SERVUS HISPANIARUM REGIS



domingo, 25 de marzo de 2012

EL PALACIO REAL DE RIOFRÍO


A mis padres, quienes, desde niño, me inculcaron el amor por las bellezas de mi tierra


El Palacio Real de Riofrío es una de las residencias de la Familia Real Española, gestionada por el organismo Patrimonio Nacional, que administra los bienes del Estado al servicio de la Corona. Se encuentra en un enclave del término municipal de San Ildefonso, en Segovia, a 11 kilómetros de la localidad que da nombre al municipio. Se encuentra próximo a las poblaciones de Navas de Riofrío y La Losa.

Archivo:Riofrio fachada.jpg

Fachada principal del Palacio de Riofrío


El palacio es de estilo italiano con planta cuadrada y tres pisos exteriores en altura, sus cuatro caras son color rosa y básicamente iguales.
Fue diseñado por el arquitecto Virgilio Rabaglio en 1752 y de la decoración exterior se encargó Pedro Sexmini, lo que convierte en uno de los Palacios con mayor influencia italiana de toda la época. A diferencia de lo que ocurre con la mayoría de los palacios españoles, el de Riofrío es austero, sobrio, alejado de las formas del barroco.

Sin embargo, en su interior nos encontramos con uno de los ejemplos más importantes de la arquitectura barroca de toda España, su escalera principal, que se compone a su vez de dos escaleras que arrancan de un vestíbulo en trayectorias opuestas, ofreciendo un precioso espectáculo.

Resultan de interés el Museo de Caza, además del patio interior, la escalera de honor, la capilla y su colección de pinturas, tapices y muebles. Se encuentra rodeado por un extenso bosque de 625 hectáreas, donde habitan gamos y ciervos, entre otros animales.




El Real Bosque de Riofrío


Utilizado por los reyes exclusivamente para la caza, únicamente ha sido empleado como residencia, con carácter temporal, por los reyes Francisco de Asís de Borbón y Alfonso XII.
La reina Isabel de Farnesio, segunda esposa de Felipe V, deseaba con fervor que su hijo Carlos llegase a ser Rey de España, pero, siguiendo el orden dinástico, antes les correspondía el trono a los dos hijos mayores del rey, Luis y Fernando, ambos fruto del primer matrimonio del monarca con María Luisa Gabriela de Saboya.

Isabel de Farnesio

S.M. la Reina Isabel de Farnesio

No obstante la reina no se resignó a perder su influencia política y sus injerencias en los asuntos de Estado fueron grandes. Luis I subió al trono en 1724 tras la abdicación del rey Felipe V, pero murió a los siete meses de comenzar su reinado, en agosto de ese año, por lo que su padre hubo de reasumir la Corona, que ceñiría hasta su muerte en julio de 1746.
Este año subió al trono Fernando VI, quien, cansado de las continuas interferencias de la reina madre Isabel de Farnesio en los asuntos de Estado, le permitió construir un palacio para mantenerla alejada de la Corte (que en este momento permanecía casi de manera permanente en La Granja de San Ildefonso). Fue así como, siguiendo los deseos de Fernando VI, Isabel de Farnesio mandó construir el palacio en 1751 en un antiguo coto de caza en la provincia de Segovia que compró al Marqués de Paredes.

Archivo:SegRiofrio 1.8.2004.JPG

Patio central del Palacio

Antes de finalizar las obras, el rey Fernando VI murió sin descendencia, por lo que Isabel de Farnesio vio cumplido su deseo y su hijo Carlos III, entonces rey de Nápoles fue llamado para ocupar el trono de España. Desapareció, por tanto, la necesidad de trasladarse a Ríofrío, por lo que, aunque se finalizó la construcción del Palacio, la reina nunca residió en él.



Detalla de la doble Escalera de Honor

El Palacio fue utilizado por los sucesivos soberanos españoles y la familia real cuando iban de caza a los bosques de Riofrío, (especialmente recordada y querida en estas tierras fue S.A.R. la Infanta Isabel, la "Chata", hermana de S.M. Alfonso XIII). Habitaron el palacio de forma habitual Francisco de Asís de Borbón, rey consorte y marido de Isabel II, y Alfonso XII, durante el duelo por la muerte de su primera esposa María de las Mercedes.
De esos reinados data la decoración de las habitaciones reales que ocupan la mitad de la planta principal. Su decoración artística es desbordante: pinturas de los grandes maestros, como Velázquez, Rubens, Giusseppe Bonito, Toribio Álvarez...; tapicerías del siglo XVIII de la Real Fábrica de Santa Bárbara; esculturas, mobiliario y armas antiguas de incalculable valor histórico. En el resto de esta planta se puede visitar el Museo de caza, uno de los más importantes en su género.


Salón del Palacio presidido por el retrato de S.M. Alfonso XII y los retratos ovales de sus suegros, los Duques de Montpensier (S.A.R. la Infanta Mª Luisa Fernanda y Don Antonio de Orleans, Duque de Montpensier)


El Museo de Caza es un homenaje a esta ancestral actividad humana, dándose la circunstancia de estar enclavado en un Palacio rodeado por un Bosque con gran cantidad de fauna venatoria.
Sus fondos constituyen un completo repaso a todo el proceso histórico de la caza, desde los tiempos primitivos hasta los modernos, y presenta multitud de animales fruto de una perfecta labor taxidermista.




El Palacio Real de Riofrío, con su Bosque, se alza frente a la Sierra de Guadarrama, en Segovia

No hay comentarios:

Publicar un comentario