SERVUS HISPANIARUM REGIS



viernes, 23 de noviembre de 2012

CRÓNICA DE LA INVESTIDURA DE LA IMPERIAL ORDEN HISPÁNICA DE CARLOS V



En el histórico recinto de la Sala de Reyes del Alcázar de Segovia, tuvo lugar el pasado sábado 17 de noviembre la solemne ceremonia de Investidura de nuevos Caballeros, e imposición de lazos de Dama, de la Imperial Orden Hispánica de Carlos V de la Sociedad Heráldica Española.
Con el aforo completo, la ceremonia se iniciaba a eso de las ocho menos diez de la tarde con la entrada del Estandarte de la Imperial Orden, la Espada Ceremonial y S.A.S. Don Enrique de Borbón, acompañado por las más altas autoridades de gobierno de la Institución.


Año tras año los asistentes a la Investidura llenan la Sala de Reyes del Alcázar de Segovia (Foto de archivo)

Tomó la palabra en primer lugar el Maestro de Ceremonias y Comendador Mayor de la Orden, el Excmo. Sr. Don Manuel Tourón y Yebra, para dar la bienvenida a los asistentes y disertar sobre la concesión de la Cruz Laureada de San Fernando colectiva al Regimiento de Cazadores de Alcántara por su heroico comportamiento en las terribles jornadas del Desastre de Annual de 1921. Concesión y entrega que, aún con un incomprensible retraso de décadas, se realizó felizmente el pasado octubre en solemne ceremonia. La Plaza de la Armería del Palacio Real de Madrid fue el escenario de este acto de justicia histórica, presidido por S.M. el Rey Don Juan Carlos I y las más altas representaciones del Estado y los Ejércitos.
A continuación se procedió a entregar la Placa de la Mar Océana al Excmo. Sr. Herrero Mallol.

El Gran Maestre, Don Enrique de Borbón, hace entrega de la Placa de la Mar Océana al Excmo Sr. Herrero Mallol en presencia de S.E. Don Ulisses Rolim, Conde de Rolim y de Reigada y tres Caballeros Collar de la Imperial Orden 

Seguidamente comenzó la investidura de un nutrido grupo de caballeros españoles, y de otras nacionalidades, acompañados por sus respectivos padrinos.
También ingresaron varias damas, todo ello en un ambiente de recogimiento y emoción considerables.

Las nuevas Damas y algunas de sus Madrinas
A continuación el Capellán de la Orden rezó un responso en memoria de S.A.R. Don Juan de Borbón y Battemberg, Regidor Perpetuo de la Sociedad Heráldica Española, y de los caballeros y damas fallecidos.
El acto concluyó con la interpretación del Himno Nacional, cuyas vibrantes notas pusieron broche de oro a la Investidura.


El Barón Tonis Breidel Hadjidemetriou (dcha.) acompañado por Don Daniel García Riol, ambos condecorados esa noche con las Aspas de Borgoña en su grado de Gran Cruz

Como viene siendo tradicional, los participantes en la Investidura se trasladaron a las instalaciones del Hotel Cándido para asistir a la Recepción del Gran Maestre Don Enrique de Borbón y a la posterior Cena de Gala.
El Gran Maestre Don Enrique de Borbón y sus acompañantes durante la Cena de Gala

La velada resultó muy agradable y no faltó en ella el esperado momento en el que el Ilmo. Sr. Don A. Cándido López Duque, hijo de Cándido y también Mesonero Mayor de Castilla, que ingresó también en esta Investidura 2012 en el seno de la Orden, realizó la lectura del Privilegio de Enrique IV de Castilla y procedió a partir los cochinillos al más puro estilo segoviano auxiliado por dos caballeros de la Corporación.

Lectura del privilegio de Don Enrique IV de Castilla

A los postres se brindó por S.M. el Rey Don Juan Carlos I, por España, el Gran Maestre y la Imperial Orden.
Finalizada la Cena de Gala se procedió a la entrega de ascensos y premios, entre ellos sendas Aspas de Borgoña en grado de Gran Cruz a los Excelentísimos Señores Barón Tonis Breidel Hadjidemetriou y Don Daniel García Riol, Medallas del Vº Centenario de Carlos V, membresías de honor de la Sociedad Heráldica Española; así como de una garantía de armas.

El Sr. Nikolaos Giannisopoulos muestra la garantía de armas que le acaba de entregar el Excmo. Sr. Don José María de Montells y Galán, Heraldo Principal del Colegio de Armas de la Imperial Orden Hispánica de Carlos V

Foto de familia del Gran Maestre junto a las nuevas damas y caballeros de la Imperial Orden

El cierre de la jornada lo puso un animado baile de gala que se prolongó hasta bien entrada la madrugada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada