SERVUS HISPANIARUM REGIS



jueves, 8 de enero de 2015

120º ANIVERSARIO DE LA MUERTE DE FRANCISCO II DE LAS DOS SICILIAS



Con motivo de la celebración del CXXº aniversario del fallecimiento de Su Majestad el Rey Francisco II de las Dos Sicilias, la ciudad de Arco di Trento, en la que murió el 27 de diciembre de 1894, fue testigo el pasado día 27 de una serie de actos culturales y religiosos que culminaron con una solemne eucaristía en sufragio por el alma de tan querido y sufriente monarca.


Los actos fueron impulsados por la Real Casa de las Dos Sicilias, la Región Trentino-Alto Adigio, la Provincia Autónoma de Trento, la Ciudad de Arco y la Asociación Vivi a Cittá.
Recordemos que tras su última resistencia en la plaza de Gaeta, Francisco II emprendió el camino de un largo exilio. Primero se estableció en Roma bajo la hospitalidad del Papa Pío IX, quien le alojó en el palacio del Quirinal aunque después pasaría a vivir en el Palazzo Farnese, propriedad de los Borbones. Su estancia en Roma se prolongó hasta marzo de 1870 y durante este tiempo realizó algunas tentativas de poner en marcha un movimiento de resistencia armada en su perdido Reino de las Dos Sicilias. En la Navidad de 1869, Francisco II y la Reina María Sofía, tuvieron una hija, María Cristina Pía que falleció a los tres meses.
Tras su marcha de Roma, Francisco II se estableció con su esposa en París. Allí residió de forma estable ausentándose sólo brevemente en algunos breves viajes a Austria y Baviera para visitar a la familia de la Reina María Sofía. 



Vivió con austeridad y sin grandes recursos económicos, pues Garibaldi había confiscado todos los bienes pertenecientes a los Borbones. El Gobierno de Italia le propuso a Francisco II la restitución de los mismos a cambio de renunciar a toda pretensión sobre el trono del Reino de las Dos Sicilias. Francisco II respondió con indignación a esta oferta: "Il mio onore non è in vendita".
El último Rey reinante en las Dos Sicilias fallecía el 27 de diciembre de 1894 en Arco de Trento, entonces Trentino Austriaco, durante uno de sus viajes para someterse a curas termales. Inicialmente recibió sepultura en la iglesia de Arco.
Los restos mortales de Francisco II,  de María Sofía (fallecida en Mónaco en 1925) y de su pequeña hija María Cristina, la última familia real de las Dos Sicilias, fueron reunidos tras varias vicisitudes, y reposan, desde el 18 de mayo de 1984, en la Basílica de Santa Clara de Nápoles, a donde fueron conducidos de forma solemne.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada