SERVUS HISPANIARUM REGIS



martes, 29 de septiembre de 2015

MERCURINO GATTINARA, EL IDEÓLOGO DEL "IMPERIO UNIVERSAL"

Fotothek df tg 0004085 Münze ^ ^ Schaumünze Gedenkmünze ^ ^ Medaille Großkanzler.jpg
Mercurino Arborio di Gattinara nació en la localidad piamontesa de Gattinara el 10 de junio de 1465. De amplia formación académica y viva inteligencia, pronto se convirtió en un reputado político humanista.
Entró al servicio de la archiduquesa Margarita de Austria en la corte de Flandes como asesor legal, pasando a ser el principal de sus diversos consejeros.
Posteriormente pasó a Castilla para convertirse en canciller del joven Carlos I. Sus ideas erasmistas fueron bien acogidas por el monarca y contaron también con el apoyo del secretario real Alfonso de Valdés.
Mercurino Gattinara colaboró activamente para que Carlos I se convirtiera en el Emperador Carlos V, llegando a ostentar el cargo de Gran Canciller de todos los Reinos del ReyGattinara era un convencido católico romano, humanista, erasmista, jurista y erudito. Sabía ser al mismo tiempo idealista en sus metas, y realista en sus tácticas. 
Fue un gran estudioso de la jurisprudencia, la teoría clásica del Estado, y la doctrina cristiana del deber. 
A Gattinara se debe que Carlos V abandonara tanto la visión exclusivista flamenca como la castellana, para actuar dentro de una concepción humanista cristiana del Imperio. Sus ideas de la primacía imperial en Europa, sin embargo, estaban en contradicción directa con la tendencia creciente hacia la teoría del Estado-nación.
En su calidad de Canciller, instó a Carlos V para crear un Imperio Dinástico con el objeto de establecer reglas globales("Dominium Mundi"). Gattinara abogaba por el imperialismo cristiano, basado en una unidad de la cristiandad, que debería combatir o convertir los protestantes, los turcos y los infieles del Nuevo Mundo. Su teoría intentó equilibrar la solidaridad de las naciones cristianas, con los requisitos de conquista para el establecimiento de un imperio mundial.
Jan Cornelisz. Vermeyen 001.jpg
El Canciller Gattinara

Después de la elección de Carlos V al trono imperial, Gattinara le escribió:
Para Gattinara, el verdadero propósito de la monarquía era unir a todas los europeos en el servicio de Dios y reunir la cristiandad contra el turco y la herejía luterana.
El resultado de esta visión política imperial fue también el mantenimiento de un estado de guerra general contra los infieles y herejes. 
Gattinara comparaba su política con el sueño de Dante de la monarquía universal. El objetivo final de Carlos V debía ser la unidad de la cristiandad primero, y, finalmente, de todo el mundo.
El Emperador fue visto como el recuperador de la monarquía universal romana, que podría poner fin a los conflictos feudales y dinásticos, y establecer una democracia imperium. El logro de una Respublica Christiana (una Europa unida) sería el primer paso hacia el "imperio mundial".
Mercurino Torino.jpg

Representación del Canciller Gattinara

Gattinara aconsejó a Carlos V ir a la guerra contra Francia por el dominio en el norte de Italia y neutralizar las ambiciones de Francisco I. La gran victoria de Pavía (1525) y el dominio del Milanesado, dieron la razón al Canciller.
Gattinara falleció en Innsbruck, Tirol, el 5 de junio de 1530.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada