SERVUS HISPANIARUM REGIS



domingo, 14 de septiembre de 2014

EL PALACIO REAL DE PEDRALBES

Armas de Barcelona
Diseño: HansenBCN
El Palacio Real de Pedralbes (Palau Reial de Pedralbes) es un edificio situado en medio de una amplia zona de jardines, en el Distrito de Les Corts, en Barcelona
El Palacio tiene su origen en la antigua masía de Can Feliu, del S. XVII. La finca fue adquirida en 1862 por el conde Eusebi Güell, junto con la vecina Can Cuyàs de la Riera. Juntas formaron la finca Güell, de gran extensión (30.000 m2). Se encargó la reforma de la torre Can Feliu al arquitecto Joan Martorell, que construyó un palacete de aire caribeño, acompañado de una capilla neogótica y rodeado de magníficos jardines. Más tarde, se encargó a Antoni Gaudí la reforma del palacio y la construcción de un muro de cerca y los pabellones de la portería.
Fachada principal del Palacio de Pedralbes
Foto: Pex Cornel
Gaudí también se encargó parcialmente del diseño de los jardines de la finca, construyendo dos fuentes y una pérgola, plantando diversos tipos de plantas mediterráneas tales como: pinos, eucaliptos, palmeras, cipreses y magnolias.
Todavía subsiste la Fuente de Hércules, restaurada en 1983; que contiene un busto del héroe mitológico griego, sobre una pila con el escudo de Cataluña y un caño con forma de dragón chino.
La Fuente de Hércules, obra de Antonio Gaudí
Foto: Canaan
Eusebi Güell cedió la casa y parte de los jardines a la Corona, en agradecimiento por haber sido creado conde en 1918 por S.M. Don Alfonso XIII. Entonces se acometió una nueva remodelación para convertir la propiedad en Palacio Real (1919-1924), a cargo de los arquitectos Eusebi Bona y Frances Nebot. 
Escalinata interior del Palacio
Foto: Tassilirosmar
El palacio está formado por un cuerpo central de cuatro plantas, con una capilla en la parte posterior, y dos alas laterales de tres plantas que se abren en curva a la fachada principal. La fachada exterior es de estilo novecentista con porches de columnas toscanas, arcos de medio punto con medallones intercalados y jarrones coronando la construcción. El interior contiene una diversa mezcla de estilos, tanto en decoración como en mobiliario, que van desde el estilo Luis XIV hasta los estilos más contemporáneos.
Accesos a los jardines de Pedralbes
Foto: Canaan
Los jardines fueron diseñados por Nicolau María Rubio i Tudurí, a partir de un proyecto que integraba, en un trazado geométrico decorativo, gran parte de los árboles ya existentes, con un estanque y diversos elementos decorativos, como la fuente de Gaudí, bancos de bambú, tres fuentes luminosas obra de Carles Buïgas y diversas esculturas, como la de la Reina Isabel II mostrando a su hijo Alfonso XII que se sitúa frente a la entrada principal del palacio, obra de Agapit Vallmitjana.
Isabel II mostrando al pequeño Alfonso XII
Foto: Canaan
También se colocaron en el muro de entrada cuatro figuras femeninas sin título procedentes del descarte de la estatuaria pública colocada en 1929 en la Plaza de Cataluña, obras de Josep Llimona, Enric casanovas, Euseb Arnau y Ángel Tarrach. En 1930 se colocó un Desnudo, de Enric Casanovas, y en 1962 Mediterránea, de Eulalia Fábregas de Sentmenat, situada en el estanque de entrada al jardín.
En 19124, reinando Alfonso XIII, se convirtió oficialmente en Palacio Real. El 8 de junio de 1926, el Intendente General de la Real Casa y Patrimonio fue autorizado para que aceptara la donación que del Palacio de Pedralbes, con su parque y dependencias anexas, hacía el Ayuntamiento de Barcelona, en nombre de la ciudad, al Patrimonio de la Corona.
Jardines de Pedralbes
Foto: Canaan
Al proclamarse la IIª República en 1931, pasó de nuevo a ser propiedad del Ayuntamiento de Barcelona, que decidió instalar allí el Museo de Artes Decorativas, inaugurado en 1932. 
Durante el franquismo volvió a ser residencia del jefe del estado en sus visitas a Barcelona.
En 1990 se instaló el Museo de Cerámica; y el 4 de octubre de 1997 fue escenario para el almuerzo y recepción con motivo de la boda de la Infanta Cristina. El Palacio es ahora de titularidad de la Generalitat de Cataluña que tiene previsto cederlo para acoger la futura sede del secretariado de la Unión para el Mediterráneo.
En la actualidad, la residencia de la familia Real en Barcelona es el Palacete Albéniz, ubicado en la montaña de Montjuïc.

3 comentarios: