SERVUS HISPANIARUM REGIS



sábado, 5 de mayo de 2012

RECIBIMIENTO EN EL REAL CAPÍTULO DE SAN ANTONIO



Hoy sábado 5 de mayo va a tener lugar la ceremonia de ingreso de nuevos caballeros del Real Capítulo de San Antonio de Lisboa de Arronches (Portugal), cuyo Prior Presidente es nuestro buen amigo Don Francisco Acedo Fernández Pereira.
La invitación al acto es la que sigue:





Historia del Real Capítulo de Cavaleiros de Santo Antonio de Lisboa de Arronches

                                  Por Don Francisco Acedo Fernández Pereira
                                                      Prior Presidente

Existe conocimiento documental de la existencia de la Santa Iglesia Capitular de Santo Antonio de Lisboa desde comienzos del siglo XVI, cuando la Orden Franciscana ya estaba instalada en Arronches, aunque su presencia en la Villa fuese anterior y breve, además, por oposición de los Canónigos de la Santa Cruz de Coimbra, que poseían el Señorío de Arronches, compartido con la familia Sousa. Los documentos hablan en esas fechas de un templo con título de Iglesia y una Hermandad dedicada a Santo Antonio y al Niño Jesús, exclusiva para nobles. Por este motivo se puede intuir que tanto la Iglesia como la Hermandad ya existían en la centuria precedente. En uno de los dos planos del Libro de las Fortalezas de Duarte das Armas (1505-1510), aparece la Iglesia con un aspecto exterior muy similar al que posee hoy.
A ello hay que unir el hecho de que las tierras circundantes a la Santa Iglesia Capitular, en las que acampó Don Alfonso V con su ejército antes de traspasar la frontera con Castilla para defender los derechos de su mujer Juana (la mal llamada Beltraneja) frente a su sobrina Isabel, gozaban del privilegio de ser Coutos. Estos Coutos de Santo Antonio (todavía inscritos hoy así en el Registro de la Propiedad), eran gobernados por la Antigua y Noble Hermandad de Santo Antonio y del Niño Jesús, cuyo Juez era además Alcaide de los Coutos. Tenían los privilegios acostumbrados de esta institución en el Reino de Portugal, es decir, la absoluta inmunidad de impuestos, pechos, huestes y mesnadas, impartiéndose la Justicia independientemente del Poder Real y poseyendo derecho de asilo.
En la Batalla de Arronches, los ejércitos castellanos de don Juan José de Austria destruyeron la Iglesia, conservándose únicamente el presbiterio y la sacristía, y destruyéndose gran parte del archivo de la Hermandad. Como recuerdo de aquella Batalla se conservaron las llamadas Escaleras de los Castellanos, que el Capítulo donó en 2008 al Ayuntamiento de Arronches.


Grabado representando la Batalla de Arronches de 1653

De acuerdo con la información contenida en las Crónicas Parroquiales de 1758, la Iglesia era propiedad de la Antigua y Noble Hermandad de San Antonio y del Niño Jesús, agregada a la Colegiata de Nuestra Señora de la Asunción (Iglesia Matriz) de Arronches, de Canónigos de la Santa Cruz de Coimbra, y la Hermandad tenía asiento en el Cabildo. Su ermitaño estaba sufragado por los Prelados de Portalegre, y tenía renta anual de dos moios (1580 kilos) de trigo y seis mil reales en dinero. La polación veneraba a San Antonio el día 13 de junio.
La Antigua y Noble Hermandad de Santo Antonio y del Niño Jesús estaba exclusivamente formada por miembros de la Nobleza, y en los archivos de la Hermandad podemos ver la lista de familias. Entre ellos encontramos a los Bragança Ligne de Sousa, Marqueses de Arronches, Duques de Lafões e Príncipes del Imperio (la familia mas preclara que dio la Villa de Arronches), y otras familias de la Hidalguia local onde vemos apellidos como Aguiar, Álvares Pereira, Ataíde, Bragança, Bragança Ligne, Bragança Melo, Cabral, Castro, Falcão, Ligne, Ligne Luxembourg, Ligne Nassau, Ligne Sousa Tavares, Lopes de Sousa, Lorena, Lorena Menezes, Luxembourg, Manoel, Mascarenhas, Mascarenhas e Silva, Mendes de Sousa, Mendonça, Menezes, Menezes Coutinho, Menezes de Noronha, Montmorency Luxembourg, Moura, Moura Pereira, Nassau, Nassau Siegen, Nassau e Sousa, Noronha, Paiva, Pereira, Pereira Bragança, Pereira de Moura, Silva, Silveira, Sousa, Sousa Ligne, Sousa Nassau, Sousa Tavares, Tavares, Telez de Menezes, ou Vilhena.
Los datos extraídos de las Crónicas Parroquiales de 1758 nos permiten concluir que la Antigua y Noble Hermandad de San Antonio y del Niño Jesús se tenía su sede canónica en esta capilla en el siglo XVIII y que cumpliría su misión hasta la extinción de las Órdenes Religiosas en 1834, aunque los bienes de la Hermandad fueron conservados por ésta hasta que vendieron a particulares tras la proclamación de la república y el templo fuera profanado convirtiéndose en salón de bailes. La república supuso un parón en la vida de la Antigua y Noble Hermandad de Santo Antonio y del Niño Jesús, pero la familia Pereira vinculada desde siglos a la Hermandad, adquirió pocos años más tarde los Coutos de Santo Antonio y la Iglesia con ellos. A pesar de que el edificio religioso fuera desprovisto de su función, el culto a San Antonio continuó enraizado en la vivencia de esta comunidad, como se puede comprobar en las diversas imágenes de San Antonio existentes en las Iglesias del Municipio. Hoy es la sede del Real Capítulo de Caballeros de San Antonio de Lisboa, heredero de la Antigua Hermandad.


La Villa portuguesa de Arronches, en el Alentejo


Tras el costoso proyecto de restauración de la Iglesia, bendecida nuevamente el 14 de junio de 2008, la Antigua y Noble Hermandad de Santo Antonio y del Niño Jesús, que había permanecido largos años latente, pero no extinta, se reorganizó y se dotó de nuevos estatutos el 13 de junio de 2007, tomando la denominación de Real Capítulo de Caballeros de Santo Antonio de Lisboa de Arronches.
Hasta la fecha de la reorganización, existía una única clase de Caballeros, a los que se pedían las acostumbradas pruebas de nobleza, pero, a partir de ella, se crearon diversos grados. Los Miembros Eclesiásticos pueden ser Capellanes de Honor (reservado para Altas Dignidades Eclesiásticas) o Capellanes en Ejercicio. Al frente de los mismos están el Obispo Protector, el Capellán Mayor, que se encarga de la organización de los Capellanes y el Consiliario que cura los asuntos espirituales. Los Caballeros y Damas se dividen en cuatro categorías: de Honor, reservada a Miembros de Casas Soberanas y Altísimas personalidades; de Justicia, que son descendientes de las antiguas familias que conformaron la Antigua y Noble Hermandad, o que son Parientes del Solar y que prueban la Nobleza bicentenaria por la ascendencia paterna; de Derecho de Sangre, reservado para Títulos o personas que prueben la Nobleza Generosa por el costado paterno; y de Gracia, para aquéllos que, sin pruebas de Nobleza, hayan realizado especiales méritos hacia el Capítulo. Los Caballeros de Justicia, transcurridos diez años del ingreso, pueden solicitar la prmoción al grado de Comendador de Justicia, cuyo número  no puede nunca exceder de trece.
El Gobierno está formado por Miembros de Justicia, tiene a la cabeza al Presidente que ostenta los Títulos tradiconales de Prior de la Santa Iglesia Capitular, Juez de la Antigua y Noble Hermandad y Alcaide de los Coutos de Santo Antonio.  Tiene un Consejo Asesor formado por diversos Caballeros que lo ayuda en sus tareas. El Capítulo tiene Prioratos Nacionales, Regionales y Provinciales, entre ellos los de España, Dos Sicilias, Lacio y Cerdeña. Para ingresar en el Real Capítulo hay que abrir un Proceso de Admisión en el que el candidato debe de ser presentado por dos caballeros, de los cuales, uno, al menos, debe de ser Miembro del Gobierno. Igualmente el Real Capítulo concede cada 13 de junio la Cruz al Mérito Antoniano a aquellas personas o instituciones (pertenencientes o no al Real Capítulo) que se hayan distinguido en su servicio.
La insignia del Real Capítulo es una cruz flordelisada de plata vaciada de gules, que se lleva como placa al pecho y como miniatura pendiente de una cinta negra, o miniatura de ojal. Los Miembros de Justicia, el Gobierno y el Consejo llevan la misma cruz, rodeada de laureles, bajo trofeo y corona al cuello con una cinta igualmente negra.


Insignia de los Caballeros de Justicia

Tanto la Santa Iglesia Capitular, como el Capítulo se han visto agraciados durante los siglos por numerosas Indulgencias y privilegios. Así los Miembros gozan de más de doscientas Indulgencias Plenarias anuales y el Templo goza de Altar Privilegiado, liberando un Alma Bendita del Purgatorio cada vez que se celebra la Santa Misa, siendo esta gracia extensiva a todos los Capellanes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada