SERVUS HISPANIARUM REGIS



viernes, 15 de febrero de 2013

EL DÍA DE LA MEMORIA Y SU MEDALLA




El Día de la Memoria es una solemnidad civil nacional italiana que se celebra cada 10 de febrero. Fue establecido por la Ley n. 92, de 30 de marzo de 2004 para que no se perdiera el recuerdo de las víctimas de las masacres de y del éxodo de los habitantes italianos de la Venezia Giulia y de Dalmacia al finalizar la Segunda Guerra Mundial.
La ley que estableció el Día de la Memoria aprobó así mismo la creación de una medalla conmemorativa destinada a familiares de los "infoibati" (los asesinados arrojados a simas y dolinas kársticas de la zona) y de otras víctimas de la persecución, las masacres y deportaciones ocurridas en Istria, Dalmacia y en las provincias de la frontera oriental durante la última fase de la Segunda guerra Mundial y los años inmediatamente posteriores.
Como solemnidad civil, de conformidad con el artículo 3 de la Ley  de 27 de mayo de 1949, obliga a que todos los edificios públicos deberán izar en sus dependencias la bandera nacional italiana.


La misma ley ha reconocido el Museo de Istria, Dalmacia y Rijeka, ubicado en Trieste y el Archivo Museo Histórico de Fiume, con sede en Roma como museos nacionales 
Esta conmemoración se celebra con una ceremonia solemne en el Palacio del Quirinal,  en presencia del Presidente de la República,  quien concede diferentes honores a la memoria de  de las víctimas y sus familias. En muchas ciudades se celebran actos conmemorativos en los monumentos y plazas dedicadas a esos trágicos acontecimientos.
La Ley italiana establece el reconocimiento del cónyuge sobreviviente, los hijos, nietos y, en su defecto, a familiares hasta el sexto grado de parentesco con los asesinados entre el 8 de septiembre de 1943 y el 10 de febrero de 1947 en Istria, Dalmacia y las provincias de la frontera oriental. Este derecho se extiende a las personas desaparecidas en esas mismas áreas y que fueron asesinadas por ahogamiento, disparos o bombardeos.
La Medalla podrá concederse también a los cónyuges de ciudadanos italianos que perdieron la vida entre el 10 de febrero de 1947 y el año 1950, siempre y cuando la muerte se hubiera producido como consecuencia de la tortura, deportación y encarcelamiento. 
La fecha límite para presentar una solicitud de reconocimiento ha quedado fijada para el 30 de marzo de 2014, momento a partir del cual ya no se realizarán más concesiones.

File:Foiba basovizza2.jpg
Monolito en recuerdo de las víctimas de la sima de Basovizza con mención expresa a los distintos niveles de "rellenado"
Fuente: User: Zinn


La insignia de la Medalla de la Memoria es circular, de bronce dorado.
En el anverso se muestra un relieve de aires clásicos en el que un cortejo fúnebre de alegorías de las artes, la música, el comercio, etc, portan la losa sobre la que reposa el cuerpo de uno de los "infoibati" velado por un ángel de la gloria que lo protege con sus largas alas extendidas. En el exergo la expresión latina: "PRO PATRIA". 


Anverso de la Medalla de la Memoria
Fuente: Museo Virtuale del Bersagliere

El Reverso muestra grabado el nombre de la víctima con el año de su asesinato todo ello rodeado por la expresión: "LA REPUBLICA ITALIANA RICORDA". En el exergo un punto de esmalte azul símbolo de lealtad y amor a la Patria.


Reverso de la Medalla de la Memoria
Fuente: Museo Virtuale del Bersagliere



La cinta de la Medalla es de color rojo (símbolo de la sangre y del sacrificio) y gris claro (recuerdo del relieve kárstico). Ambos colores se unen con el tricolor nacional italiano.

File:Infoibati.png



El 8 de septiembre de 1943, con el armisticio suscrito por Italia con los Aliados, el Ejército Real Italiano queda en estado de colapso.
Desde el 9 de septiembre las tropas alemanas tomaron el control de Trieste y luego de Pula y Rijeka, dejando momentáneamente sin vigilancia resto de la Venezia Giulia. Los partisanos yugoslavos ocuparon gran parte de la región, manteniendo sus posiciones alrededor de un mes. El 13 de septiembre de 1943, fue proclamada la anexión unilateral de Croacia, por el Consejo del Ejército Popular de Liberación en Istria .  El 29 de septiembre 1943 se creó el Comité Ejecutivo Provisional para la Liberación de Istria.
Tribunales improvisados, en nombre de los Comités Nacionales de Liberación pronunciaron centenares de condenas de muerte. Las víctimas no fueron sólo los representantes del régimen fascista y del Estado Italiano, sino también opositores políticos y población civil italiana en general a los que se consideraba enemigos del futuro estado comunista de Yugoslavia.
En la localidad de Pazin fueron muy numerosos los condenados y ejecutados de las minorías étnicas italiana y croata. La mayoría de los condenados fue arrojado a las dolinas o minas de bauxita, algunos todavía con vida.

Archivo: foibe seats.png
Mapa con la localización de las simas y dolinas (foiba) donde se produjeron los crímenes
Fuente: CIA

De acuerdo con las mejores estimaciones, las víctimas entre los meses de septiembre y octubre de 1943 en Venezia Giulia,  alcanzarían las 600 personas. Algunos de los homicidios han quedado en la memoria de los ciudadanos por su ferocidad.
Con la expulsión de los partisanos por el Ejército Alemán en octubre de 1943, fue posible llevar a cabo varias inspecciones de los pozos, donde fueron encontrados los restos de cientos de personas. 
La República Social Italiana dio a conocer al mundo estos crímenes, alimentando por un lado el ambiente de terror que favoreció el éxodo subsiguiente y, por otro lado, la reacción de negación con la que la izquierda ha rechazado durante mucho tiempo estas masacres denunciadas por vez primera por el enemigo fascista.

Aspecto externo de la boca de una de las simas

Masacres similares se produjeron en el curso de la ocupación por los partisanos yugoslavos de las ciudades de Dalmacia donde residían comunidades italianas.
Terrible fue el destino de Zara, reducida a escombros por los bombardeos aliados, que causaron la muerte y la huida de la mayoría de sus habitantes. La ciudad fue ocupada más tarde por los yugoslavos el 1 de noviembre de 1944, provocando el asesinato en pocos meses de unas 180 personas. La práctica habitual era el ahogamiento en el mar de las víctimas atando a estas a gruesas piedras.

Archivo: Zara - Pier Riva Nuova2.jpg
Imagen del puerto de Zara destruido por los bombardeos

En la primavera de 1945 el Cuarto Ejército yugoslavo, se dirigió a Rijeka, Istria y Trieste. El objetivo era ocupar la Venezia Giulia  antes que los aliados, haciendo caso omiso de la ocupación de las dos capitales (Zagreb y Ljubljana), que habían quedado en manos de los alemanes. Entre el 30 de abril y  el 1 de mayo, unidades del IX Cuerpo Esloveno ocuparon Istria, Trieste y Gorizia.
El OZNA, la policía secreta yugoslava, comenzó a operar con total autonomía con respecto del ejército, que tenía orden de mantener la situación. La tarea de la policía era atraerse a los miembros del Comité de Liberación Nacional y otras organizaciones antifascistas italianas y eliminar a todos aquellos que podrían oponerse a la anexión futura de la Venezia Giulia a Yugoslavia.
En mayo de 1945 las masacres se sucedieron en Trieste, Gorizia, Istria y Rijeka. En Gorizia y Trieste las masacres cesaron con la llegada de los aliados el 12 de junio. Varios miles de personas habían sido asesinadas, muchas de ellas lanzadas vivas dentro de las dolinas.

File:MORLACCHI.QUARNARO.jpg
Mapa de la región de Istria

Las simas fueron utilizadas para la ocultación de cadáveres con el objetivo de eliminar a los opositores políticos y a los ciudadanos italianos que se opusieron (o podrían oponerse) a las políticas del Partido Comunita de Yugoslavia de Tito.
El Gobierno Italiano presidido por De Gaspieri  en 1945 cifró en 2.500 muertos y 7.500 desaparecidos el balance de víctimas de una sangriente represión, con tintes de limpieza étnica y política que  los gobiernos yugoslavos nunca pudieron desmentir.
Después de la guerra y en las décadas inmediatamente posteriores nunca se hicieron estimaciones científicas sobre el número total de víctimas. Estudios rigurosos sólo se han realizado desde la década de los noventa del siglo pasado. 

Guardia de Honor ante el memorial de los "infoibati" el pasado 10 de febrero de 2013

Mediante este enlace se accede a un breve pero impactante resumen de la historia de las masacres
http://www.youtube.com/watch?v=h_n_afXJOkU

La cuantificación precisa es imposible debido a una falta general de documentos. El gobierno yugoslavo (y más tarde el croata) nunca ha accedido a participar en las investigaciones para determinar el número de muertes. Algunos analistas también creen que parte de la documentación está todavía oculta en los archivos, en particular, el ex Partido Comunista Italiano. Los estudios recientes estiman que el número total de víctimas (incluyendo, por lo tanto, las personas que murieron durante el encarcelamiento o la deportación), van desde un mínimo de 5.000 a un máximo de 11.000. Cálculos volumétricos llevados a cabo teniendo en cuenta la profundidad del pozo antes y después de la matanza de la Cueva de Basovizza han sugerido la presencia de más de dos mil víctimas en ese lugar. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada