SERVUS HISPANIARUM REGIS



martes, 9 de septiembre de 2014

EL ATENTADO CONTRA EL PRIMER CÓNSUL BONAPARTE Y SU MEDALLA


Las amenazas contra la vida de Napoleón fueron varias desde desde que se alzó con el poder el 18 Brumario de 1799. En Francia había muchos sentimientos encontrados: por un lado los revolucionarios más radicales, que no veían con buenos ojos el nuevo giro que tomaban las cosas y por otra parte los realistas, que no renunciaban a la idea de restaurar a un Borbón en el trono de Francia.
En la Nochebuena de 1800, el Primer Cónsul Bonaparte iba a asistir al estreno del oratorio de Haydn, "La Creación". Unos conspiradores monárquicos atentaron contra el carruaje de Napoleón en la rue Saint Nicaise, valiéndose de un carro que llevaba una bomba de pólvora y metralla, encendiendo la mecha mientras el vehículo de Napoleón se aproximaba a gran velocidad, pues éste había acuciado a su cochero para no llegar tarde.

Gracias a la velocidad del carruaje, la bomba estalló después de su paso. Napoleón salió ileso. El dispositivo usado, conocido como Máquina Infernal, antecedente directo del "coche bomba", hirió o mató a unas 52 personas de la comitiva y curiosos viandantes. Hortensia Beauharnais, hija de Josefina, resultó herida en la muñeca. Madre e hija viajaban en otro carruaje detrás del de Bonaparte. Si la pólvora hubiese sido de mejor calidad quizás las habría matado a ellas y al general. También varios edificios del entorno resultaro
n dañados.

 El magnicidio fallido navideño de Napoleón
Grabado recreando el atentado de la rue Saint Nicase

Bonaparte culpó a los jacobinos de haber preparado el atentado. Sin embargo, el ministro de Policía Fouché descubrió que la conspiración era monárquica. Dos de los verdaderos conjurados, Pierre y Carbon, serán capturados, juzgados y guillotinados posteriormente.

En 1804, otra conjura monárquica, que incluía secuestrar a Bonaparte, fallaría y conduciría a las detenciones de una gran cantidad de conspiradores, incluyendo los generales Jean Moreau y Jean Pichegru; y al cabecilla del grupo, Georges Cadoudal. El primero se exiliará, el segundo se suicidará en prisión y el tercero será ejecutado.
 
Para conmemorar este suceso, el Primer Cónsul Bonaparte ordenó se acuñara una medalla conmemorativa.
La pieza que hoy comentamos es la que corresponde a la acuñada para la República Italiana, continuadora en el tiempo de la República Cisalpina, una de las "repúblicas hermanas" de la Francesa durante los años finales de la Revolución y de la que Bonaparte era Presidente.
Se trata de una pieza circular de bronce en cuyo anverso se muestra la efigie de Napoleón, con la cabeza descubierta y sin ningún tipo de atributo.
Le rodea una leyenda latina que dice: "Bonaparte. Reip. Ital. Praeses". ("Bonaparte Presidente de la República Italiana"). A la altura del exergo la data "Anno III".
Medaglia-Medal-Francia-France-Napoleone-Attentato-alla-Vita-1800-M27
Anverso de la Medalla
Foto: ebay.fr

El reverso es una alegoría clásica que muestra a las Parcas (obsérvese el hilo de la vida) junto a las que se sitúa, sedente, el Destino. Les acompaña la expresión latina: "Dux. Tvtvs. Ab. Insidiis" que hace referencia a cómo Bonaparte escapó con vida de las asechanzas de sus enemigos.

Image and video hosting by TinyPic
Reverso de la Medalla

Foto: ebay.fr
La medalla fue acuñada en Milán, capital de la entonces República Cisalpina y luego de la efímera República Italiana (1802-1805), por Manfredini y Appiani.
Bandera de la República Italiana
Diseño: Genaro Protta

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada