SERVUS HISPANIARUM REGIS



sábado, 3 de noviembre de 2012

EL MARQUÉS DE LA FAYETTE

File:Miger - Marquis de La Fayette.JPG

Marie-Joseph Paul du Motier nació el 6 de septiembre de 1757, hijo de Michel Louis Christophe Roch Gilbert Paulette du Motier, marqués de Lafayette, coronel de Granaderos, y Marie Louise Jolie de La Rivière, en el castillo de Chavaniac-Lafayette, en el departamento actual del Alto Loira. Su nombre completo es poco usado; en lugar de ello, es conocido como Marqués de La Fayette, ortografía oficialmente reconocida en Francia, o simplemente La Fayette.
Un antepasado de La Fayette, Gilbert de La Fayette III, hombre de armas en el ejército de Juana de Arco en Orleans. Su bisabuelo fue el conde de La Rivière, teniente general en la Real Armada.
El padre de La Fayette, alcanzado por una bala de cañón, murió el 1 de agosto de 1759. La Fayette se convirtió en el señor de Chavaniac, pero las propiedades pasaron a su madre. La madre de La Fayette y su abuelo materno, marqués de La Rivière, murieron el 3 de abril y 24 de abril de 1770, respectivamente, dejando a La Fayette unos ingresos de 25.000 libras. Tras la muerte de un tío, La Fayette, que contaba por entonces con 13 años, heredó una suma anual de 120.000 libras. La Fayette fue criado por su abuela paterna, madame de Chavaniac, quien había adquirido el castillo para la familia con su dote. En la fortaleza se alojaban también las hijas de madame de Chavaniac, Madeleine de Motier, y Charlotte Guérin, Baronesa de Chavaniac.

Gilbert du Motier, marqués de La Fayette.

Lafayette fue enviado a París, ingresando en el Collège du Plessis, escuela para hijos de la aristocracia. Estudió artes militares en la Academia de Versalles y, el 9 de abril de 1771, fue nombrado "subteniente" en el cuerpo de los Mosqueteros. Se casó con Marie Adrienne Françoise de Noailles,  hija del acaudalado 5º Duque de Noailles. El 14 de marzo de 1774, Luis XV firmó el contrato matrimonial, y el enlace tuvo lugar el 11 de abril; el suegro de Lafayette le otorgó una dote de 400.000 libras, el rango de capitán, y el mando de una compañía en el Regimiento de Dragones de Noailles.
La Fayette ingresó en las filas del ejército real en 1772, con 19 años de edad, cuando las colonias inglesas de Norteamérica declaran su independencia.
En abril de 1777, haciendo frente a la prohibición del Rey, se embarcó hacia América y, tras diez meses, llega en Filadelfia, sede del gobierno insurgente.
Se incorporó no sin dificultad al ejército de los Estados Unidos con el grado de general mayor al mando de George Washington. Herido durante la Batalla de Brandywine, aún organizó una exitosa retirada. Sirvió también con distinción en la Batalla de Rhode Island.
Sus funciones militares se interrumpieron por un lapso de seis meses porque George Washington le encomendó la misión de negociar con el rey de Francia un aumento del contingente militar francés en los nacientes EEUU.

File:Washington and Lafayette at Mount Vernon, 1784 by Rossiter and Mignot, 1859.jpg
La Fayette y George Washington en Mount Vernon en 1784

De vuelta a los Estados Unidos en 1780 a bordo de la fragata Hermione, Washington lo nombra comandante de las tropas de Virginia. Participó en 1781 en la decisiva batalla de Yorktown, que condujo a la capitulación de Charles Cornwallis. Cabe señalar que en el sitio de esta ciudad y en el combate participaron –además de los ya mencionados– y en forma decisiva, las tropas oficialmente enviadas por Francia al mando del conde de Rochambeau.

Retorna a Francia en 1782, con el grado de Mariscal de Campo. En 1788, es convocado a la Asamblea de Notables para dar cuentas sobre la grave crisis financiera del país. La Fayette propone que se convoquen los Estados Generales de Francia, que reunían a los representantes de los tres estamentos tradicionales de la sociedad francesa –clero, nobleza y tercer estado–. Elegido diputado por el brazo nobiliario, se adhiere desde el comienzo a la causa revolucionaria.
Presenta en 1789 un borrador de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, y se le debe la inclusión del color blanco entre el azul y el rojo en la bandera nacional. Su prestigio como defensor de la libertad en la pasada guerra contra Gran Bretaña hizo que fuera nombrado comandante de la Guardia Nacional de París, y puesto al mando del ejército revolucionario del norte para detener el avance de las tropas austríacas y prusianas en territorio francés.

File:Lafayette, Marie Joseph Paul Yves Roch Gilbert Du Motier, marquis de.jpg
El Marqués de La Fayette en un grabado de 1863

Durante los primeros años de la Revolución el «héroe de los dos mundos» fue muy popular, al encarnar a la nobleza liberal y el brazo armado del nuevo régimen; pero tuvo también un papel de moderador, defendiendo el mantenimiento de la monarquía constitucional e impidiendo los ataques contra la familia real. En 1791 fue él quien trajo a París al rey, sorprendido en Varennes cuando intentaba huir de Francia. Junto con Jean Sylvain Bailly, funda el club des Feuillants.
Sin embargo, su prestigio se ve empañado por la matanza del Campo de Marte, en París, en la que se le acusa, de lo cual no hay certeza, de haber ordenado disparar sobre las masas de manifestantes. Al mismo tiempo, su actuación militar en la frontera del norte tiene poco éxito. Frente a la constante agitación popular y a la importancia creciente de los Jacobinos, La Fayette sugiere intervenir militarmente en París, lo que acaba por desacreditarlo del todo, tanto política como popularmente. En 1791, perseguido por los Jacobinos, trata de escapar a los Estados Unidos a través de Holanda. Es capturado por los austríacos y pasa cinco años en prisión, en muy duras condiciones de detención.
La Fayette vuelve a Francia gracias a la intercesión de Bonaparte que obtiene su liberación en 1797. Sin embargo, le prohíbe regresar a París por lo que La Fayette permanece retirado de la vida pública durante todo el Primer Imperio.

File:Lafayette statue, Mount Vernon Place, Baltimore, MD.jpg
Monumento ecuestre a La Fayette en Baltimore (EEUU)

Si bien La Fayette acogió favorablemente el regreso de los Borbones al trono de Francia en 1815, su abierta oposición al reinado de Luis XVIII marcará su regreso a la vida política. En 1818, es elegido diputado de la Asamblea Nacional donde se sienta con los diputados de la extrema izquierda, posición que mantuvo hasta su muerte.
En 1821,  se adhiere a la sociedad secreta de los carbonarios y está comprometido los años siguientes en una serie de conspiraciones. Apoya la instauración del Trienio Liberal en España, y denuncia públicamente en 1823 los acuerdos de la Santa Alianza que permiten el envío de tropas para restablecer a Fernando VII en el trono.
En 1824, el presidente James Monroe invita a La Fayette a los Estados Unidos como "invitado de la nación". Durante su viaje, visitaría los veinticuatro estados americanos entonces existentes. Por su contribución a la Revolución Americana, muchas ciudades y monumentos en Estados Unidos llevan su nombre. Fue la primera persona galardonada con la ciudadanía honorífica americana. Durante su viaje, envía una carta de felicitación a Simón Bolívar, que acababa de acceder a la presidencia de Bolivia.
Sus brillantes discursos en la Asamblea y su intensa actividad política en defensa de los derechos civiles y en contra del absolutismo creciente del rey Carlos X, le permiten recobrar el prestigio popular perdido años atrás.

La Fayette alrededor de 1825

Durante la Revolución de 1830, Lafayette declina el ofrecimiento para presidir una república, y propone a Luis Felipe de Orleans como rey de los franceses, esperando lograr una monarquía parlamentaria democrática.
El nuevo rey le nombra comandante de las Guardias Nacionales de todo el reino, pero suprime este cargo a los pocos meses por considerar como peligroso que un hombre gozando de tanta influencia política pudiera estar al mando de las tropas que controlaban París. Esta decisión contribuye a alejar el rey de los partidos democráticos de la Asamblea que hasta entonces le habían apoyado.

File:La Fayette et Louis-Philippe - 31 juillet 1830.jpg
La Fayette y Luis Felipe de Orleans en julio de 1830

La Fayette prosigue entonces con su labor parlamentaria, convirtiéndose en el principal jefe de la oposición. Luchará en contra de ciertos privilegios de la nobleza, en contra de los cargos hereditarios y en contra de la pena de muerte.
Después de la declaración de independencia de Bélgica en 1830, recomienda al Congreso nacional belga que se constituyan en república federativa. Cuando estalla la insurrección polaca, defiende la identidad nacional de Polonia.
La Fayette muere el 20 de mayo de 1834, a la edad de 77 años. Está enterrado en el Cementerio de Picpus en París, bajo tierra traída del campo de batalla de Bunker Hill, y enviada por el gobierno de los Estados Unidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada