SERVUS HISPANIARUM REGIS



sábado, 28 de marzo de 2015

LA ORDEN DE SAN LÁZARO HERMANA HONORARIA DE LA HERMANDAD DE JESÚS CAUTIVO DE MARBELLA



El pasado domingo 15 de Marzo de 2015 en la inigualable y grandiosa Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación de Marbella, sede arciprestal de Marbella y Estepona y sede canónica de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Cautivo, María Santísima de la Encarnación, Santa Marta, San Lázaro y María, de Marbella, en una solemne función religiosa oficiada por el Arcipreste Reverendo Padre Don José López Solórzano, máxima autoridad eclesiástica de Marbella y Estepona, se procedió por la citada Cofradía a dos acontecimientos históricos: la entronización de la nueva talla de San Lázaro que culmina y completa el trono con los Hermanos de Betania, que junto con Nuestro Padre Jesús Cautivo y Nuestra Señora de la Encarnación protagoniza la estación de penitencia de la noche del Martes Santo en Marbella, y al público nombramiento de la Orden Militar y Hospitalaria de San Lázaro de Jerusalén como Hermana Honoraria de la Hermandad, tras haber obtenido la Cofradía el oportuno placet del Obispado de Málaga.

El hermoso rostro de la imagen de San Lázaro

A las doce en punto de la mañana y siendo esperada en la puerta de la Iglesia por la Junta Directiva de la Hermandad, encabezada por su Hermano Mayor, Don Francisco de Paula Bootello, hizo acto de presencia la representación del Gran Priorato de España de la Orden, mediante su Encomienda de Andalucía presidida por el Prior de España y Comendador de Andalucía, Excmo. Sr. Don Iván de Arteaga y del Alcázar, Marqués de Armunia, acompañado por el Comendador Emérito, Excmo. Sr. Don Antonio Fortuny y Mainés, Barón de San Luis, el Tesorero del Gran Priorato de España, Excmo. Sr. Don Alfredo García Till y el Canciller de la Encomienda andaluza, Iltmo. Sr. Don Luis Alberto Valero Aranda, junto con veinticinco Caballeros y Damas que con sus vistosos uniformes, mantos y cruces dieron lugar a un interés y revuelo inusitados por parte de las decenas de turistas que a esa hora del domingo se agolpaban en los alrededores de la Iglesia por el centro de Marbella. 
Con gran deferencia, solemnidad y amabilidad, y perfecta organización por parte de la Hermandad, la Orden fue acompañada en su entrada corporativa en el enorme y bellísimo templo arciprestal literalmente abarrotado de Hermanos de la Cofradía ataviados con sus medallas cofrades, entre los que cabe destacar al tantos años Hermano Mayor de la Cofradía, Conde Rudolf Graf von Schönburg, y fue ubicada en lugar de preferencia, situándose en la Presidencia del acto el Prior-Comendador Marqués de Armunia, el Comendador Emérito, Barón de San Luis, y el Tesorero del Gran Priorato acompañados del Hermano Mayor de la Hermandad, el Presidente de la Agrupación de Cofradías y Hermandades de Marbella, junto con representaciones de todas las Cofradías de Marbella, y el artista imaginero, autor de la obra, Don Manuel Ramos Corona, acompañado del Canciller de Andalucía de la Orden . 
Durante el transcurso de la Misa, antes del ofertorio, se procedió por el Arcipreste, Padre López Solórzano, a la solemne bendición de la imagen de San Lázaro el amigo de Jesús que de ese modo, y tras besar sus santos pies en un momento emocionantísimo para todos, pasaba a incorporarse de sagrado modo a la veneración de la Hermandad y a la religiosidad popular marbellí. 

Lázaro, el entrañable amigo de Jesús


Finalizada la solemne Misa, el Arcipreste, Padre López Solórzano, que además del cargo eclesiástico es Consiliario de la Hermandad y Capellán de la Orden de San Lázaro procedió a revestirse con el hábito de los eclesiásticos de San Lázaro y ante la expectación de los cientos de personas presentes en una Iglesia que parecía aún más llena que durante la Misa dado el enorme número de periodistas, reporteros gráficos, cámaras de televisión y autoridades que ocupaban en este momento la mayor parte del Presbiterio, se procedió por el Secretario de la Hermandad a dar lectura a los documentos oficiales, tanto de la Hermandad como del Obispado de Málaga, que decretaban el nombramiento de la Orden Militar y Hospitalaria de San Lázaro de Jerusalén como Hermana Honoraria de la Hermandad y Cofradía de Nuestro Padre Jesús Cautivo, María Santísima de la Encarnación, Santa Marta, San Lázaro y María, requiriéndose la presencia del Prior de España, Marqués de Armunia, que recibió del Hermano Mayor el abrazo de recepción como Hermanos y un precioso cuadro conteniendo copias en pergamino de los Decretos y Actas oficiales y la Medalla de Honor de la Hermandad que Don Iván de Arteaga agradeció en nombre del Gran Priorato de España y de su Encomienda de Andalucía con expresiva y no ocultada emoción entre la satisfacción y el aplauso general de todos los Hermanos de la Cofradía, fieles marbellíes de la Parroquia, y Caballeros y Damas de la Orden asistentes. El acto concluyó con la entrega de sendas distinciones al artista imaginero creador de la imagen, así como al Reverendo Padre López Solórzano, Capellán de la Orden.

S.E. el Marqués de Armunia, Prior de España, en un momento de la ceremonia

Finalmente se celebró un almuerzo de hermanamiento entre la Cofradía y la Orden al que asistieron numerosos Hermanos y los Caballeros y Damas, en un muy conocido y excelente restaurante del Paseo Marítimo de Marbella, en el que hubo oportunidad suficiente de confraternizar y conocerse los antiguos hermanos y los nuevos de honor de la Caballería Cristiana de San Lázaro y quedar emplazados para que, a partir de este año y por siempre, el Martes Santo una representación de la Orden figure en la Presidencia del Cortejo de Nuestro Padre Jesús Cautivo y los Caballeros y Damas Lazaristas acompañen a San Lázaro, su Patrón, en estación de penitencia por las calles de Marbella. 
Un día que sin duda pasará a la posteridad de ambas instituciones y de las personas que tuvimos la suerte y el honor de vivir unos acontecimientos tan relevantes e históricos para la Hermandad, la Orden y la ciudad de Marbella, con el recuerdo de la Oración de los Caballeros especialmente adaptada al acontecimiento:

La Orden de San Lázaro siempre fiel a su carisma y a la defensa de la fe


ORACIÓN DE LOS CABALLEROS DE SAN LÁZARO
Señor Jesús Cautivo de Marbella, que por efecto de inmensa bondad y misericordia, nos has llamado a conocerte y servir en la Milicia de los Caballeros Hospitalarios de San Lázaro, recibe ahora la expresión de nuestra gratitud por tan gran favor.
Recuérdanos estar muy unidos entre nosotros en tu caridad y nuestro deseo de servirte por una rigurosa fidelidad a nuestro alto ideal de caballería cristiana.
Que la Santísima Virgen de la Encarnación de Marbella, guardiana de la Unidad de la Fe, San Lázaro tu amigo y nuestro santo Patrón, que todos los santos, confesores y vírgenes, Protectores de nuestra Orden y hermanos de nuestra Religión, nos consigan toda la luz y la fuerza para no faltar jamás a ninguno de nuestros deberes de nuestra vocación, que aceptamos de todo corazón.
Guárdanos sin miedo y sin reproche, siempre dispuestos a todas las buenas obras.
Que la Unidad de la Iglesia, el apoyo de los cristianos orientales y en particular los de Tu país, oh Jesús, que los pobres leprosos, los enfermos, los débiles, los prisioneros, los abandonados sean el objeto de nuestras solicitudes, de nuestras preocupaciones, los beneficiarios de nuestros cuidados y de nuestra caridad. Así sea.
SAN LAZARO REZA POR ELLOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada