desde el palacio y de una tribuna alta para la asistencia de los reyes a las ceremonias religiosas. Tiene una torre octogonal del primer cuarto del S.XIV. La planta es de una sola nave y la sacristía está construida dentro de la muralla romana.
Archivo: Capella de Santa Àgata.JPG
Vista exterior de la capilla de Santa Ágata
Foto: Josep Renalias
El rey Martín I el Humano, en el año 1403, reformó la plaza agrandándola para que se pudieran celebrar torneos en ella. Emprendió nuevas reformas en las plantas altas y en el patio, para las cuales se trajeron piedra mallorquina de Santanyí, ladrillos de Valencia y materiales diversos de Sicilia. También se realizó un paso elevado hacia la catedral al lado del portal de San Ivo, que fue derribado en 1823.
En el S.XVI dejó de ser la residencia real y se repartió el conjunto entre la Inquisición y la administración real, adaptándose el edificio para los nuevos usos, como las escribanías y los archivos de la Real Audiencia. El Salón del Tinell fue dividido en diferentes espacios además de abrir diversas puertas.
Se construyó  entre los años 1549 y 1557 el Palacio del Lloctinent, encargado por Carlos I al maestro de obras Antoni carbonell. Consta de planta rectangular, de estilo gótico tardío con elementos renacentistas y un gran patio central. En su planta baja tiene cuatro grandes arcos carpaneles sobre pilares que sostienen una galería de tipo toscano con arcos de medio punto. La escalera hacia el piso superior está dispuesta como en los palacios italianos.
File:Piso superior Palau Lloctinent.jpg
Patio del Palacio del Loctinent
Foto: Jaume Meneses
Se construyó también el llamado mirador del rey Martín, torre rectangular de cinco pisos de altura, en el año 1555. En cada piso hay una galería de arcos de medio punto con siete ventanas. El origen de estas torres tenía una finalidad defensiva, como mirador, y también por simple ostentación.
Archivo: Torre Palau Reial.jpg
Torre mirador del Rey Martín
Foto: Jaume Meneses
La sede que ocupaba la Inquisición y la capilla de Santa Ágata sufrieron la desamortización de Mendizábal de 1835. 
Durante la Guerra Civil se volvió a descubrir la sala gótica, tapada por un piso añadido, iniciándose su recuperación por los arquitectos municipales Adolf Florensa y Joaquim Vilaseca bajo la dirección de Agustí Durán i Sanpere. También se hizo una intervención para acoger el Museo Marés en la parte posterior del edificio, consiguiéndose gran parte, otra vez, la unidad de los edificios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada