SERVUS HISPANIARUM REGIS



miércoles, 30 de septiembre de 2015

EL "ÓBOLO DE SAN PEDRO" Y SU PRIMERA MEDALLA


El Denario u Óbolo de San Pedro (denarius Sancti Petri) es una colecta anual para el mantenimiento de la Santa Sede y las obras de caridad del Papa. Las donaciones se recogen en todas las diócesis del mundo e 29 de junio o el domingo más próximo a la solemnidad de San Pedro y San Pablo.
La colecta del óbolo de San Pedro se originó en Inglaterra en el siglo VIII. Los anglosajones, tras su conversión, se sintieron tan unidos al Obispo de Roma que decidieron enviar de manera estable una contribución anual al Santo Padre. Así nació el "Denarius Sancti Petri" que luego se extendió a otros territorios europeos. Según una tradición, el óbolo de San Pedro lo recogió por primera vez el Rey Offa de Mercia, quien confirmó el regalo a los legados papales en el Sínodo de Chelsea (787). Otra tradición cuenta que el óbolo de San Pedro se originó con el Rey Alfredo el Grande de Wessex, que impuso el impuesto en todo el reino inglés en el 889. El óbolo fue decayendo hasta ser abolido por el Rey Enrique VIII en 1534. 
La colecta comenzó a recogerse de nuevo en el siglo XIX bajo el Pontificado de Pío IX,  retomándose el nombre para designar a la contribución voluntaria de los fieles al Papa. Al perder la Iglesia los Estados Papales en el 1870, el óbolo de San Pedro se convirtió en una de las fuentes más importantes de ingresos de la Santa Sede, siendo regulado orgánicamente en la encíclica "Saepe venerabilis" del propio Pío IX (5 de agosto de 1871).
El Santo Padre Benedicto XVI definió el Óbolo de San Pedro como: "La expresión más típica de la participación de todos los fieles en las iniciativas del Obispo de Roma en beneficio de la Iglesia universal. Es un gesto que no sólo tiene valor práctico, sino también una gran fuerza simbólica, como signo de comunión con el Papa y de solicitud por las necesidades de los hermanos; y por eso vuestro servicio posee un valor muy eclesial". 
Entre las obras realizadas recientemente gracias al Óbolo de San Pedro, se encuentran la ciudad de los muchachos «Nazareth» en Mbare (Ruanda), el hospital San Vicente de Paul en Sarajero, la aldea para huérfanos del sida en Kenia, el hospital «Redemptoris Mater» en Armenia, las actividades de la Fundación «Populorum progressio» para los campesinos y los indígenas de Latinoamérica y de la Fundación Juan Pablo II para el Sahel.

La primera constancia en una medalla del pontificado de Pío IX, a la recuperación de esta limosna a la Sede de Pedro, se remonta al año 1862.
Se trata de una pieza circular, de bronce, en cuyo anverso se muestra la efigie del Santo Padre con estola y solideo, acompañado por la inscripción: "PIVS IX PONT(ifex). MAX(imvs). A(nno). XVII"
Anverso de la Medalla del Óbolo de San Pedro
Foto: www.ebay.it

El reverso presenta una escena con la imagen de San Pedro, sedente en su cátedra, que sujeta las llaves del Reino de los Cielos con su mano izquierda. Su brazo y mano derechos están extendidos para recibir las ofrendas pecuniarias que le presentan dos figuras alegóricas oferentes, una femenina, inclinada, y otra masculina, arrodillada. La femenina entrega un cofre al Príncipe de los Apóstoles y la masculina un plato con monedas.
Les Rodea una inscripción latina que dice: "PETRI INOPIAM CHRISTIANI STIPE SVSTENTANT", en clara alusión a la importancia que tienen las donaciones monetarias de los fieles para el sostenimiento de la Santa Sede y sus obras de caridad.
En el exergo otra inscripción latina alusiva a la recuperación del Óbolo de San Pedro y la data: "ANTIQVA PIETAS RENOVATVR. MDCCCLXII".


Reverso de la Medalla del Óbolo de San Pedro
Foto: www.ebay.it

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada