SERVUS HISPANIARUM REGIS



miércoles, 12 de junio de 2013

MAXIMILIANO I JOSÉ, PRIMER REY DE BAVIERA

Archivo: Bayern wappen.svg
Maximiliano I José nació en Schwetzingen, Sacro Imperio Romano Germánico, el 27 de mayo de 1756.
Era hijo del Conde Palatino Federico Miguel de Zweibrücken-Birkenfeld y de su esposa, la Condesa Palatina María Francisca de Sulzbach.
Fue cuidadosamente educado bajo la supervisión de su tío, el Duque Cristian IV de Zweibrücken. Recibió en 1776 el título de Conde de Rappolstein y entró en 1777 al servicio del ejército francés, ascendiendo rápidamente a coronel a del Corps d'Alsace. Entre 1782 y 1789 estuvo destinado en Estrasburgo, pero al inicio de la Revolución Francesa cambió sus servicios a Francia por Austria, tomando parte en las campañas de la Guerra de la Convención.
El 1 de abril de 1795 sucedió a su hermano, Carlos II, como Duque de Zweibrücken, y el 16 de febrero de 1799 fue nombrado Elector de Baviera,Conde Palatino del Rhin y Duque de Berg al extinguirse la línea Sulzbach con la muerte sin descendencia del elector Carlos Teodoro.
Sus simpatías por Francia y las ideas de la Ilustración caracterizaron su gobierno desde el principio. El Conde Maximiliano José de Montgelas se convirtió en secretario privado de Maximiliano José, teniendo una gran influencia sobre él, una influencia ilustrada y pro-francesa a la vez. Se fomentaron la agricultura y el comercio, se reformaron las leyes, se promulgó un nuevo código penal, las tasas y los impuestos se equilibraron sin tener en cuenta los tradicionales privilegios, mientras un gran número de casas religiosas fueron suprimidas y sus ingresos utilizados para la educación y otros propósitos. Cerró la Universidad de Ingolstadt en 1800, trasladándola a Landshut.
Archivo: Retrato del rey Maximiliano I José de Bavaria.jpg
Maximiliano I de Baviera
En política exterior, Maximiliano fue hasta 1813 el principal aliado alemán de Napoleón, cimentándose la relación con el matrimonio de la mayor de sus hijas con Eugenio de Beauharnais. Por ello fue recompensado en el Tratado de Presburgo de 1805, donde se determina que recibe el título real e importantes adquisiciones territoriales en Suabia y Franconia. Asumió el título de Rey de Baviera el 1 de enero de 1806. En marzo de ese mismo año cedió el Ducado de Berg a Napoleón.
El nuevo Rey de Baviera era el más importante de los príncipes que formaban la Confederación del Rhin y permaneció junto a Napoleón hasta la batalla de Leipzig, cuando se decidió a firmar el Tratado de Ried (1813) que garantizaba la integridad de su reino a cambio de abandonar al emperador francés y unirse a los aliados. A pesar de ello, por el primer Tratado de París (3 de junio de 1814) tuvo que devolver el Tirol a Austria como compensación por quedarse con el obispado de Wurzburgo
Archivo: MaxI.jpg
Maximiliano I de Baviera retratado hacia 1820 por el pintor Joseph Karl Stieler
Durante el Congreso de Viena, Maximiliano también tuvo que hacer otras concesiones a Austria, como la entrega de Salzburgo y los territorios del Inn y el Hausruck a cambio del Palatinado Occidental. El Rey luchó duro para garantizar la integridad de los territorios bávaros confirmados en Ried, pero lo más que pudo conseguir fue una garantía de Metternich en el asunto de la sucesión de Baden, empresa, por otra parte, destinada al fracaso.
Durante el Congreso de Viena y después del mismo, Maximiliano se opuso fuertemente a la reconstrucción de Alemania, algo que dañaría peligrosamente la independencia de Baviera, y fue su insistencia en el principio de soberanía que dejase reinar a los príncipes alemanes, que contribuyó poderosamente a la creación de la Confederación Germánica
En 1818 concedió a su pueblo una constitución liberal. Montgelas, que se había opuesto a esta concesión, había caído e desgracia en los años previos. Maximiliano firmó un año antes un concordato con Roma, por el que los poderes del clero, largamente discutidos durante la administracioón de Montgelas, fueron restaurados.
Archivo: 2374 - München - Max-Joseph-Platz.JPG
Escultura en bronce del monarca en la plaza que lleva su nombre, la Max Joseph Platz de Munich
Foto: Andrew Bossi
En su vida privada Maximiliano I era un hombre amable y sencillo. Le gustaba pasear por las calles de Munich como un ciudadano más y mantenía conversaciones con gente de todas las categorías sociales, saludando a todos con gran afecto.
Falleció en Munich el 13 de octubre de 1825, habiendo sido Rey de Baviera entre 1806 y 1825.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada