SERVUS HISPANIARUM REGIS



jueves, 18 de abril de 2013

LA MEDALLA DE LA ELECCIÓN DE AMADEO DE SABOYA

Archivo: Armas de Amadeo I de Saboya.svg
Armas de S.M. Don Amadeo I de Saboya, Rey de España
Fuente: Miguillen

Tras la Revolución de 1868 que supuso el exilio de Isabel II, se constituyó en España un Gobierno Provisional que dio paso a unas elecciones generales a Cortes Constituyentes. De resultas de todo este proceso, España pasó a regirse mediante la Constitución de 1869 que proclamaba la monarquía como forma de estado.
Pero esa monarquía había de ser democrática y de nuevo cuño. Con los Borbones excluidos del trono, el general Serrano fue proclamado Regente de esa España aún sin rey, mientras el Presidente del Gobierno, general Prim, se afanaba en la búsqueda de un monarca adecuado para la Nación.
Tras un convulso baile de candidatos de las más diversas tendencias, finalmente el Duque de Aosta, Don Amadeo de Saboya, hijo de Víctor Manuel II de Italia, aceptó el inmenso reto que se le avecinaba.
Don Amadeo reunía en su persona las condiciones idóneas para ceñir la corona española: procedía de una antigua dinastía emparentada con la española, era progresista y católico. Ninguna potencia europea se opuso a su advenimiento al trono de Madrid.
Archivo: Amadeo rey de spain.jpg
Fotografía de época de Don Amadeo I
Fue el primer rey de España elegido por un Parlamento, lo que para los monárquicos de siempre suponía una grave afrenta. El 16 de noviembre de 1870 votaron los diputados: 191 a favor de Amadeo de Saboya, 60 por la República Federal, 27 por el Duque de Montpensier, 8 por el anciano general Espartero, 2 por la República Unitaria, 2 por Alfonso de Borbón , 1 por una República indefinida y 1 por la duquesa de Montpensier, la infanta María Luisa Fernanda, hermana de Isabel II; hubo 19 papeletas en blanco. De este modo el presidente de las Cortes, Manuel Ruiz Zorrila, declaró: «Queda elegido Rey de los españoles el señor duque de Aosta».
Contó con el sistemático rechazo de carlistas y republicanos, cada uno por razones inherentes a sus intereses; pero también de la aristocracia borbónica, que lo veía como un extranjero advenedizo; de la Iglesia, por apoyar las desamortizaciones y por ser el hijo del monarca que había arrebatado al Papa los Estados Pontificios; y también del pueblo, por su escaso don de gentes y dificultad para aprender el idioma español.
Inmediatamente, una comisión parlamentaria se dirigió a Florencia para dar parte al Duque del resultado de la votación. El 4 de diciembre acepta oficialmente esta elección, embarcando poco después en el puerto de La Spezia rumbo a España. 
Archivo: Embarque del rey Amadeo en el puerto de Spezia obra de Luis Alvarez Catala.jpg
Embarque de Don Amadeo de Saboya en el puerto de La Spezia rumbo a España, por el pintor Luis Álvarez Catalá.
Mientras Amadeo I viajaba a Madrid para tomar posesión de su cargo, el general Juan Prim, su principal valedor, murió el 30 de diciembre a consecuencia de las heridas sufridas en un atentado tres días antes en la calle del Turco en Madrid (recordemos que este tema se haya en revisión tras los estudios que se han practicado a la momia del General).
Don Amadeo desembarcó en Cartagena el 30 de diciembre, para llegar a Madrid el 2 de enero de 1871. Una vez allí se dirigió a la Basílica de Nuestra Señora de Atocha  para rezar ante el cadáver de Prim. 
Amadeo de Saboya orando ante el cadáver del general Prim en la Real Basílica de Atocha de Madrid

Tras este amargo trago se trasladó a las Cortes, donde realizó el preceptivo juramento: «Acepto la Constitución y juro guardar y hacer guardar las Leyes del Reino», terminando el acto con la solemne declaración por parte del presidente de las Cortes: «Las Cortes han presenciado y oído la aceptación y juramento que el Rey acaba de prestar a la Constitución de la Nación española y a las leyes. Queda proclamado Rey de España don Amadeo I».
Como sabemos, su efímero reinado fue un largo desierto, lleno de incomprensiones y terribles problemas tanto internos como externos, y que concluyó con su abdicación el 11 de febrero de 1873.
------------------------------------------------

Además de la Medalla de la Travesía de La Spezia a Cartagena de la que ya hablamos tiempo atrás, se realizó también otra acuñación oficial para conmemorar la elección del nuevo monarca.

(JX-836)MEDALLA CONMEMORATIVA DE AMADEO PRIMERO ELECTO REY DE ESPAÑA CON ESTUCHE (Numismática - Medallería - Histórica)
Anverso de la Medalla

 (JX-836)MEDALLA CONMEMORATIVA DE AMADEO PRIMERO ELECTO REY DE ESPAÑA CON ESTUCHE
Reverso de la Medalla con la fecha de la elección por las Cortes





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada