SERVUS HISPANIARUM REGIS



domingo, 15 de junio de 2014

EL CASTILLO DE LORCA

Armas de Lorca
Foto: Awuachumele
El Castillo de Lorca (Murcia) es una fortaleza de origen medieval construida entre los siglos IX-XV.  Comprende una serie de estructuras defensivas que, durante la Edad Media, convirtieron a la ciudad y su fortaleza en un punto inexpugnable del sureste peninsular, siendo un bastión clave en las contiendas entre cristianos y musulmanes durante la Reconquista.
Los trabajos arqueológicos realizados en distintas ocasiones en el castillo demuestran el poblamiento ininterrumpido del cerro sobre el que se asienta desde el Calcolítico. Las excavaciones arqueológicas efectuadas en el mismo entre 1999 y 2001, junto a las efectuadas en distintos solares del casco urbano, demostraron la existencia de un gran poblado argárico ( Edad del Bronce) que se extendía bajo el castillo y la actual ciudad de Lorca. De dicho poblado argárico se documentaron enterramientos, viviendas e incluso la cimentación de la muralla que lo protegía bajo el casco urbano de la ciudad actual.
Vista del conjunto del Castillo de Lorca
Foto: Jose Lorca
Una vez documentada la muralla de la Edad del Bronce, resulta muy díficil aventurar cuándo existió por primera vez un bastión defensivo en el cerro del Castillo. Las primeras noticias escritas de un castillo en el cerro de Lorca proceden de fuentes musulmanas que, ya en el siglo IX de nuestra era, citan a la ciudad de Lurqa como una de las más importantes de la Cora de Tudmir.
Bajo dominio islámico, el castillo de Lorca se convierte en una fortaleza inexpugnable por lo escarpado del cerro sobre el que se asienta. Su interior quedará compartimentado en dos mitades por el muro del Espaldón. En la parte occidental quedará un gran albacar para proteger víveres y ganado en momentos de peligro. En el sector oriental quedará el barrio de Alcalá de la medina musulmana. De sus muros partían por las laderas del cerro las murallas que abrazaban el resto de barrios, zocos y arrabales situados en la parte baja de la ciudad.
Con la conquista de Lorca por el infante Don Alfonso (futuro Alfonso X) en 1244 para la Corona de Castilla, la fortaleza se convertirá en un enclave estratégico de primera magnitud al constituir la avanzadilla de la Corona de Castilla frente a Granada. Durante más de 250 años, el Castillo vigilará la frontera entre el reino cristiano de Murcia y el musulmán de Granada.
Vista lateral de la fortaleza
Foto: Murcianboy
Esta situación tan privilegiada fue el motivo que obligó a los monarcas castellanos a esforzarse para repoblar la zona y construir y mantener las defensas más adecuadas para el Castillo.
Será Alfonso X quien ordene también la construcción de las torres Alfonsina y del Espolón, así como el refuerzo de los muros del castillo y la reconstrucción de los que se encontraran dañados. Hasta tal punto fue la reconstrucción cristiana que apenas quedan vestigios del castillo musulmán en el muro del Espaldón y en los cimientos de los muros actuales.
Con la reconquista cristiana el barrio de Alcalá, en el seno del castillo, recibió nuevos pobladores. Las obras del Parador de Nacional de Turismo pusieron al descubierto los restos de la Judería de Lorca, cuyos orígenes se remontan al siglo XIV.
El barrio judío de la Lorca medieval se encontraba dentro de la alcazaba, separado del resto de la ciudad por sus muros. La separación física de los barrios tenía como objetivo la protección de los judíos, pero al mismo tiempo significaba una clara división étnica, dejando a los cristianos en la parte baja de la ciudad.
Hasta el momento se han excavado un total de doce viviendas y una sinagoga del siglo XIV (única hallada en la Región de Murcia). Los restos arqueológicos hallados se pueden visitar en el sótano del Parador de Turismo y en la exposición Luces de Sefarad.
La piedra angular del conjunto arqueológico es la sinagoga. Se encuentra semiexcavada en el suelo para poder ganar altura en su interior mientras exteriormente no destaca sobre el resto de construcciones. De esta manera cumplía con las leyes vigentes en la época. Se accede al edificio a través de un patio en cuyo lado se abren dos vanos de acceso, mientras que a la galería de mujeres se accede por un vano exterior independiente. El interior de la sala de oración conserva el lugar donde se guardaban los rollos de la Torá, un nicho (hejal) que estaba decorado con yeserías de estilo gótico. También se conservan los restos del zócalo donde se colocaba la bimá, lugar de lectura de la Torá. A lo largo del perímetro de la sala de oración se disponía un banco corrido donde se sentaban los varones. Como en otras sinagogas, las mujeres tenían un espacio reservado, conocido como matroneum y que estaba situado sobre el vestíbulo.
Interior de la Sinagoga de Lorca
Foto: Gregorico
Con la desaparición de la frontera tras la conquista de Granada en 1492 decae enormemente la importancia del Castillo de Lorca, ahora muy sobredimensionado para la guarnición que lo custodia. Además, con la expulsión de los judíos decretada por los Reyes Católicos, desaparecen también sus últimos pobladores civiles.
El resultado final es el abandono completo del Castillo, que para el siglo XVIII amenaza ya incluso ruina en muchos de sus sectores.
El comienzo del siglo XIX verá la revitalización del castillo con motivo de la Guerra de Independencia. Muchos de sus muros y dependencias se verán reparados; en otros casos se efectuarán modificaciones que cambiarán por completo su aspecto medieval, como la batería que se construyó para batir con artillería la zona de Murviedro, o las caballerizas bajo ésta.
El 4 de junio de 1931 el castillo de Lorca se declara, y en especial a su torre Alfonsina, Monumento Histórico Nacional.
La Torre del Espolón antes del terremoto de 2011
Foto: Ramón Cutanda López
El castillo de Lorca resultó seriamente dañado en su muralla y la Torre del Espolón, a consecuencia del Terremoto de Lorca de 2011. A pesar de los daños se mantuvo abierto con su programación estival, visitas nocturnas, etc, bajo la gestión y desarrollo de Lorca Taller del Tiempo (LORCATUR) que organiza distintas actividades lúdicas durante todo el año, como visitas teatralizadas, cetrería, talleres, visitas guiadas, etc.
Dentro del recinto del Castillo se encuentra situado el Parador de Turismo de Lorca, que consta de 67 habitaciones y 9 suites. Fue inaugurado el 12 de julio de 2012 por S.M. la Reina Doña Sofía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada