SERVUS HISPANIARUM REGIS



martes, 10 de enero de 2012

LA ORDEN DE SAN JORGE DE BAVIERA

La Real Orden Militar de San Jorge para la Defensa de la Fe y la Inmaculada Concepción fue fundada por Maximiliano II Emanuel, elector de Baviera en 1726 para proporcionar un medio de honrar a la nobleza y el reconocimiento de su distinguido servicio civil y militar. Su condición de orden católica fue confirmado por bula papal de 15 de marzo 1728 comparando la Orden de San Jorge con la Orden Teutónica, que también había sido transformada, de Orden de las Cruzadas, a una exclusiva institución religiosa de caballería de la nobleza.



S.A.R. Maximiliano II, Príncipe Elector de Baviera
La decisión de fundar eesta Orden de San Jorge pudo deberse en parte al intento fallido de los Wittelsbach de adquirir para su Casa el Magisterio de la Sagrada Orden Militar Constantiniana de San Jorge, que por decisión de la Santa Sede en 1701 fue reconocida como perteneciente a la italiana dinastía Farnese.
La devoción al patrono de la caballería, San Jorge, existía desde hacía mucho tiempo en Alemania, y varios príncipes de Baviera que en el siglo XV habían hecho la peregrinación al Santo Sepulcro, y fueron investidos allí como caballeros, habían realizado distintas promesas a San Jorge.
El príncipe elector Karl-Albrecht, hijo de Maximiliano II, decretó el título completo de esta milicia que se denominaría: Orden de los Caballeros del Santo y Mártir San Jorge y la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María y estableció sus estatutos el 28 de marzo 1729 como Orden Militar de Caballería de Católica Romana para la nobleza.
Por una reforma de 1741, se introdujo una clase eclesiástica, también limitada a la nobleza de la Iglesia: cardenales, arzobispos, obispos, deanes, y capellanes reales.
Sus estatutos reflejan una ardiente devoción cristiana, sin precedentes entre las instituciones fundadas en el siglo XVIII, la época la Ilustración. En ellos se obligan los caballeros a "honrar a Dios sobre todas las cosas, ser fuertes en la fe en Nuestro Señor Jesucristo, honrar a su Soberano Señor, el amor y el respeto a él y a sus prerrogativas reales".
En el mismo año Karl-Albrecht logró la Corona de Bohemia, y el 24 de enero de 1742 fue elegido como emperador Carlos VII, pero su gobierno fue breve y cuando murió, tres años más tarde, le sucedió como emperador Francisco de Lorena, mientras que la esposa de éste, María Teresa de Austria, heredó las coronas de Bohemia y de Hungría. 



El Emperador Carlos VII

Esta rama de los Wittelsbach se extinguió en 1777 y el Electorado de Baviera pasó a Carlos Teodoro, Príncipe de la Casa de Baviera, que asumió el Gran Magisterio de la Orden en 1778.
Cuando el príncipe elector Maximiliano José IV se convirtió en 1806 en rey Maximiliano I de Baviera, la Orden de San Jorge adquirió también el título de Real.
En la reforma de las diversas órdenes militares y nobles, el nuevo monarca confirmó los privilegios que ya disfrutan los caballeros de San Jorge, dándoles prioridad después de los caballeros de San Huberto
Por una nueva Constitución de 25 de febrero de 1827, Luis I declaró que el Rey de baviera sería siempre el Gran Maestre de la Orden, el Príncipe Heredero sería el Gran Prior y los otros miembros de la Casa Real Bávara, Priores. Estos estatutos establecieron también la existencia de seis Grandes Comendadores, doce jefes hereditarios, y un número indeterminado de caballeros.
Los requisitos para el ingreso fueron siempre muy duros, debiendo los aspirantes probar nobleza durante cuatro generaciones, pero desde 1871 el requisito se limitó a la probanza nobiliaria de dos generaciones.
Los estatutos fueron revisados ​​otra vez el 11 de diciembre de 1999 (aprobados por el actual Jefe de la Casa, el duque Francisco de Baviera, el 11 de enero de 2000) determinaron la supresión de la clase eclesiástica separada ( los sacerdotes pueden unirse a la Orden como miembros titulares, siempre que posean la nobleza solicitada). Tienen que tener por lo menos veintiún años de edad y antes de su ingreso, son examinadas por un comité de caballeros.
A diferencia de otras Órdenes que requieren pruebas de nobleza, no existe una categoría de "honorarios" o caballeros de "gracia".  
La Orden se dedica a la práctica de las obras de caridad, y el establecimiento de hospitales. Hay alrededor de noventa miembros y la Orden celebra sus fiestas el día día de San Jorge (23 de abril) y el de la Inmaculada Concepción (8 de diciembre). El Gran Prior actual es el Príncipe Maximiliano de Baviera.


Commander

La insignia de la Orden es una cruz de malta azul esmaltada en oro con bordes igualmente esmaltados con pequeñas bolas de oro en los ángulos de los ocho vértices.
En la cruz aparecen letras de oro con la expresión V.I.B.I. (Virgini Immaculatae Baviera Inmaculada). ("Inmaculada Baviera de la Virgen Inmaculada"). En el centro se muestra la imagen de la Virgen María.
En el reverso los brazos de la cruz son de color rojo esmaltado y lleva la expresión I.V.P.F., que representa las palabras Justis Vt Palma Fiorebit ("Distinguido por la Justicia y la Gloria"). En el centro de la insignia se muestra la imagenaúrea de San Jorge matando al dragón y rodeado por una corona de verde laurel.
La insignia cuelga de una cinta de seda azul moaré con dos listones blancos cerca de los extremos y estrechas franjas de color azul oscuro.





En ocasiones solemnes los miembros de la primera clase de la orden (es decir, Gran Maestre, Grandes Priores y Comendadores) lucen un collar de oro formado por eslabones en forma de letras en las que puede leerse: In Fide Justitia et Fortitudine ("En la fe, la justicia y la fortaleza"), entre dos llamas de color rojo esmaltado.

Collar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada