SERVUS HISPANIARUM REGIS



lunes, 9 de marzo de 2015

HAAKON VII: INDEPENDENCIA, RESISTENCIA Y DEMOCRACIA EN NORUEGA

Haakon VII FSA.jpg

Haakon VII (nacido Christian Frederik Carl Georg Valdemar Axel), y conocido hasta 1905 como Carlos de Dinamarca, nació en el palacio de Charlottenlund (Copenhaghe), el 3 de agosto de 1872. Fue hijo de los entonces príncipes Federico y Luisa. Por medio de su madre, Carlos era nieto del Rey Carlos IV de Noruega (Carlos XV de Suecia) y sobrino nieto del entonces rey Óescar II de Suecia y Noruega. Varios de sus ancestros habían sido reyes de Noruega, cuando este país formaba parte de Dinamarca y cuando constituyó una unión con Suecia.
En 1896 se casó con su prima la princesa británica Maud de Gales, hija menor del futuro rey Eduardo VII del Reino Unido y Alejandra de Dinamarca.
Haakon7.jpg
Haakon VII de Noruega
En 1905 fue disuelta la unión entre Suecia y Noruega, y el gobierno provisional de este último país creó un comité que se encargaría de identificar a miembros de la realeza europea como candidatos a ocupar el trono. Carlos pronto ocupó una candidatura de liderazgo, no sólo por su parentesco con los anteriores reyes noruegos, sino también porque su matrimonio con una princesa británica podría resultar una ventaja en las relaciones con el Reino Unido, país que había apoyado la independencia noruega, y además porque el hijo de los príncipes, Alejandro, aseguraba la sucesión dinástica. El otro candidato, su tío el príncipe Carlos de Suecia, se retiró de la elección por el rechazo de su padre el rey Óscar II de Suecia a aceptar la ruptura de la unión.
Carlos no aceptó el ofrecimiento del trono noruego hasta que se realizara un plebiscito que se inclinara a favor del gobierno monárquico. En ese tiempo, existían fuertes debates sobre si la Noruega independiente debía conservar la monarquía o erigirse en una nueva república.
El pueblo noruego apoyó de forma aplastante a la monarquía, con cerca de un 79 % de votos favorables en la consulta. El parlamento noruego (Storting) ofreció entonces formalmente la corona a Carlos de Dinamarca el 18 de noviembre de 1905, quien aceptó la propuesta esa misma tarde, después de que su abuelo el rey Cristián IX de Dinamarca consintiese. Así, Carlos tomó el nombre de Haakon VII, un nombre famoso dentro de la antigua monarquía noruega. Se convertía así en el primer rey de una Noruega independiente desde hacía quinientos años.
Severin Worm-Petersen Haakon VIIs edsavleggelse i 1905 OB.A5031.jpg
Haakon VII jura ante el Parlamento como Rey electo de Noruega (1905)
Fue coronado en la Catedral de Nidaros de Trondheim, el 22 de julio de 1906.
El 16 de julio de 1910 fue nombrado caballero de la Insigne Orden del Toisón de Oro por el rey Alfonso XIII de España
Durante los primeros años de su gobierno las exploraciones noruegas en las latitudes polares cobraron fama y prestigio. El 14 de diciembre de 1911, Roald Amundsen alcanzó por vez primera el Polo Sur. La Meseta Polar sería renombrada como Meseta del rey Haakon.
Para fortalecer los lazos con Suecia, dañados tras la separación, acordó casar a su hijo el príncipe Olaf (Alejandro hasta la llegada al trono de su padre) con la princesa Marta de Suecia, hija del príncipe Carlos, su otrora rival en la elección, el 21 de marzo de 1929.
Durante la Segunda Guerra Mundial, Noruega fue invadida por Alemania en la madrugada del 9 de abril de 1940. Las fuerzas navales germanas enviadas a ocupar Oslo se toparon con la resistencia de la Fortaleza de Oscarborg. Desde dicha fortaleza, la artillería noruega atacó a los invasores, causando serios daños al crucero Lützow y hundiendo al Blücher.
Ante la inminiente ocupación alemana de Oslo, la familia real y todo el gobierno noruego tuvo que escapar de la capital. La princesa heredera Marta fue enviada con sus hijos a su país natal, Suecia, mientras que el rey y el príncipe heredero decidieron permanecer en Noruega. El parlamento (Stortuing) acordó primero establecerse en Hamar, pero el rápido avance de las fuerzas alemanas hizo que se trasladara a Elverum. En esa localidad, el parlamento en asamblea votó por unanimidad una resolución, llamada la Autorización de Elverum, por la que el poder legislativo le otorgaba al ejecutivo plenos poderes para encabezar la defensa del país hasta que el parlamento pudiese reunirse otra vez.
Al día siguiente, 10 de abril, el ministro alemán Curt Bräuer, solicitó una reunión con el Rey. Bräuer pidió el cese de toda resistencia noruega y anunció la solicitud de Adolf Hitler para que el soberano colocase al nazi noruego Vidkun Quisling como primer ministro. Bräuer sugirió también que Haakon VII aceptase una situación similar a la del gobierno de Dinamarca, que se había rendido un día después de la invasión alemana para evitar una resistencia inútil, y amenazó con endurecer las condiciones de paz a Noruega si no había una rendición.
Haakon VII, reunido con su gabinete en Nybergsund, anunció los términos del ultimátum nazi, y su decisión de rechazarlo por la obligación que tenía como soberano ante el pueblo noruego. Dejó la decisión final a su gabinete, no sin anunciar que si los ministros se inclinaban a favor de la rendición, él abdicaría.
El gobierno en su conjunto respaldó por unanimidad al rey Haakon. La decisión fue transmitida al emisario alemán por vía telefónica. Inmediatamente después, por radio, se informó a la población sobre el rechazo al ultimátum nazi, a la vez que se reiteraba la voluntad de continuar la resistencia armada hasta donde fuera posible, basando su confianza en el pueblo.
El rey Haakon VII (izqda) y su heredero el príncipe Olav (dcha), refugiados en los bosques de Molde
La mañana siguiente, el 11 de abril de 1940, la fuerza aérea alemana bombardeó el poblado de Nybergsund, destruyéndolo, buscando así eliminar al insumiso rey en su refugio. Sin embargo, Haakon VII y su gabinete se refugiaron en los bosques nevados de los alrededores, y emprenderían una huida a través de las escarpadas montañas noruegas con destino a Aldalsnes, en la costa noroccidental. Ahí, abordaron un navío británico, HMS Glasgow, y fueron trasladados a la ciudad de Tromso, donde se estableció una capital provisional el 1 de mayo. Haakon y su hijo, el príncipe Olaf, establecieron su vivienda en una cabaña en medio de un bosque en el valle de Målselvdalen, en el interior de la provincia de Troms. Ahí permanecerían resguardados por miembros locales de la asociación del rifle, armados con rifles Krag-Jorgensen.
Bundesarchiv Bild 183-H26353, Norwegen, Kampf um ein brennendes Dorf.jpg
La infantería alemana asalta una aldea noruega
Los Aliados mantuvieron destacamentos en el norte de Noruega, lo que convirtió la región en una zona segura hasta finales de mayo de 1940. Tras la Batalla de Francia, los destacamentos aliados en Noruega tuvieron que ser desplazados hacia otras latitudes. El gobierno noruego, amenazado por los alemanes, tuvo que evacuar Tromso el 7 de junio a bordo del navío británico HMS Devonshire y establecerse en Londres. Desde la capital británica, se estableció un gobierno noruego en el exilio. El rey Haakon y el príncipe Olaf vivieron en Foliejon Park, en Winkfield, cerca de Windsor desde marzo de 1942 hasta junio de 1945.
Hitler designó al nazi alemán Josef Terboven como Comisario del Reich para Noruega y máxima autoridad administrativa de la ocupación alemana. Las primeras acciones de Terboven fueron presionar al parlamento noruego para deponer a Haakon VII del trono. Pese a ello los miembros del parlamento rechazaron por completo esa posibilidad, argumentando principios constitucionales y la ausencia de un gobierno noruego legítimo que propusiera semejante acto. Ante la negativa, Terboven anunció un nuevo ultimátum, con el que amenazó con reclutar a todos los noruegos en edad militar y llevarlos a campos de concentración alemanes. Entonces la Oficina Presidencial del Storting (sin una votación parlamentaria que la respaldara en sus actos) escribió al rey solicitándole su abdicación, el 27 de junio de 1940. Haakon VII se negó a tal petición, argumentando que la Oficina Presidencial había actuado bajo presión alemana. Finalmente, Terboven declaró que la familia real noruega había perdido su derecho a regresar a su país, y ordenó la disolución de todos los partidos políticos (excepto los nazis noruegos de Quisling.
Terminada la guerra en Europa, toda la familia real regresó a Noruega, a bordo del navío británico HSM Norfolk, entrando en Oslo el 7 de junio de 1945.
La Familia Real Noruega regresa a Oslo en junio de 1945 
En 1947, Haakon VII recibió la más alta condecoración civil que otorga el gobierno noruego, la Medalla al Gran Mérito Cívico, con motivo de la defensa que hizo de las instituciones noruegas durante la guerra y sus espíritu de constante resistencia. 
En 1955 recibió la Medalla Holmenkollen, la más alta distinción del mundo del esquí, por su labor para restablecer el festival de esquí Holmenkollen, interrumpido durante la invasión nazi.
Kong Haakons hjemkomst, 7. juni 1945, Kongen og kronprinsesse Märtha i bilkortesje på Karl Johans gate, Oslo Museum, OB.F12570r - Crop.jpg
Los Reyes Haakon VII y Maud son acamados por los habitantes de Oslo
En julio de ese año 1955, el rey sufrió una aparatosa caída en el cuarto de baño de su resdencia en Oslo, a tan sólo un mes de su 83 cumpleaños. Se rompió el fémur y tuvo que servirse de una silla de ruedas. El rey, hasta entonces bastante activo, padeció -al parecer- una depresión a causa de su minusvalía, y comenzó a abandonar cada vez más frecuentemente sus actividades oficiales. Con la pérdida de movilidad, la salud de Haakon se deterioró y a partir del verano de 1957, el príncipe heredero Olaf apareció en representación de su padre cada vez con mayor frecuencia, hasta que el rey falleció, el 21 de septiembre de 1957. Todo el pueblo noruego lloró la muerte del rey Haakon VII, quien nunca habló el noruego, pero por fortuna muchos de sus súbditos si lo entendieron en danés, su lengua materna, y fue un monarca muy querido y apreciado.
Los restos del monarca descansan en el mausoleo real del Castillo de Akershus, en Oslo, al lado de los de su esposa la reina Maud.
Kong Haakons gravferd 1. Octubre 1957, Robert Charles Wilse, Oslo Museo, OB.A01144.jpg
Funerales de estado por Haakon VII en 1957
En la actualidad, la figura de Haakon VII es considerada de gran relevancia en la historia de Noruega. Su determinación y su defensa de la democracia posibilitó el desarrollo político de su joven y frágil país durante los años de extrema inestabilidad que le tocó vivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada