SERVUS HISPANIARUM REGIS



sábado, 29 de junio de 2013

EL GENERAL TOMÁS MEJÍA

Compartió la hora de la muerte junto a Maximiliano I de México y al general Miramón. Esta es la biografía de un hombre que peleó y murió por lo que creía justo. Un bravo hijo de la gran nación mexicana.

Archivo: Tomas Mejia.jpg

El General Tomás Mejía nació el 17 de septiembre de 1820 en Tierra Blanca, Guanajuato; siendo hijo de Cristóbal Mejía, indio puro y de María Martina, mestiza. Casó en primeras nupcias con Carlota Durán en la localidad de Pinal de Amoles, Querétaro.
Inició sus servicios militares en 1841 en que se le extendió el despacho de alférez. Combatió los levantamientos indios del norte del país entre 1841 y 1844. Luchó contra los invasores estadounidenses en 1847 y participó en las batallas de Monterrey y La Angostura.  

Archivo: Batalla de Buena Vista Nebel.jpg
Escena de la Batalla de La Angostura

En junio de 1848 proclamó el Plan de Sierra Gorda, opuesto al de Ayutla. A finales de ese año se adhirió a la rebelión de Haro y Tamariz y tomó Querétaro en dos ocasiones. Durante la Guerra de los Tres Años ocupó el cargo de comandante general de Guanajuato y Querétaro. Por su actuación en los combates de Tacubaya, en los que el general Márquez derrotó a Santos Degollado, Mejía recibió el ascenso a General de División.
Tras la victoria liberal concentró a sus tropas en Sierra Gorda e inició acciones de guerrilla contra fuerzas gubernamentales y particulares. El 5 de junio de 1861 fue declarado fuera de la ley por el Congreso Federal Mexicano.
Al producirse la intervención francesa en México se decidió a colaborar con ésta (marzo de 1862). Se hizo con el control de Tamaulipas, estado que gobernó y dirigió militarmente entre 1864 y 1866.
De ideas conservadoras, sirvió con lealtad al Imperio de Maximiliano y sostuvo muchos combates en el norte del país contra las fuerzas juaristas. El 9 de agosto de 1866 capituló en Matamoros ante las fuerzas del Ejército republicano del Norte, marchando a San Luis Potosí donde se instaló.
El 20 de octubre de 1866 fue comisionado para formar una división de 10 000 hombres, destinada a recuperar las plazas de Saltillo, Monterrey y Matamoros, que estaban en poder de los republicanos. Mejía se encontraba en Querétaro a la llegada de Maximiliano y concurrió a todas las operaciones de la defensa de la plaza; siempre distinguiéndose por su arrojo y valor.
Archivo: Convento de la Cruz Querétaro.JPG
El histórico Convento de la Cruz en Querétaro
Foto: Adamcastforth
Comandante de la Caballería del Imperio, fue capturado tras la traicionera entrega de La Cruz y juzgado por un consejo de guerra.
Murió fusilado junto con el General Miguel Miramón y el Emperador Maximiliano I en el Cerro de las Campanas de Querétaro el 19 de junio de 1867.
Histórica imagen del primer monumento conmemorativo erigido en el Cerro de las Campanas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada