SERVUS HISPANIARUM REGIS



lunes, 21 de mayo de 2012

LA ORDEN DE FRANCISCO I DE LAS DOS SICILIAS

File:Ster van de Orde van Frans I Beide Sicilien 1829.jpg



Francisco I había soportado el papel un tanto difícil de heredero cuarenta y ocho años antes de  ceñir la Corona de las Dos Sicilias a la muerte de su padre en 1825.
La Orden de Francisco I, fue fundada por él el 28 de septiembre de 1829, como un premio al mérito civil por la distinción en el servicio público, la ciencia, las artes, la agricultura, la industria y el comercio. El rey era el Gran Maestre, y se le otorgó inicialmente en cinco clases.
Gran Cruz con placa
Comendador
Caballero
Medalla de Oro
Medalla de Plata.














Francisco II reformaría los estatutos el 21 de diciembre de 1858, ampliándola a ocho clases:
Gran Cordón
Gran Cruz
Comendador con placa
Comendador
Caballero de primera clase
Caballero de segunda clase
Medalla de Oro
Medalla de Plata 
El Gran Cordón, y la Gran Cruz se concedía únicamente a los caballero que habuieran prestado servicios extraordinarios a la Corona y al Estado, mientras que los otros grados estaban destinados principalmente a los funcionarios civiles o el clero, pero en alguna ocasión se le concedió a los ciudadanos particulares.

File:Real Ordine di Francesco I.jpg

La insignia es una cruz maltesa esmaltada, con una flor de lis de oro entre cada brazo y coronada por una corona (excepto para los Caballeros de segunda clase). En el centro hay un medallón con el monograma del Rey Fernando I bajo una corona real, rodeada por una corona de laurel y el lema "De Rege Optime Mérito". En el reverso la inscripción dice: "Franciscus instituit MDCCCXXIX".


La Orden estaba gobernada por el Rey como su Gran Maestre, que delegó la administración en una comisión bajo la presidencia de un Caballero Gran Cruz, con dos mandos y dos caballeros que cumplían la función de secretario y archivero.
Su cinta era roja con dos listones azules, uno en cada extremo.

File:Reale ordine di francesco I.png

Cinta de la Orden
Un decreto del rey Víctor Manuel II de Piamonte-Cerdeña, de fecha 7 de septiembre 1860, abolió las Órdenes de Mérito del Reino de las Dos Sicilias, pero esto no fue aceptado por por el Rey Francisco II ni el Conde de Caserta, quien hizo un total de cuarenta y ocho concesiones de la Orden a distintos personajes.
 
Entre los españoles que recibieron la Orden antes de la caída del Reino de las Dos Sicilias destaca, por ejemplo, el General Lersundi, quien fue recompensado con la Gran Cruz de la Orden de Francisco I el 15 de septiembre de 1849 por su actuación con el cuerpo expedicionario español que acudió a Italia para auxiliar a Pío IX frente a los revolucionarios que le habían arrebatado los Estados Pontificios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada