SERVUS HISPANIARUM REGIS



viernes, 30 de noviembre de 2012

LA CRUZ DE SAN ANDRÉS Y LAS ASPAS DE BORGOÑA


File:Cross of Burgundy (Template).png
Fuente: Buho07

Hoy 30 de noviembre, celebramos la festividad de San Andrés. Un Apóstol queridísimo en muchos lugares (España, Grecia, Escocia, Rusia, Borgoña...) y cuya memoria ha tenido una estrechísma vinculación histórica con la heráldica, la vexilología y la falerística.
Su símbolo, la conocida Cruz de San Andrés.

Espectacular joya de la Imperial Orden de San Andrés de Rusia (h.1800)

La Cruz de San Andrés es una cruz en forma de aspa (con dos ángulos agudos y dos ángulos obtusos). Representa el martirio de San Andrés Apóstol, según una tradición muy antigua que cuenta que el apóstol fue crucificado en Patrás, capital de la provincia de Acaya, en Grecia. Lo amarraron a una cruz en forma de X y allí estuvo padeciendo durante tres días, los cuales aprovechó para predicar e instruir en la religión a todos los que se le acercaban.

File:Martyrdom of andrew.jpg
Martirio de San Andrés

Es representación de humildad y sufrimiento y, en heráldica, simboliza caudillo invicto en combate. Una variante de la cruz de San Andrés es la Cruz de Borgoña, de manera que, hoy en día muchas banderas americanas recuerdan en su diseño la Cruz de Borgoña y su pasado español.
Aparece también en la bandera naval de numerosas naciones.

La Cruz de Borgoña o Aspa de Borgoña es una representación de la Cruz de San Andrés en la que los troncos que forman la cruz aparecen con sus nudos en los lugares donde se cortaron las ramas. Este emblema ha sido incluido en los escudos de armas y en las banderas de España, tanto de tierra como de mar, desde 1506, época de su introducción con la Guardia Borgoñona de Felipe el Hermoso, hasta nuestros días, donde todavía es un elemento importante en el Escudo de Armas del Rey de España, y en su estandarte, así como en los estandartes, banderas, banderines, guiones, pendones y gonfalones de las Fuerzas Armadas de España.

Banderín del GOE V "San Marcial" (1986/1995).Fuente: boinasverdes.org
También es el origen del símbolo distintivo que marca las colas de los aviones del Ejército del Aire de España. Varios historiadores aeronáuticos indican que la primera vez que se pintó la Cruz de Borgoña sobre un aeroplano fue a principios de la Guerra Civil Española por orden del General Franco sobre un fondo blanco, al tiempo que hizo desaparecer la bandera tricolor de la II República, el 8 de agosto de 1936.

File:Escudo de Juan Carlos I de España.svg
Las armas de S.M. el Rey Don Juan Carlos I llevan acolada la Cruz de Borgoña, símbolo de sus antepasados Borgoñones y Austrias

File:Bandera de Bujalance.svg
Bandera municipal de Bujalance (Córdoba). Fuente: Hameryko



File:Flag of Scotland.svg
Bandera de Escocia

Parece ser que el aspa de Borgoña fue el distintivo de la facción borgoñona en la Francia de la guerra de los Cien Años a partir del duque Juan "Sin Miedo" de Borgoña (duque entre 1404 y 1419), ya que San Andrés es el patrón de Borgoña.
Fue el rey Felipe I el Hermoso quien, en 1506, tras contraer matrimonio con la reina Juana I de Castilla, introdujo en España el signo distintivo de la casa de su madre, María de Borgoña.
Como símbolo vexilológico, ha sido el más utilizado hasta 1785 en las banderas españolas.
En tierra, esta bandera, blanca con la cruz de Borgoña en rojo, ondeó quizá por primera vez como insignia española en la batalla de Pavía en 1525 (aunque las aspas rojas eran lisas, sin nudos, y el ejército de Carlos I era más bien hispano-germano), y es la más característica de las utilizadas por los tercios españoles y regimientos de infantería del Imperio español durante los siglos XVI, XVII, XVIII y comienzos del XIX.
Desde Carlos I, cada compañía tiene su propia bandera, en la que la cruz figuraba sobre fondos de muy diversa forma y colorido (en los que a veces se incluían jeroglíficos o motivos heráldicos del oficial al mando). Al acceder al trono Felipe II, ordenó que, además de las banderas de cada compañía, cada tercio llevase otra en cabeza de color amarillo con las aspas de Borgoña en rojo.

File:Tercio - Spínola.svg
La gloriosa bandera del Tercio de Alejandro de Spínola (1621)

A pesar de esta variedad, el color blanco fue el más utilizado como paño de fondo, sobre todo en las banderas coronelas. A este respecto, un decreto de Felipe V dado a 28 de febrero de 1707 decía:
"...Y es mi voluntad que cada cuerpo traiga una bandera coronela blanca con la cruz de Borgoña, según estilo de mis tropas, a que he mandado añadir dos castillos y dos leones, repartidos en cuatro blancos, y cuatro coronas que cierran las puntas de las aspas..."
Posteriormente a 1785, la versión de aspa roja sobre fondo blanco sería también la bandera adoptada por el movimiento carlista tras constituirse en el siglo XIX. En la guerra carlista de 1833-1840, la borgoñona aún seguía siendo la bandera del Ejército, o sea, de las fuerzas regulares liberales (el Ejército no adoptó la rojigualda hasta 1843), no siendo empleada por las tropas del bando carlista. Después de la citada unificación de banderas en 1843, surgió un estandarte militar híbrido con una pequeña aspa borgoñona en la franja amarilla central de la rojigualda, normalmente debajo de un escudo redondo con los cuarteles de Castilla y León. Hacia 1923 dichas aspas borgoñonas de las rojigualdas del Ejército empezaron a ganar en tamaño, superponiéndose a las franjas rojas superior e inferior (lo cual obligó a recurrir a diferentes matices de rojo).



Las prestigiosas Aspas de Borgoña que concede el Colegio de Armas de la Sociedad Heráldica Española y su Imperial Orden Hispánica de Carlos V

Aunque algunas unidades carlistas sí llegaron a utilizar el aspa en la Primera Guerra Carlista de 1833 -cuando era sólo un distintivo de las enseñas de infantería, artillería e ingenieros, sin connotaciones ideológicas aún-, y en la Tercera Guerra Carlista de 1872 probablemente el sotuer borgoñón sólo lo usaron las fuerzas gubernamentales, normalmente en la franja amarilla de las rojigualdas, aunque algunas unidades mantuvieron sus banderas del modelo anterior a la unificación de 1843 (la artillería y el regimiento "Inmemorial del Rey", que en época de la I República, 1873-1874, se quedó en "Inmemorial" a secas). El aspa borgoñona como emblema político propio carlista es tardía: fue el 24 de abril de 1935, en época de Manuel Fal Conde, coincidiendo con la reorganización del Requeté, por aquel entonces un grupo paramilitar clandestino, siendo utilizado posteriormente por regimientos tradicionalistas y requetés carlistas durante la Guerra Civil Española dentro del bando nacional.

Bandera Coronela del Regimiento de Infantería Badajoz

En alta mar, las banderas con las aspas de Borgoña han sido empleadas como torrotito y como pabellones de la Armada y de la Marina mercante.
También fue el "estandarte vicerreinal" en los vicerreinatos de Nueva España.
Durante la guerra de la independencia hispanoamericana, los patriotas ecuatorianos de la Primera Junta de Gobierno Autónoma de Quito usaron una bandera roja con la cruz de Borgoña pintada en blanco, para indicar su oposición a la monarquía española. Esta bandera es conocida como "bandera del diez de agosto de 1809".
Hoy en día muchas banderas americanas recuerdan en su diseño la Cruz de Borgoña y su pasado español, como por ejemplo la bandera del departamento de Chuquisaca en Bolivia, o las de los estados estadounidenses de Florida y Alabama.

File:Flag of Florida.svg
Bandera del Estado de Florida (E.E.U.U.)


Oración a San Andrés
Señor, que llamaste al apóstol san Andrés a dejar las redes a orillas del mar de Galilea para hacer de él un pescador de hombres, te pedimos por su intercesión que nos concedas ser fieles a la vocación apostólica que hemos recibido en nuestro bautismo. Por Jesucristo, Nuestro Señor. Amén

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada