SERVUS HISPANIARUM REGIS



miércoles, 19 de octubre de 2011

BODA REAL EN EL LEJANO BUTHÁN

Bhutan emblem.svg


Buthán ha vivido unos días de celebración llenos de fiesta y colorido con motivo de la boda del rey Jigme Khesar Wangchuk, de 31 años, con la plebeya Jetsun Pema. Todos los ciudadanos salieron a la calle para mostrar su alegría por el enlace de su soberano, aunque sólo algunos privilegiados pudieron asistir a la ceremonia. El país entero siguió la retransmisión en directo a través del canal oficial butanés BBS. La pareja decidió no invitar a miembros de otras Familias Reales pero sí quiso compartir su felicidad con su pueblo.

Además de estar emocionado con el 'sí, quiero', el Rey contó durante el enlace con la presencia de una de las personas más importantes de su vida, su padre, Jigme Singye Wangchuck. El anterior monarca de Buthán se mantuvo a su lado derecho durante toda la ceremonia, siguiendo de cerca y sin perder detalle de uno de los días más importantes para su hijo. "Pido al Gobierno que no planee una gran celebración. La satisfacción de mi querido padre y la bendición de nuestro pueblo me darán alegría y felicidad", manifestó su hijo cuando anunció su compromiso con Jetsun Pema.

Jigme Singye Wangchuck (izquierda), padre del actual rey de Bután, Jigme Khesar Wangchuk (centro)

Desde que en noviembre de 2008 Jigme Singye decidiera abdicar y dejara la corona en manos de su hijo, convirtiéndole en el quinto 'rey dragón' de la dinastía, siempre ha estado a su lado para darle consejo y guiarle durante los primeros meses. Al igual que su madre, Ashi Tshering Yangdon, que es la tercera mujer de las cuatro con las que su padre contrajo matrimonio en el año 1979.

El cuarto "dragón" nació el 11 de noviembre de 1995 y a los 17 años sucedió en el trono a su padre, Jigme Dorji Wangchuck tras su repentina muerte.
Jigme Singye Wangchuck fue coronado el 2 de junio de 1974 convirtiéndose por aquel entonces en el monarca más joven del mundo, título que ahora ostenta su hijo. Se educó en Buthán, la India y el Reino Unido, y estudió en la Universidad Rice en Houston (Texas). Ante todo, quiso continuar la labor iniciada por su padre para modernizar el país pero manteniendo intacta la cultura tradicional. En 1981 promulgó la "Driglam Namzha" que obligaba a los ciudadanos a llevar el traje tradicional y a aprender el lenguaje nacional en las escuelas y en 1998 redujo los poderes absolutos de la monarquía. Además, ideó el concepto de "Felicidad Nacional Bruta", que descansa en pilares como la conservación de las costumbres locales, el cuidado por el medio ambiente, el buen gobierno y el crecimiento económico.
En el año 1979 se casó con cuatro mujeres: Ashi Dorji Wangmo, Ashi Tshering Pem, Ashi Tshering Yangdon y Ashi Sangay Choden, que le han dado diez hijos (cinco varones y cinco mujeres). Sus Majestades las Reinas son todas hermanas e hijas de Yab Ugyen Dorji, un descendiente del que se considera fundador y unificador del territorio del actual Buthán, Zhabdrung Ngawang Namgyal.

Por lo que respecta a la Boda Real que ahora nos ocupa, ni siquiera el intenso frío consiguió que miles de ciudadanos de Buthán se perdieran uno de los mayores acontecimientos de los últimos años en el país: el matrimonio de su rey, Jigme Khesar Wangchuk, con Jetsun Pema.

null

Esta estudiante universitaria de 21 años, es hija de un piloto de aviación y cursó sus estudios en la región india de Himachal Pradesh y también en Reino Unido. Es una apasionada del baloncesto y del arte y, al parecer, el rey, diez años mayor que ella, la conoció cuando la hoy Reina tenía siete años, durante unas vacaciones familiares. Del resto de sus cualidades sabemos por las declaraciones de algunas personas que han estado a su lado en diferentes etapas de su vida, como el director de la Escuela Secundaria Lungtenzampa, que la recuerda como una buena jugadora de baloncesto, que llegó a ser incluso capitana del equipo, y también cuenta que ganó varios premios por sus cualidades para hablar en público. También se deshizo en elogios hacia ella: “Es joven, cálida, y de buen corazón y carácter. Estas cualidades, junto a la sabiduría que llegará con los años y la experiencia, harán de ella una gran servidora de la nación”.
Ahora es la Reina de Bután y en estos días de celebración ha recibido el cariño de sus súbditos, quienes desde el anuncio de su compromiso vieron en ella a la monarca que buscaban. La ceremonia fue trasmitida por el canal oficial butanés BBS. Se celebró en Punakha, localidad a 70 kilómetros al norte de la capital, y contó con la asistencia de 1.500 invitados, además de los ciudadanos que se agolparon a las puertas para conseguir ver a los novios.



Una vez convertidos en marido y mujer, el monarca expresó la gran felicidad que estaba experimentando: “Estoy feliz. He esperado bastante tiempo", declaró. "Ella es un ser humano maravilloso, inteligente. Compartimos una gran cosa en común: el amor y la pasión por el arte". Buthán celebró la boda de su rey durante tres días.

FUENTE: Hola.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada